close
close

Internacional

PIB anual de Estados Unidos creció 2% en tercer trimestre

La ralentización se debe al auge de la variante delta y a los problemas de suministros.

Joe Biden, presidente de EE. UU.

Joe Biden, presidente de EE. UU.

EFE

POR:
Portafolio
octubre 28 de 2021 - 11:00 p. m.
2021-10-28

El crecimiento del producto interno bruto de Estados Unidos se desaceleró, pues su crecimiento para el tercer trimestre fue de solo 0,5%, respecto al 1,6% de los tres meses anteriores.

En cuanto al desempeño anualizado, el país registra una ralentización en su economía con un aumento del 2% frente al 6,7% anual del trimestre anterior.

(Repunte en EE. UU. no evita cifras negativas). 

Su PIB se vio afectado por la propagación de la variante delta y el regreso a las restricciones de movilidad. “Un repunte de los casos de covid-19 trajo nuevas restricciones y retrasos en la reapertura de establecimientos (comerciales) en algunas regiones del país”, detalló el Departamento de Comercio en un comunicado publicado este jueves.

Otra causa fueron los problemas de suministro que sufren varios sectores desde hace meses por las dificultades mundiales de aprovisionamiento, que provocan retrasos de entregas y escasez.

Esto ocasiona que restaurantes reduzcan sus horarios de apertura y las fábricas de autos no funcionen en su máxima capacidad por falta de insumos. Así como algunos juguetes en Navidad no llegarían a las estantería a tiempo. Esto sumado a la fuerte demanda por parte de consumidores estadounidenses que podría incrementar los precios.

(El optimismo por el crecimiento del PIB de EE. UU. empieza a ceder). 

Para el Departamento de Comercio, esta desaceleración también fue ocasionada por el colapso de más del 26% en las compras de productos manufacturados de alto precio durante julio y septiembre.

Este impacto se vio compensado, según este organismo, por el crecimiento del 7,9% en los gastos por servicios, sin embargo, este aumento no se compara con el alza registrada de este sector en el trimestre previo.

El informe publicado por la Oficina de Análisis Económico (BEA, en sus siglas en inglés), también dio a conocer que esta disminución en el PIB obedeció a que el Gobierno redujo la asistencia en forma de préstamos a las empresas y también las subvenciones a los gobiernos locales, así como los beneficios o alivios sociales para las familias.

Este frenazo es mayor al esperado. Los analistas preveían 2,4% en 12 meses. “Esta débil progresión demuestra que la economía estadounidense todavía no se recupera del todo”, destacó Gregory Daco, economista de Oxford Economics.

Frente a este panorama desalentador, la BEA destacó un aspecto positivo, que fue la disminución de la inflación en el periodo julio- septiembre.

Este indicador, medido por el índice de precios de gastos de consumo personal, retrocedió frente al 2020 al registrar un amento de 5,3%, a diferencia del segundo trimestre del año pasado en el que la inflación fue de 6,5%. “Si se excluyen los volátiles precios de los alimentos y la energía, que se dispararon en medio de una creciente demanda y cuellos de botella de la oferta, el PCE cayó al 4,5%”. 

AFP Y EFE

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido