Operación Lava Jato sufre nuevos golpes en Brasil

La Corte Suprema definirá el alcance de un recurso que obligaría a revisar decenas de condenas. La de Lula da Silva estaría entre ellas.

Sergio Moro

Lava Jato se encuentra bajo presión principalmente por la posible imparcialidad de su juez, Sergio Moro.

Reuters

POR:
Portafolio
octubre 02 de 2019 - 10:01 p.m.
2019-10-02

La famosa operación anticorrupción de Brasil, conocida como Lava Jato, no pasa hoy en día por su mejor momento y este miércoles sufrió dos nuevos golpe, que aunque no haría peligrar por completo el proceso, sí que suma más cuestionamientos a sus acciones.

(La operación Lava Jato, en jaque). 

Sumado al escándalo que se desató por la supuesta injerencia e imparcialidad del entonces juez de la operación y hoy ministro de Justicia, Sergio Moro, este miércoles  arrestaron a 12 fiscales sospechosos de recibir sobornos de los acusados, uno de ellos miembro del equipo especial de investigación de la Lava Jato.

Pero el golpe más fuerte lo recibió desde la Corte Suprema de Brasil, pues los magistrados aprobaron una medida, con siete votos a favor y cuatro en contra, que establece un precedente que podría generar la anulación de diversas sentencias de algunos acusados y beneficiarles en sus procesos debido a irregularidades en los juicios.

De hecho, entre las condenas que podrían verse beneficiadas con esta medida se encuentra una de las del expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

Como explica Pedro Ivo Gricoli Iokoi, profesor de la Universidad Ibmec y doctor en derecho procesal de la Universidad de Sao Paulo, Lava Jato no está en riesgo porque la mayoría de los procesos, realmente, no estuvieron contaminados.

“El fallo refuerza los preceptos constitucionales que garantizan una defensa amplia y el derecho a la contradicción. En este caso, el problema es que resulta que en algunos el derecho a la contradicción de los denunciantes estaba incorrectamente garantizado y, en tales casos, existe el riesgo de nulidad de los procedimientos hasta los interrogatorios”.

Y, como agrega el académico, “no es posible aceptar que un nuevo instrumento, como la colaboración premiada (cuando a un acusado le ofrecen beneficios a cambio de cooperación) genere mayores oportunidades de enjuiciamiento sin un sistema de controles y equilibrios que garantice la igualdad de oportunidades para la defensa. Si el delatado está obligado a hablar al mismo tiempo que los denunciantes, esto va en detrimento de la dialéctica procesal, porque no podrá contraatacar los argumentos de quien se alió con la fiscalía”.

Aunque ayer se realizó la votación a favor, la Corte Suprema de Brasil pospuso para hoy definir exactamente en qué casos se aplicará esta regla, con el objetivo de evitar un gran número de pedidos por parte de los condenados.

Según la información de AFP, tal como afirmó el presidente de la Corte, Dias Toffoli, se propone conceder el beneficio cuando se demuestre el perjuicio que causó al condenado el orden de los alegatos finales y en casos en los que la defensa haya cuestionado el proceder de los alegatos finales ante el juez de primera instancia.

Los mismos magistrados aseguraron que dependiendo de los límites que imponga el tribunal, su decisión podría derivar en “la anulación de 32 sentencias que implican a 143 de los 162 condenados”.

Siga bajando para encontrar más contenido