¿Cuál es la situación de Ecuador ante el coronavirus?

El país vecino ha sido protagonista de fotos de videos que han mostrado un drama de incluso cadáveres en las calles.

Coronavirus - Ecuador

La fotografía muestra un féretro con un fallecido que deberá ser recogido por las autoridades para ser enterrado en Guayaquil (Ecuador).

EFE

POR:
Portafolio
abril 05 de 2020 - 11:36 a.m.
2020-04-05

Una gran parte del debate en Colombia sobre cómo está la situación de la pandemia del coronavirus en el resto de países de América Latina, se ha centrado en Venezuela, por su situación económica, política y social, y en Brasil, por ser la nación con más casos confirmados. No obstante, es otro vecino el que está viviendo una situación extrema en este momento: Ecuador.

El país ahora mismo se ubica como el segundo en América Latina en número de contagios, pues superó hace días los 3.300, solo por detrás de Brasil, que también sobrepasó los 9.000. Pero es especialmente la ciudad de Guayaquil y a región de Guayas la que explica esta situación, pues contaba con más de 2.500 de estos contagios, lo que supone más del 71% del total.

De hecho, las cifras actuales muestran que Guayaquil tiene la tasa de mortalidad por el coronavirus más alta de todas las ciudades de la región, con 1,35 fallecidos por cada 100.000 habitantes, superior a la que registra Sao Paulo, que está en torno a 0,92.

Precisamente, la ciudad de Guayaquil ha sido protagonista durante los últimos días por fotos y videos que han mostrado cadáveres en bolsas, ataúdes en las casas y los testimonios de que, durante días, varios fallecidos no han sido recogidos. Por supuesto, se comprobó que muchos de esos documentos eran falsos, al tiempo que el Gobierno apuntó que no se han dado incineraciones en las calles, como se dijo en redes sociales.

Pero gran parte de la situación es verdad. La alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri, dijo el jueves: “el escenario es realmente dantesco, hay cadáveres en las casas, en las veredas, en las esquinas. La morgue está totalmente colapsada por la cantidad de víctimas mortales”. Tanto así que el Gobierno de Lenín Moreno tuvo que crear un grupo especial del ejército para que se encargara de esta tarea, lo cual hizo a lo largo de la semana.

Muchas de las preguntas han ido encaminadas a explicar ¿por qué Guayaquil? Las razones han sido varias, como la mayor relación de esta ciudad con personas que viven en España, pero, sobre todo, por la desobediencia a las medidas. Como apunta Ramiro Crespo, del banco de inversiones Analytica Securities, “El Gobierno reaccionó no tan rápidamente como sí lo hizo Salvador, pero sí temprano en comparación a otros países.

Lamentablemente, en Guayaquil hubo menos cumplimiento de las normas. Se pensaba que gracias al calor el impacto sería menor y la gente hizo menos caso. También, coincidió con la época de vacaciones, que tiene un calendario distinto. E incluso en las primeras semanas no se cancelaron eventos sociales como matrimonios y demás. "La policía tuvo que interrumpir muchos de ellos”.

Otro de los aspectos que muestran la realidad del país es que, aunque sí se han tomado medidas para impulsar el distanciamiento social y prevenir los contagios, han sido de alguna forma mucho más laxas de las que han adoptado otros países, incluido Colombia.

Como apunta Crespo, “las principales medidas han sido el toque de queda, limitar gente en las calles, obligar que la gente esté con máscaras y protección. También, según la cédula, las personas pueden ir a los centros comerciales, donde tienen que hacer fila separados sobre una alfombra con agua y cloro”.

Pero lo cierto es que el país no ha implementado una cuarentena como sí han hecho muchos otros. Sin ir más lejos, el toque de queda es de 2 de la tarde a 5 de la mañana, por lo que el resto del día sí existe la posibilidad de tránsito por las calles.

Pero más allá de estas medidas, otro de los problemas que ha enfrentado Ecuador es el problema del desabastecimiento. De acuerdo con Crespo, “uno de los principales problemas ha sido la falta de medicamentos y dispositivos médicos y mascarillas. Una de las noticias más sonadas de estos días fue que el Gobierno de Correa gastó mucho dinero en hospitales y equipos, pero estos centros están sobredimensionados y mal provistos, y muchos de estos equipos ni se han instalado. Hay imágenes de respiradores sin desempacar, abandonados”.

IMPACTO ECONÓMICO

Como ocurre en el resto de países, el tema económico es la otra gran preocupación de Ecuador, pues se espera que el impacto sea elevado. Fernando Casado, profesor de la Universidad Técnica de Manabí, en Ecuador, apunta que “las pérdidas son difíciles de cuantificar, pero si miramos los principales rubros, todos se han visto gravemente afectados. Por ejemplo, con el petróleo, que es el principal producto de exportación por los réditos que le deja al país, el hecho de que el precio esté en mínimos es un fuerte golpe. También la menor exportación de otros productos como flores, y el pilar del turismo, que está frenado, las islas Galápagos están vacías. Es decir, la situación se puede considerar de catastrófica, y si mientras el crecimiento en 2019 fue de 0%, la caída este año podría ser incluso de dos dígitos”.

Es más, un informe reciente de Citigroup apunta que Ecuador tiene en estos momentos un 55% de probabilidad de entrar en impago, lo que le coloca en una situación similar a la de Argentina.

Crespo, en este punto, agrega que “el golpe en la actividad va a ser bien fuerte. Por supuesto habrá decrecimiento, un déficit fiscal más alto y habrá que ver cómo lidiar con la deuda externa y los organismos internacionales como el FMI. Eso sin olvidar los préstamos que hizo China al país”.

Otra de las consecuencias está siendo el incremento de despidos. “Según Casado, “pese a que se decretó una inamovilidad laboral, hay una gran cantidad de personas despedidas de los trabajos”.

A esto se suma la incidencia de la informalidad y la ausencia de ayudas a los más necesitados. En este sentido, el profesor de la Universidad Técnica de Manabí dice que hay una gran falta de previsión. “En primer lugar, porque no se está dilatando el pago de intereses de la deuda, lo que hace que no se estén poniendo todos los recursos en esta crisis, a pesar de que Ecuador es un país con problemas de liquidez. Otro problema es que no existe un plan de choque de ayuda para las personas más humildes, que no tienen una alternativa a salir a la calle a tratar de vender, a pesar del toque de queda. Hay que recordar que más de 1,5 millones de personas están en la pobreza extrema, 6 millones en pobreza y la informalidad es de más de 50%. La llamada al keynesianismo que se ha visto en otros países, no ha llegado aquí”.

De forma paralela a todo esto, cabe decir que ambos gobiernos, el de Ecuador y el de Colombia, han coordinado operativos conjuntos para tener un mayor control en los pasos ilegales entre los dos países y, así, tratar de frenar los posibles contagios por esa vía.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido