No habría sido uno, sino dos los 'chapitos' capturados y liberados

Así lo reveló un ex jefe de la DEA en Estados Unidos.

Culiacán

Imágenes de tráileres incendiados y hombres fuertemente armados que circulaban en camiones de carga inundaron las redes sociales

Reuters

POR:
Portafolio
octubre 23 de 2019 - 10:33 a.m.
2019-10-23

El Gobierno de México no está diciendo toda la verdad sobre el intento fallido de capturar al hijo del narcotraficante más famoso del mundo, según un ex jefe de operaciones internacionales de la Administración Estadounidense de Cumplimiento de las Leyes sobre las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Lea: (Vea los videos de las balaceras entre narcos y autoridades en Culiacán)

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador no ha revelado que, al intentar detener a Ovidio Guzmán López, las fuerzas de seguridad atraparon a otro hijo de Joaquín 'El Chapo' Guzmán, dijo Mike Vigil, ex cargo de la DEA, en una entrevista.

Lea: (López Obrador reconoce que el narcotráfico sometió al Estado)

Iban Archivaldo Guzmán Salazar también había sido detenido y liberado cuando hombres armados se impusieron a la policía, dijo Vigil, citando información sin contrastar, que recibió de altas fuentes policiales de México.

El 'New York Times' también había informado inicialmente que Iban Archivaldo también había sido capturado y liberado, citando a personas que solicitaron permanecer en el anonimato.

Vigil dijo que hay numerosos factores que apuntan al hecho de que él estaba allí y que también lo liberaron y añadió que nunca lo admitirán porque han estado mintiendo desde el principio.

Vigil no reveló las fuentes de sus afirmaciones, que no pudieron ser corroboradas de forma independiente. Agregó que las autoridades han estado engañando al público al minimizar el alcance de planificación de la operación.

La oficina de prensa del presidente de México no pudo decir si Iban Archivaldo había sido capturado, pero rechazó firmemente la afirmación de Vigil de que se engañó al público sobre el arresto fallido.

Jesús Cantú, jefe de información de la oficina de prensa del presidente, dijo que ha habido una transparencia inusual, no solo para México sino también para los estándares internacionales. Añadió que el propio presidente dijo que testificaría ante las autoridades si consideraban que había hecho algo ilegal.

López Obrador, conocido como AMLO, está teniendo dificultades para convencer al público de que su Gobierno dio el paso correcto al liberar a Guzmán López después de que hombres armados comenzaran a atacar a civiles en un intento por liberarlo en la ciudad norteña de Culiacán, Sinaloa.

Se dice que Guzmán López se hizo cargo de algunas de las actividades criminales después de que su padre fue sentenciado a cadena perpetua en una prisión estadounidense.

Inicialmente, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana de México, Alfonso Durazo, dijo que las tropas habían tropezado con Guzmán López casualmente. Posteriormente, cargos del Gobierno aclararon que era parte de una operación planificada. Más recientemente, los cargos indicaron que el arresto fue aprobado por cargos policiales de bajo nivel y puede que los secretarios del gabinete no hubiesen tenido conocimiento del asunto. El presidente y Durazo han hablado de "errores" con respecto a la operación, pero se han distanciado de ella. AMLO, como se conoce al presidente, dijo el martes que no estaba informado sobre la operación para la captura de Guzmán López.

También confirmó que había una orden de extradición para el presunto traficante y cuestionó el hecho de que el secretario de Defensa estuviese al corriente de la operación. Jesús Ramírez, portavoz del presidente y, al igual que Cantú, miembro de la oficina de prensa de AMLO, dijo a 'Bloomberg News' el lunes que México intentó detener a Guzmán López a pedido de la DEA para su extradición.

La DEA rehusó hacer comentarios y la Embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México dirigió sus consultas a la oficina de prensa de la Casa Blanca, que no respondió a una solicitud de comentarios.

Vigil cuestionó por qué las autoridades se centrarían en la extradición de Guzmán López cuando los otros hijos del Chapo son mucho más activos en el Cartel de Sinaloa, en el pasado dirigido por su padre. "Jesús Alfredo e Iban Archivaldo son mucho más importantes que Ovidio", dijo. "Desde el principio, México comenzó a distorsionar la verdad para ganar tiempo y poder llegar a una historia de negación plausible".


Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido