'No va a pasar nada positivo en Medio Oriente durante años'

El experto Borzou Daragahi, explica que los ocho años de la guerra civil de Siria han provocado que más de la mitad de la población sea desplazada.

Siria

Los años de guerra en Siria han dejado una gran cantidad de ciudades totalmente devastadas, en las que las personas que quedan tratan de sobrevivir.

Reuters

POR:
Portafolio
noviembre 18 de 2018 - 08:00 p.m.
2018-11-18

En marzo se cumplieron ocho años desde que inició la guerra de Siria, un conflicto que todavía presenta tal volatilidad que hace posible tanto una victoria del régimen de Bashar al-Asad, como que su territorio se convierta en un campo de batalla entre las principales potencias mundiales.

Es por esto que, ocurra lo uno o lo otro, el panorama no es optimista. De hecho, Borzou Daragahi, investigador del Think Tank Atlantic Council de Washigton para Oriente Medio y corresponsal de The Independent para esta zona, cree que la región tiene todo lo necesario para provocar un desastre apocalíptico aún mayor.

(Lea: Venezuela: un fin como el de Nicaragua, Cuba o Siria

Tras ocho años de guerra, ¿cuál es la situación?

Se puede decir que Bashar al-Asad está al borde de lograr una victoria con la ayuda de Rusia e Irán. Pero el país está prácticamente devastado, una gran parte del territorio está destruido y, pese a eso, todavía hay muchas preguntas sin resolver como por ejemplo qué va a pasar con el control de las partes del noreste del país o qué pasará con la zona en el noroeste que está bajo control de Turquía. Además, todavía hay milicias rebeldes en el sur y también grandes cuestiones sobre qué se podrá hacer con los refugiados. Al-Asad está cerca de ganar, pero es una victoria con un costo terrible.

(Lea: ¿El presidente Donald Trump cruzó la línea de la traición?

¿Qué cree que pasará finalmente en Idlib?

Precisamente Idlib es una de las últimas cuestiones sin respuesta, pues parece que todavía puede haber una ofensiva pendiente a pesar de que Rusia y Turquía alcanzaron un acuerdo hace unas semanas y el régimen sirio parece seguir la corriente de este.

El asunto es que una hipotética toma de Idlib demanda mucho poder y generaría un gran número de pérdidas en ambos lados. Además, las milicias iraníes que han apoyado a Siria parece que no van a participar en este tipo de operaciones. De momento sigue el acuerdo, pero es un factor que no se puede ignorar.

(Lea: ¿Qué está sucediendo en Medio Oriente?

¿Cuáles son las cifras que se manejan hoy en día?

Se dice que hay tres millones de personas que viven en Idlib ahora mismo, aunque realmente esa cifra podría ser superior o inferior. Pero si hablamos de bajas o de refugiados totales por el conflicto, es imposible saber cuántas muertes se han producido porque la ONU dejó de contar ese número en 2015 diciendo que no tienen suficientes fuentes confiables para hacerlo.

Lo que está claro es que más de la mitad del país ha sido desplazada y millones de ellos han tenido que salir a otras zonas del mundo, principalmente a Turquía, Líbano o Jordania, aunque también a Europa.

¿Cómo es la vida de la población en el país?

La vida para los civiles en Siria es una pesadilla diaria; la calidad de vida se ha deteriorado dramáticamente y las familias se han roto, prácticamente no hay ninguna que no haya sido afectada por el conflicto. Sin duda este es un cataclismo histórico para el país y el mundo, y va a tomar demasiado tiempo para ellos recuperarse. Y, de hecho, en muchos casos no lo lograrán. Aquí hay muchas historias de supervivencia de gente que ha tenido que dejar todo atrás, que han perdido a todos los miembros de su familia y de que sus únicas posesiones son las que llevan puestas.

Eso sí, también es importante señalar que hay algunas partes del país a las que la guerra no ha tocado, aunque su calidad de vida también ha empeorado, pues la moneda colapsó y la gente vive en un momento de incertidumbre diaria.

¿Hay manera de saber el costo de la guerra?

Se han producido muchos intentos de cuantificar el costo de la guerra, pero ese trabajo es más arte que ciencia. Pero el impacto es tan fuerte que ocho años de guerra van a hacer necesarios al menos 20 o 30 para recuperar algo de la infraestructura y la economía.

¿Cuáles pueden ser los mayores riesgos ahora?

Creería que el principal riesgo es que Siria se pueda convertir en un campo de batalla entre las principales potencias militares de la región y del mundo, que están peleando muy fuerte por ganar influencia y poder dentro del país, lo que genera una situación muy volátil. Hoy en día se ve a Israel disparando contra Irán, a Turquía atacando a los kurdos, a Estados Unidos combatiendo al Estado Islámico y bloqueando a Irán. En definitiva, todas estas dinámicas peligrosas desarrollándose en un territorio tan pequeño podrían generar una escalada aún mayor del conflicto, o incluso de otros nuevos.

¿Ve luz al final del túnel?

Hay mucha gente que sí está viendo esa luz al final del túnel, pero desde mi punto de vista, una victoria del régimen sirio sería un final muy oscuro. Fue al-Asad el instigador del conflicto, fue él quien decidió responder a las protestas pacíficas con metralletas y quien hizo un esfuerzo determinante para que el alzamiento civil contra la dictadura se convirtiera en una guerra civil. Y fue él quien se negó a implementar ningún tipo de reforma o de solucionar el problema durante los 10 años que estuvo en el poder, por lo que su victoria no se podría considerar una luz al final del túnel.

¿Medio Oriente puede ser un campo de batalla legal para las potencias?

Me he vuelto muy pesimista en cuanto al futuro de Medio Oriente; creo que hay una confluencia de crecientes autocracias y nacionalismos, y un empeoramiento del medio ambiente, del agua o de la agricultura, y todo eso es el caldo de cultivo perfecto para un desastre apocalíptico que irá cada vez a más. No veo que vaya a pasar nada positivo en esta parte del mundo durante los próximos años.

¿Cómo va la lucha contra el Estado Islámico?

Ciertamente el Estado Islámico en la actualidad ya está mucho más débil que antes, pero no está vencido. Es cierto que ha perdido grandes partes de su territorio, pero sigue controlando otras y siguen teniendo presencia en el centro de Irak y en muchas comunidades en el este de Siria, por lo que creo que son un riesgo geopolítico mucho menor que antes, pero continúan siendo una amenaza muy importante a tener en cuenta.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido