Norteamérica pacta un nuevo TLCAN con más restricciones

Los expertos aseguran que países como Colombia deberían buscar oportunidades en los sectores más afectados por el acuerdo.

TLCAN

Este acuerdo será el referente para próximas negociaciones. Eso sí, no necesariamente Colombia está en los primeros puestos.

Reuters

POR:
Portafolio
octubre 01 de 2018 - 10:04 p.m.
2018-10-01

Después de más de 13 meses de negociación, Estados Unidos, Canadá y México llegaron a un acuerdo para salvar el Tlcan, un pacto que los expertos aseguran que ofrece aspectos positivos para los tres países, pero que se vuelve más restrictivo en el comercio de varios sectores, un aspecto que incluso podría ser positivo para Colombia.

Aunque el nuevo pacto, (USMCA, por su sigla en inglés) todavía tiene que ser ratificado en los Congresos de los miembros, se espera que salga adelante y, así, logre salvar la zona de libre comercio de Norteamérica, que cuenta con 24 años de antigüedad y abarca productos por US$1,2 billones.

(Lea: Canadá y EE.UU. acuerdan cambiar el TLCAN)

“Es el acuerdo comercial más importante de la historia de EE. UU.”, celebraba Donald Trump ayer tras la firma del acuerdo que, en su día, calificó como el “peor de la historia”.

En cuanto al análisis del nuevo acuerdo, los expertos destacan tanto aspectos positivos, como negativos. “Es un buen acuerdo con cambios que son más de detalles que de grandes aspectos, aunque es menos liberal que el Tlcan o el nuevo TPP” explica Robert Wolfe, profesor emérito de la Universidad de Queen’s, en Kingston, Canadá.

En este sentido, en cuanto a los aspectos negativos, Gary Hufbauer, experto en comercio del Peterson Institute for International Economics, asegura que hay “condiciones más restrictivas para el comercio de automóviles, así como para textiles y prendas de vestir. Y hay que destacar que no hay ningún acuerdo de compras gubernamentales con Canadá (sí con México) y ningún arbitraje de determinaciones de derechos antidumping y compensatorios con México”.

(Lea: Estados Unidos y México llegan a acuerdo en TLC

Por el otro lado, Gilles LeVasseur, profesor de derecho y negocios de la Universidad de Ottawa, resalta como aspectos positivos que hay “procedimientos más simplificados para resolver disputas, además de que permite que paneles independientes las resuelvan. También, el mercado lácteo está abierto a la competencia al eliminar normas clave y existe un acuerdo de rescisión”.

Hufbauer también apunta como logros las “nuevas reglas sobre las empresas estatales y el comercio digital; disposiciones más estrictas sobre protección laboral y ambiental; nuevas reglas sobre la manipulación de divisas y un umbral más alto para que los envíos de bajo valor estén exentos de aranceles”, aseguró.

(Lea: Trump quiere negociaciones separadas del TLCAN

Pero quizá lo más importante, como agrega el experto del Peterson Institute for International Economics es que “elimina mucha incertidumbre el intercambio en América del Norte”.

MODELO DE NEGOCIACIÓN

Pero más allá del impacto que tenga en esa región, muchos apuntan a que se va a convertir en un modelo para las negociaciones de EE. UU. con el resto de países. “El contenido es un muy buen punto de partida en cualquier negociación, pero el estilo de cómo se negoció esto es una lección para los demás”, apunta LeVasseur.

Y, precisamente, este podría ser el caso para Colombia. De acuerdo con Javier Díaz, presidente de Analdex, “lo renegociado con México será el referente para las próximas negociaciones. Eso sí, no necesariamente Colombia está en los primeros puestos para esa renegociación”.

En este sentido, Brasil sí podría estarlo, pues Trump aprovechó ayer el anuncio para asegurar que trata injustamente a las empresas estadounidenses. “Es una belleza. Nos cobran lo que quieren. Es un privilegio para China, es un privilegio para la Unión Europea, es un privilegio para Japón comerciar con nosotros”.

Aun así, los expertos también aseguran que, de forma directa, el pacto podría generar oportunidades para Colombia. Díaz resalta que “hay que aprovechar los espacios que se abren en el mercado de los EE. UU.”

Mientras tanto, Diego Guevara, profesor de economía de la Universidad Nacional, pone de manifiesto que “el hecho de que haya más restricciones en Estados Unidos, lo que afecta a México y Canadá, se puede pensar que países como Colombia pueden convertirse en proveedores de varios de estos productos y que surjan oportunidades, sobre todo en algunos sectores como los hidrocarburos, así como en materias primas”.

OTROS PROCESOS

Aunque Estados Unidos ha logrado cerrar su acuerdo para sustituir el TLCAN, el país aún tiene varios frentes de negociación abiertos.

En estos momentos, el proceso con China, que se encuentra estancado, y con la Unión Europea, que se tradujo en un acuerdo sin aplicar, son los más importantes, pero no es el único que ejecuta el Gobierno de Donald Trump.

La semana pasada el mandatario aseguró que iniciarán un proceso de negociación con Japón, país que en la actualidad tiene el tercer superávit más alto con EE. UU. y que en las últimas semanas ha sido señalado en diversas ocasiones como la posible próxima víctima de la guerra comercial.

Trump aseguró ayer que India también quiere iniciar un proceso de negociación comercial.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido