Exportaciones agrícolas globales, a buen ritmo

La crisis económica hizo bajar los precios de los alimentos, lo que afectó a productores.

Neopanamax

Las exportaciones agrícolas y alimentarias aumentaron un 2,5% durante el primer trimestre del año en comparación con el mismo período en 2019.

POR:
Portafolio
agosto 30 de 2020 - 06:57 p.m.
2020-08-30

Si bien el comercio general de mercancías se redujo drásticamente en el primer semestre de 2020, las exportaciones agrícolas y alimentarias aumentaron un 2,5% durante el primer trimestre del año en comparación con el mismo período en 2019, con un alza adicional en marzo y abril.

Lea: (¿Qué tanta inmunidad para el coronavirus se ha creado en Colombia?)

Así lo señala el último informe de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que revela que la crisis ha ejercido una mayor presión a la baja sobre los precios de los alimentos y, por tanto, sobre los ingresos de los productores.

Lea: (El nuevo entorno laboral tras el covid-19)

Además, mientras que las existencias mundiales de alimentos y los niveles de producción de los productos básicos más consumidos (arroz, trigo y maíz) se encuentran en o cerca de máximos históricos, el impacto de la pandemia de la covid-19 en el empleo y los ingresos ha elevado el número de personas con hambre en todo el mundo.

Lea: (Gobierno Nacional otorgará préstamo a Avianca)

El documento señala que si bien actualmente no hay ninguna razón por la cual la actual crisis de salud deba convertirse en una alimentaria, las interrupciones en las cadenas de suministro de alimentos constituyen un riesgo, y es probable que las decisiones de política comercial de los gobiernos determinen cómo evoluciona la situación.

PUNTOS CLAVES

El brote de covid-19 y su rápida propagación tomó por sorpresa a muchos gobiernos y productores agrícolas, lo que provocó respuestas políticas inmediatas por parte de los miembros de la OMC. Se esperaba que muchas de las medidas iniciales tuvieran un impacto negativo en el sector. No obstante, la agricultura, de hecho, ha mostrado resiliencia, con un desempeño comercial que ha tenido mejores resultados que otros sectores.

Los flujos comerciales agrícolas variaron significativamente, debido en particular a un cambio repentino en los patrones de consumo provocado por las medidas implementadas.

Las medidas iniciales centradas en garantizar la disponibilidad inmediata de alimentos han sido seguidas por una segunda fase de políticas que buscan reparar cadenas de suministro y ayudar a los productores agrícolas a hacer frente a la situación de ‘nueva normalidad’.

Si bien muchos gobiernos han relajado gradualmente las medidas de bloqueo, eliminado varias restricciones a la exportación e introducido medidas de apoyo interno para apoyar al sector agrícola, la pandemia continúa propagándose y se prevé que continúe influyendo en la demanda y la oferta de productos agrícolas.

El comercio agrícola ha sido más resistente que el general. Esto refleja la naturaleza esencial de los alimentos y su inelasticidad relativa a los ingresos y la demanda, así como el hecho de que la mayor parte del comercio agrícola (principalmente cereales y semillas oleaginosas) tiene lugar en envíos marinos a granel que no han sido objeto de trastornos.

Este panorama oculta el hecho de que la demanda de ciertos productos agrícolas (no alimenticios como pieles, lana y flores) se redujo drásticamente, mientras que aumentó para otros (por ejemplo, alimentos básicos, frutas y verduras), lo que refleja una compra inicial de pánico y mayor consumo en el hogar.

Cabe decir que en abril de 2020, las exportaciones también cayeron para varios alimentos, en particular los de mayor valor, (frescos, lácteos y carne), que dependen más de las ventas a restaurantes, escuelas y el sector turístico que a los hogares. Los productos perecederos de alto valor transportados vía aérea se vieron afectados por el repentino cierre del tráfico de pasajeros, que disminuyó la capacidad de carga y elevó los costos.

Los impactos han variado por regiones. Asia vio caer sus exportaciones agrícolas en marzo de 2020, seguida de Europa y América del Norte en abril. Pero algunas regiones han experimentado un aumento de las exportaciones en comparación con el mismo período en 2019, con los mayores avances en América del Sur, impulsados por la demanda asiática de las exportaciones de productos como soya, azúcar y carne.

Aunque en junio se registró el primer aumento de precios mundiales de los alimentos desde inicios de 2020, se espera que los precios se mantengan en niveles bajos en medio de la recesión económica.

Según estimaciones recientes del Programa Mundial de Alimentos, 270 millones de personas podrían padecer inseguridad alimentaria aguda para fines de 2020, lo que representa un aumento del 82% desde antes de la pandemia.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido