Mercados buscan cerrar el 2019 menos agitados

En un tercer trimestre marcado por la volatilidad, que fue positivo para Wall Street, el petróleo registró la mayor turbulencia del año.

Wall Street

Seguimos dependiendo de las noticias del mundo, pero si algo no cambia, el nerviosismo seguirá siendo
el mayor factor. 

EFE.

POR:
Portafolio
septiembre 30 de 2019 - 09:22 p.m.
2019-09-30

Los mercados internacionales abren este martes el último trimestre del año después de dejar atrás un periodo marcado por la alta volatilidad tanto en las plazas accionarias y de divisas, como en los commodities.

La continuación de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, así como problemas geopolíticos entre los que están el Brexit, la tensión en Oriente Medio o la incertidumbre en Argentina, han sido los aspectos clave que han generado la agitación.

“Los últimos tres meses se destacaron por la incertidumbre, sobre todo por la agudización de la tensión comercial, las dudas con lo que hará la Fed y la probabilidad de un Brexit caótico. Quizá el aspecto que más mostró la volatilidad es la salida de flujos de inversión de países emergentes. Para el cierre de 2019 seguimos dependiendo de estos acontecimientos, pero si algo no cambia, el nerviosismo continuará siendo el común denominador”, explica Daniel Velandia, director de estudios económicos de Credicorp Capital.

Así, el renovado optimismo de que EE. UU. y China alcancen un acuerdo comercial pronto, podría generar una reducción en la volatilidad en el fin de año.

El mercado que ha presentado un mayor golpe ha sido el del petróleo, pues el Brent ha tenido un descenso en los últimos tres meses de 8,7%, su mayor pérdida trimestral del año. Este lunes, la referencia tuvo una baja de 1,83%, a US$60,78 el barril por el restablecimiento del suministro de Arabia Saudí.

Pero más allá del promedio trimestral, los precios en el Brent han pasado de cotizar en US$70, a estar por debajo de US$57, lo que muestra la turbulencia.

Por el contrario, en acciones fue un buen periodo para Wall Street, pues índices como el S&P500 terminaron con un nuevo repunte y, de nuevo, cerca de sus máximos históricos. Recordar que estos indicadores registraron las mayores pérdidas diarias de todo el año en agosto. El Dow Jones subió 8,44% en este lapso.

A nivel global, el repunte del oro es otro de los aspectos que muestra la volatilidad, pues este está considerado como el activo refugio ante la posibilidad de una crisis. La cotización del metal subió casi 11% en estos tres últimos meses.

Por último, Latinoamérica ha tenido su propio episodio de turbulencia, el cual estuvo protagonizado por la crisis de Argentina y la incertidumbre electoral. Sumado al repunte del dólar frente al peso del país y las medidas que tuvo que adoptar el Gobierno de Mauricio Macri, el índice Merval de la bolsa registra un retroceso de 13,9%. 

Siga bajando para encontrar más contenido