‘Pdvsa todavía es un buen negocio
para el Gobierno’

Transparencia Venezuela dice que Maduro sigue aprovechando la corrupción, pese a las sanciones. 

PDVSA

Según Transparencia Venezuela, la corrupción en el interior de Pdvsa sigue siendo un buen negocio para el régimen de Nicolás Maduro y sus allegados. 

Bloomberg

POR:
Portafolio
abril 29 de 2019 - 07:54 p.m.
2019-04-29

Aunque la producción petrolera de Venezuela esté en caída libre y sus ingresos se hayan mermado fuertemente, la corrupción en el interior de Pdvsa sigue siendo un buen negocio para el régimen de Nicolás Maduro y sus allegados, según afirma Transparencia Venezuela.

(Estados Unidos anuncia sanciones contra PDVSA). 

De acuerdo con su directora ejecutiva, Mercedes de Freitas, “da igual que la producción esté por el piso, todavía es negocio para el Gobierno. No vemos que ante las necesidades se esté priorizando dinero hacia estos gastos, pues sigue siendo una caja negra y lo poco que se informa no se ajusta a la realidad”.

Aunque se desconocen las cifras oficiales, la compañía estatal petrolera pasó de bombear más de 2 millones de barriles diarios, hasta 732.0000 barriles diarios, según los datos facilitados por la Opep a marzo de este año, lo que supone un gran recorte de los ingresos públicos de Maduro.

Pero, más allá del petróleo, que es la principal fuente de ingresos del Gobierno de Maduro, de Freitas asegura que han identificado principalmente dos áreas en las que la corrupción se sigue desarrollando de manera destacada, “el negocio del oro, coltán y diamante, y el de los alimentos”, apunta.

Como explica la funcionaria, “el Gobierno hace las compras a través de firmas públicas, y lo que encontramos son una gran cantidad de sobre precios y alimentos de mala calidad. Por ejemplo, examinamos todas las importaciones desde México, y las diferencias de precios no cuadran. Y por supuesto esto, junto con el oro, se hace a través de triangulaciones, con transacciones a través de países como Turquía u otros de Oriente Medio, usando otras empresas para facturar y barcos con distintas banderas”.

(PDVSA: una empresa sumida en el caos y la desesperación). 


Sumado a esto, la directora de Transparencia Venezuela puso de relieve la serie de activos que el autoproclamado presidente, Juan Guaidó, ha logrado controlar. “Una de las acciones más importantes es la toma de estos activos, hasta el punto de que Maduro prácticamente controla todo hacia el interior del país, y Guaidó hacia fuera. Hay empresas, como Monómeros Colombo Venezolanos, que es una gran compañía y que ya está bajo control de Guaidó”.

Esta, en palabras de Mercedes de Freitas, es uno de los principales mecanismos de presión. “El control de estos activos le hace mucho daño, porque el Gobierno necesita todo el dinero que pueda recaudar. Esto es porque, entre otras cosas, mantener la estructura de fidelidad cuesta mucho dinero”, apuntó.

Además, esto no solo aplica hacia el interior del país. “Lo cierto es que Rusia y China también quieren que les paguen. Por eso hay un doble mensaje, uno de apoyo a Venezuela, pero otro en el que están presionando para exigir los pagos. Y precisamente por eso la oposición está mandando mensajes a China para tratar de convencerlos, al menos para lograr una neutralidad por su parte”, dijo.

Por último, según Transparencia Venezuela, la electricidad fue otro de los focos de corrupción durante la última década, pues los apagones actuales son resultado de un sistema que a causa de las malas prácticas y falta de mantenimiento, acabó colapsando.

Siga bajando para encontrar más contenido