close
close

Internacional

Petroleras de América Latina, entre la transición y el auge energético

La guerra en Ucrania le permitió a las firmas mejorar sus beneficios y en otros casos también la producción.

Transición energética

Transición energética.

iStock

POR:
Roberto Casas Lugo
agosto 15 de 2022 - 09:00 p. m.
2022-08-15

La guerra e invasión de Rusia a Ucrania hacia principios del año fue el campanazo para que, una vez más, se volteara a ver a América Latina como un proveedor clave de energéticos, por su relativa seguridad y alta disposición de materia prima.

(El camino para transitar hacia energías limpias, según Vanti). 

Todo ese potencial, a pesar de que las dificultades que arrastran las mayores energéticas de la región son por escándalos de corrupción, falta de inversión, injerencia de gobiernos y elevados endeudamientos en los años recientes.

“El denominador común que se presenta en alguna de ellas es la corrupción. Petrobras estuvo involucrada, en México y en Venezuela también (...) En general, las energéticas estatales son eficientes y cumplidoras de las normas”, dijo Jorge Zajía, ingeniero de petróleos y editor de la revista Petroleum.

En las semanas recientes un caso de corrupción salpicó a Petroecuador, ya que su gerente general, Ítalo Cedeño, fue removido del cargo luego de confesar que recibía “sugerencias” de su esposa para ocupar cargos públicos en la empresa estatal.

A pesar de ello, la región ofrece una fuente constante de proveeduría, sobre todo por el hecho de que posee una de las reservas más importantes de crudo en el mundo, impulsadas por Venezuela y Brasil. De acuerdo con el reporte anual de BP para 2021, el país vecino cuenta con las mayores reservas no solo de la región, si no del mundo, por el orden de los 303,8 mil millones barriles de petróleo, mientras Brasil posee 11,9 mil millones.

Un liderazgo del país vecino que se conserva a pesar de la época reciente de Pdvsa, involucrada en escándalos de corrupción y falta de mantenimiento e inversión que han llevado a la producción venezolana a pasar de los 3 millones de barriles por día a un margen entre los 700.000-800.000 en la actualidad.

(Por qué los minerales son importantes en la transición energética). 

Sin embargo, el liderazgo de Venezuela no estaría consolidado ya que, de acuerdo con el economista Hermes Pérez, la consultora Rystad Energy solo contabiliza las reservas económicamente rentables, por lo cual caería a 27 mil millones de barriles de crudo, de acuerdo con información de El Tiempo.

De esta forma, el gigante amazónico de Brasil liderara la lista de reservas en el continente sudamericano con 71 mil millones de barriles recuperables, es decir, 10 veces el volumen de las reservas probadas.

LOS RESULTADOS FINANCIEROS 

Al igual que sus similares por todo el mundo, las energéticas de América Latina se anotaron un primer semestre de ganancias récord, impulsadas por los altos precios del crudo provenientes de la guerra.

Así, con estos resultados las empresas de la región mantienen la racha del 2021, tras la disminución en los registros por efectos de la pandemia de la covid-19.

Las mayores ganancias semestrales del 2022 en la región las reportó la brasileña Petrobras, con US$19.164,9 millones, casi un 125% más que en el mismo período de 2021. Este registro se logró a pesar de la caída del 2% en el período, anotando una producción promedio de 2,72 millones de barriles por día.

La segunda mayor ganancia la reportó la mexicana Pemex, la cual obtuvo beneficios por el orden de los US$12.703 millones en el primer semestre, un dato positivo frente a las pérdidas de US$1.150 millones frente al mismo período de 2021. La producción de crudo promediada de la estatal mexicana fue de 1,75 millones de barriles en esta primera mitad del año 2022.

Por su parte, la argentina YPF ganó US$1.046 millones en el primer semestre, que contrasta con los US$517 millones en pérdidas que reportó en el mismo período de 2021. Entre tanto, la producción de crudo creció 16% en el primer trimestre.

LA TRANSICIÓN 

Las compañías energéticas de América Latina, y las del mundo también, están en una etapa de alta importancia para el futuro de sus operaciones, en las que ya planean o ejecutan acciones de transición energética, apoyadas por los recursos que están obteniendo en este momento de las actividades convencionales.

(Ordenada y gradual, así será la ruta de la transición energética). 

“Esta transición la vamos a financiar con la producción de gas y petróleo. A medida que vayamos desarrollando recursos de hidrocarburos vamos a ir profundizando esta transición”, lo señaló Pablo González, el presidente de la argentina YPF en una entrevista para El Cronista.

Para Amylkar Acosta, exministro de Minas y Energía, “la clave para encarar con éxito los retos de la transición energética por parte de Latinoamérica está en la integración regional, lo que le permitirá convertirse en un hub con gran potencial exportador de energías limpias, siendo el hidrógeno verde el más prometedor”. El exfuncionario Recordó que la región ya ha avanzado en esta dirección y cuenta con un 22% en preparación, según Siemens Energy y la consultora Roland Berger.

TRANSICIÓN EN LA ECONOMÍA 

Una de las dificultades que tiene la región en el reto de la transición energética es la transformación de su matriz económica, la cual es dependiente de las exportaciones de los hidrocarburos, como en los casos de Perú, Colombia y Venezuela, por mencionar algunos.

“Esta transición debe ir acompañada de una estrategia de transformación productiva para diversificar su economía, la cual se ha reprimarizado en las últimas dos décadas. Ello, sin perder de vista que, por lo pronto, la actividad extractiva constituye la principal fuente de recursos para financiar la transición”, dijo Acosta.

ROBERTO CASAS LUGO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido