Lo más destacado de la polémica entrevista que Maduro censuró

Este domingo se reveló la entrevista realizada por el periodista Jorge Ramos, que fue prohibida por el régimen venezolano.

Entrevista de Jorge Ramos a Nicolás Maduro.

Entrevista de Jorge Ramos a Nicolás Maduro.

POR:
Portafolio
junio 03 de 2019 - 12:32 p.m.
2019-06-03

El periodista mexicano-estadounidense Jorge Ramos, del canal Univisión, publicó este domingo los 17 minutos de una entrevista que le hizo a Nicolás Maduro el pasado febrero en el Palacio de Miraflores, en Caracas, y que fue decomisada por el régimen venezolano. Ramos, quien compartió en su cuenta de Twitter el video completo, aseguró que consiguió las imágenes a través de fuentes confidenciales. "Aquí está la entrevista que @NicolasMaduro no quería que el mundo viera", dijo Ramos.

(El video que indignó a Maduro en entrevista con Jorge Ramos). 

El tono de la conversación incomodó a Maduro desde la primera pregunta: “Usted sabe, usted no es el presidente legítimo. Entonces, ¿cómo le llamo? Para ellos (la oposición) usted es un dictador”, le dijo Ramos a Maduro, quien contestó a la pregunta agitando una copia en miniatura de la Constitución venezolana: "Me tienes que llamar como dice la Constitución. Yo me llamo Nicolás, un solo nombre tengo: Nicolás Maduro Moros. Soy un obrero, un hombre sencillo, por voto popular he sido electo y reelecto presidente. Así que, bueno, ya te corresponde a ti cómo me quieras llamar”.

El líder chavista afirmó que lo que ha conseguido su gobierno en Venezuela ha sido a través del voto popular. “Somos una fuerza somos de verdad”, dijo. Pero cuando el periodista le recordó que más de 50 países en el mundo no lo reconocen como un presidente legítimo y que la oposición lo considera un usurpador, Maduro respondió: “Ellos (la oposición) tienen un problema de identidad grave porque ellos solo reconocen los resultados cuando hay victorias a favor de ellos. De 25 elecciones que se han hecho en el país, 23 las hemos ganado nosotros con voto”.

Maduro reafirmó que fue escogido por el expesidente Hugo Chávez para ser su reemplazo y que las elecciones del 2013 se realizaron con observación internacional y participación. Sin embargo, Ramos mencionó que la oposición catalogó ese proceso electoral como un fraude y que el líder opositor Henrique Capriles impugnó el resultado. Pero el gobernante se defendió diciendo que Capriles “nunca aportó un papel de alguna irregularidad”.

(Maduro llama 'basura' a presos políticos en entrevista con Univisión). 


A lo largo de la entrevista, Maduro parecía más incómodo y acusó en reiteradas ocasiones a Ramos de “tener una posición contra la revolución bolivariana”. “Eres un opositor de derecha, que vive en Estados Unidos, muy antirrevolucionario”, le dijo. “Soy un periodista que hace preguntas”, señaló Ramos por su parte.

Maduro dijo que la oposición en Venezuela “no tiene un proyecto democrático para el país”, pero el periodista le recordó que la misma oposición tampoco reconoció las presidenciales del 2018, y que esta señaló la jornada electoral fue adelantada de forma ilegítima, que el régimen inhabilitó a candidatos que le podían ganar como Capriles y Leopoldo López, que no permitió observación internacional, y que los votos fueron contados por un Consejo Nacional Electoral que él controla.

“Es como jugar un partido de fútbol sin contrincante, sin árbitro, y luego usted pone el marcador”, dijo Ramos. Pero Maduro, claramente molesto, afirmó que en EE. UU. se “ha levantado una ola” para llamar a una invasión a Venezuela.

“Yo quiero decir que esa es una equivocación, que ese es un inmenso error (...) Tenemos que buscar los caminos para atender los problemas sociales, económicos, políticos, nacionales que tenemos. No es una invasión, no es un tutelaje, no es la intervención de un gobierno nefasto como el de Donald Trump”, dijo Maduro, que catalogó como una “farsa” el interés de EE. UU. por Venezuela.

Cuando Ramos preguntó por los asesinatos que le achacan al régimen de Venezuela, Maduro dijo que era muy grave que lo “acusaran de asesinatos”. El periodista recordó que fue Hugo Carvajal, exjefe de Inteligencia venezolano, el que señaló al régimen de las muertes de jóvenes que protestaron en su contra.

Maduro dijo que en Venezuela existe un Estado de Derecho. “Nadie puede acusar de manera indebida a nadie. Y nadie puede acusarme a mí de delitos que jamás he cometido”, afirmó Maduro al agregar que los muertos del 2014, 2017, 2019 se han aclarado en juicios como el de López, quien fue condenado a 13 años y nueve meses de cárcel. López está ahora en la residencia del embajador de España en Caracas, después de que miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) lo dejaron en libertad el pasado 30 de abril.

Cuando Ramos insistió en la responsabilidad de Maduro en las muertes de manifestantes y presentó datos de las víctimas, él le contestó: “Si fueras venezolano, tendrías que enfrentarte con la justicia porque tú estás haciendo afirmaciones falsas de casos que están juzgados”, afirmó. “Tus acusaciones con sucias”, puntualizó.

Maduro también negó que en el país existan presos políticos, señaló que las personas que están siendo juzgadas es porque han cometido delitos, y recordó que la exfiscal Luisa Ortega fue quien juzgó al opositor López. De este último afirmó que no ha tenido “ningún tipo de liderazgo” que pueda “amenazar el poder político en Venezuela”.

En el momento en que Ramos le presentó una lista con los nombres de 400 de los 989 presos políticos que se han contabilizado en el país, Maduro catalogó el documento como “basurita” y le dijo al periodista: “Vienes a provocarme. Te vas a tragar tu provocación. Te vas a tragar con Coca-Cola tu provocación”.

El líder chavista señaló que Venezuela ha sido víctima de ataques, ante los cuales ha “actuado la justicia venezolana”. Asimismo, negó los casos de tortura y desestimó los datos que ha presentado la organización Human Righst Watch, al tiempo que atacó a Ramos. “Yo te felicito porque eres un provocador profesional, pero a mí no me vas a sacar de mis casillas”, afirmó Maduro.

Cuando el periodista le pidió a Maduro explicar por qué han salido del país 3,4 millones de venezolanos, la inflación de un millón por ciento al año, las muertes en los hospitales, y la gente que come de los camiones de basura, el mandatario se molestó más y empezó a hablar de la situación en EE. UU. e instigar a Ramos “por los 40 millones de pobres” en ese país.

Y como se supo desde hace tres meses -cuando Ramos y su equipo fueron deportados a EE. UU. después de que se les decomisó el material-, al final de la entrevista, el comunicador intentó preguntar sobre las fallas de la revolución bolivariana y mostrarle un video al líder chavista sobre los venezolanos que comen de la basura. Pero un Maduro exaltado y sudando se levantó de la mesa y le dijo: “Esta entrevista no tiene ningún sentido ni para ti ni para mí. Yo creo que es mejor suspenderla”.

Internacional

Siga bajando para encontrar más contenido