Latinoamérica se descuelga de la mejora en el empleo mundial

Mientras Estados Unidos acumula dos meses de descensos en la tasa y Europa logra una estabilización, la región llega a niveles récord. 

Venezuela

En contraposición, Latinoamérica puede llegar a registrar 41 millones de desempleados este año (frente a los 25 millones de enero), lo que se traduce en una tasa que puede llegar a 13%.

EFE

POR:
Portafolio
julio 06 de 2020 - 10:35 p.m.
2020-07-06

Mientras muchas de las economías avanzadas empiezan a presentar datos positivos de empleo al cierre del segundo trimestre, Latinoamérica mantiene una tendencia al alza hacia récords históricos que le hace descolgarse de la tendencia internacional en el tema.

(Distanciamiento social para evitar el coronavirus no es suficiente). 

Por ejemplo, Estados Unidos encadenó su segundo mes consecutivo de descensos: mientras que llegó a una tasa de desempleo de 14,7% en abril, esta bajó a 13,3% en mayo y a 11,1% según el dato de junio, confirmando así que inició una evolución de mejora pese a que se llegó a hablar que podría llegar a 20% en el año.

En Europa, el ente estadístico Eurostat anunció que en mayo el desempleo creció una décima frente a abril en la eurozona, hasta 7,4%, y en la UE hasta 6,7%, pero en términos interanuales, la caída es de 0,2% en ese mes. Incluso, apunta que España, uno de los países más golpeados en su mercado laboral, en ese mes se registró una baja de una décima frente a abril. En junio los datos nacionales apuntan a un alza de 0,1%, o 5.107 personas.

(Expertos esperan recuperación en 'motosierra' de la economía mundial). 


Incluso, Alejandro Werner, director del FMI para el Hemisferio Occidental, confirmó en una reciente entrevista con Portafolio que en términos de empleo, en las economías avanzadas ya se ven mejoras y no se llegará a los pronósticos negativos que se habían planteado.

En contraposición, Latinoamérica puede llegar a registrar 41 millones de desempleados este año (frente a los 25 millones de enero), lo que se traduce en una tasa que puede llegar a 13%. Mencionar que en toda la Unión Europea hay 14,36 millones en esta situación.

Entonces, ¿por qué en la región sigue creciendo el desempleo mientras que en otros países está cayendo? De acuerdo con Martha Elena Delgado, directora de Análisis Macroeconómico y Sectorial de Fedesarrollo, “hay dos grandes iniciativas que han podido tomar las economías avanzadas y las emergentes no. Una es el tamaño de los paquetes de ayuda para mantener empleos, la magnitud de los subsidios es mucho más alta, a lo que se une la formalidad, lo que hace que estos planes sean más efectivos. La otra es que ellos pudieron recuperar mucho más rápido la actividad, lo hicieron antes, están más abiertos y ya se ha normalizado. Esos países tienen una capacidad mayor para controlar la emergencia”.

(Ocho empresarios exponen sus ideas para salir de la crisis). 


En línea con lo mencionado, en Europa uno de cada cuatro trabajadores de los principales países, unos 45 millones, han mantenido sus empleos gracias a los acuerdos temporales. Además, más allá de las ayudas nacionales, la UE lanzó un fondo solo para pagar estos acuerdos valorado en 100.000 millones de euros.

Según Stefano Farné, director del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, la informalidad es la gran diferencia. “Estas actividades son difíciles de identificar y alcanzar, por lo que un 50% de los ocupados no recibieron ayudas para mantener su empleo. La otra razón son los recursos, en países como Dinamarca, Holanda, Inglaterra e Italia, entre otros, el Estado ha subsidiado entre un 75% y 95% los salarios”.

Y más allá de estos aspectos, Iván Daniel Jaramillo Jassir, del observatorio laboral de la Universidad del Rosario, apunta a los temas estructurales del países como Colombia. Temas como “la informalidad que alcanza el 66,3% y el 88% en lo rural, las brechas ocupacionales y salariales por género, la tasa de desempleo juvenil que normalmente duplica la nacional, las barreras para personas con discapacidad, entre otras”.

LENTA RECUPERACIÓN 


Como afirman los expertos, no solo el alto desempleo es una gran alerta para Latinoamérica, sino también que la recuperación será más lenta que en las economías avanzadas.

Según Delgado, “es más peligroso una tasa de desempleo del 20% en Colombia que en EE. UU. o Europa. Aquí, una vez que se desbarata el vínculo laboral, reconstruirlo tarda mucho más, por lo que el deterioro es mayor. El vínculo en las principales economías se ha logrado mantener, por lo que la recuperación tras la crisis será más rápida. En Colombia esperamos un promedio de desempleo de 18% para el año. En la crisis del 99 se tardó 10 años en volver al nivel previo”.

Farné también espera esa “lenta recuperación en Colombia”, y agrega que “el desempleo se demorará en bajar porque, entre otras, las empresas hoy despiden gente que no es la misma que van a necesitar cuando recuperarán nuevamente sus actividades”.

Por último, vale la pena recalcar que pese a los buenos comportamientos en algunas economías avanzadas, en el conjunto del mundo la situación sigue siendo negativa. Como apunta Jassir, “a nivel global se había estimado una pérdida de 305 millones de empleos, que desafortunadamente para el segundo trimestre alcanzó los 400 millones de puestos de trabajo”.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido