Ofensiva de Johnson para salir del bloqueo del Brexit

El primer ministro británico señaló que "prefiere estar muerto en una zanja" que pedir otro aplazamiento.

Boris Johnson

Boris Johnson amenaza con elecciones antes de disputa por el Brexit.

REUTERS

POR:
AFP
septiembre 05 de 2019 - 01:05 p.m.
2019-09-05

El primer ministro británico, Boris Johnson, lanzó este jueves una ofensiva para lograr las elecciones anticipadas que el parlamento le denegó la víspera. Y tras verse empujado por los diputados a pedir un nuevo aplazamiento del Brexit aseguró: "prefiero estar muerto".

(Lea: El Parlamento se hace con el control del Brexit)

Un día después de que la Cámara de los Comunes rechazara organizar comicios anticipados el 15 de octubre, su gobierno anunció que organizará una nueva votación el lunes. Será una moción del mismo tipo, precisó desde Downing Street, o sea que también requerirá el apoyo de dos tercios de los diputados.

(Lea: Éxodo masivo de empresas del Reino Unido por el Brexit)

Pero pondrá a la oposición ante la disyuntiva de volver a rechazar unos comicios que llevan mucho tiempo prometiendo a sus votantes. "No quiero elecciones, pero francamente no veo otra manera", afirmó Johnson. "Es el único camino a seguir para nuestro país: tenemos que resolver este asunto de la UE, tenemos que salir de la UE el 31 de octubre".

(Lea: Reina Isabel II aprobó suspender el Parlamento hasta el 14 de octubre)

"Prefiero estar muerto en una zanja" que pedir otro aplazamiento, aseguró en un evento en una academia de policía en Yorkshire, el norte económicamente desfavorecido y mayoritariamente probrexit de Inglaterra. Una joven recluta que estaba a su lado pareció desvanecerse durante el discurso.


DIMITE EL HERMANO DE BORIS

Johnson necesita que los votantes le den un nuevo mandato tras las humillantes derrotas que le infligió el parlamento. La Cámara de los Comunes aprobó el miércoles una ley que obliga al gobierno a solicitar una nueva prórroga del Brexit, hasta el 31 de enero, si al 19 de octubre no tiene un acuerdo aceptable con Bruselas o la luz verde del parlamento para una salida brutal.

El jefe de gobierno recibió además el jueves un golpe personal: su hermano menor, Jo Johnson, anunció que dejaba el ejecutivo y el parlamento por la "tensión irresoluble" entre su "lealtad familiar" y "el interés nacional".

Decidido por referéndum en 2016, el Brexit debía tener lugar en marzo pero ante el reiterado rechazo del parlamento al acuerdo negociado por Theresa May fue retrasado hasta finales de octubre. Johnson llegó al poder en julio prometiendo que sacaría al país de la Unión Europea, con o sin acuerdo.

Y se niega a pedir una nueva prórroga. En su lugar, quiere convocar legislativas ya, tras perder el martes la mayoría parlamentaria por la rebelión de 21 de sus diputados. Y para convencer a la oposición de acordárselas se comprometió a no bloquear la nueva ley sobre el aplazamiento en la cámara alta, donde debe ser aprobada el viernes.

"El problema es que en este momento no podemos confiar en que Boris Johnson cumpla con cualquier compromiso", aseguró a la BBC el laborista John McDonnell.

“NO HAY NEGOCIACIONES REALES”

Además, el opositor Partido Laborista podría preferir unas elecciones tras el 31 de octubre, en lugar del día 15. La fecha no es baladí.

El Consejo Europeo se reúne los días 17 y 18 de octubre y los laboristas no quieren que el conservador pueda llegar a Bruselas reforzado: si obtiene una flamante mayoría absoluta, Johnson aún podría obtener la aprobación parlamentaria a un Brexit sin acuerdo.

Además, unas elecciones tardías aventajarían a la oposición, dado que el conservador debería presentarse habiendo incumplido su gran promesa de abandonar la UE. El primer ministro defiende que es posible alcanzar un nuevo acuerdo con los 27 antes de finales de octubre, pero estos se declaran pesimistas. "No hay negociaciones reales en Bruselas", afirmó el eurodiputado ecologista Philippe Lamberts tras una reunión el miércoles con el negociador jefe europeo, Michel Barnier.

Lanzando aparentemente la campaña electoral, el ministro de Finanzas, Sajid Javid, defendió el ambicioso presupuesto presentado la víspera, que prevé un aumento de 13.800 millones de libras en el gasto público, especialmente en educación y sanidad, los grandes temas defendidos por la oposición laborista.

"Se centra en las prioridades de la gente", afirmó a la BBC. Mientras tanto, la batalla continúa en los tribunales: un juez de Londres examinó este jueves una demanda contra la decisión de Johnson de cerrar el parlamento entre la semana próxima y el 14 de octubre.

Su decisión debería conocerse el viernes. Johnson recibió el jueves en Londres al vicepresidentes estadounidense Mike Pence, quien le aseguró que su país está "listo, dispuesto y capacitado para negociar inmediatamente un acuerdo de libre comercio con el Reino Unido" tras el Brexit.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido