close
close

Internacional

Por qué los ecuatorianos están gastando sus dólares en Nariño

La depreciación del peso aumenta la llegada de ciudadanos del vecino país. Actores gremiales respaldan el impulso dado a su reactivación.

los ecuatorianos están gastando sus dólares en Nariño

los ecuatorianos están gastando sus dólares en Nariño

EL TIEMPO

POR:
Roberto Casas Lugo
agosto 02 de 2022 - 11:47 p. m.
2022-08-02

Alejadas de las grandes capitales, las actividades comerciales de las zonas fronterizas tienen sus propias dinámicas basadas muchas veces en factores históricos y, otras tantas, en aspectos exógenos.

(Así son los billetes de 1 dólar que se venden por US$150 mil).

Uno de esos puede ser las condiciones macroeconómicas de algunas de las partes. Un ejemplo claro, la ola de colombianos visitando Venezuela para adquirir productos en épocas de la hiperinflación.

Ese fenómeno ahora se vuelve a vivir, pero en el extremo sur del país. La devaluación del peso colombiano a lo largo del año ha hecho -más atractiva- la llegada de turistas ecuatorianos al departamento de Nariño quienes emplean dólares para hacerse con productos o servicios en las principales ciudades como Ipiales o Pasto.

Es importante precisar que actualmente Ecuador se encuentra dolarizada y que el peso colombiano se ha devaluado en un 6,65% en lo corrido de este año desde enero al 1 de agosto, por las presiones tanto externas como internas.

“En este momento los ecuatorianos buscan el mercado colombiano. La primera ciudad que ellos encuentran es Ipiales y ya se encuentran en búsqueda de seguir hacia el centro donde pueden encontrar a una ciudad como Pasto, donde encuentran mayor portafolio en productos y servicios”, señaló a Portafolio, Damián Ibarra, director del Departamento de Competitividad y Cooperación de la Cámara de Comercio de Pasto.

Esta llegada masiva de ecuatorianos a territorio colombiano, según la prensa local, ha tenido un repunte desde la última semana de junio cuando se levantó el paro de indígenas en el país vecino y coincidió con las más recientes semanas de revalorización del dólar en Colombia.

(Inversión extranjera directa en Bogotá creció un 78 % en 2021).


En la actualidad, de acuerdo con la Cámara de Comercio de Pasto cerca de 10.000 ciudadanos ecuatorianos cruzan la frontera para consumir productos y servicios colombianos. Un dato que puede llegar hasta los 30.000 nacionales del vecino país en días festivos o inclusive fines de semana.

Vale la pena destacar que, un ciudadano ecuatoriano no requiere realizar trámite migratorio para ingresar al departamento de Nariño, toda vez que este se encuentra en una zona de integración fronteriza (ZIF), lo cual sí deberá realizar si desea salir de los límites de la entidad.

Asimismo, en la actualidad tanto Pasto como Ipiales cuentan con sistema de ‘pico y placa’ para el ingreso de vehículos, lo cual ha sido rechazado por las autoridades económicas, quienes señalan que esto puede retrasar la apuesta por la llegada del turista ecuatoriano.

¿Cómo es el ecuatoriano?

El cliente proveniente de Ecuador, dice Ibarra, “viene en búsqueda de buen producto y de un buen precio”.

Entre las tendencias de compra que maneja el visitante ecuatoriano están el turismo de salud, de naturaleza y el gastronómico. Además, en cuanto a los productos, Ibarra sostiene que muchos de ellos buscan elementos de la canasta básica y productos asociados al lujo como pueden ser un electrodomésticos.

Aunque calcular un ticket promedio en esta circunstancias es una tarea cuesta arriba, debido a los factores que influyen en a lo largo del proceso, desde Fenalco seccional Nariño señalaron que en promedio una familia ecuatoriana puede gastar US$1.000 en las tiendas.

El empresariado nariñense

El empresariado ve en el Ecuador una oportunidad de reactivación, luego del impacto que ocasionó el cierre de la frontera luego de la pandemia de la covid-19, de la cual aún no se han recuperado del todo.

“Nosotros estamos dependiendo ahora de ese, digamos, nicho de mercado. Al ver que la frontera se abre el empresario ve una oportunidad para crecer, para reactivarse (...) La gran mayoría de empresarios ven a los ecuatorianos como un motor de reactivación”, dijo Ibarra.

Una oportunidad binacional

Desde el año 2020 las autoridades binacionales fronterizas, así como sus respectivos actores económicos, adelantan acciones para hacer del eje Ecuador-Colombia un canal de beneficio mutuo, más allá de la actual dinámica favorable a Nariño. “Vemos en el mercado ecuatoriano una oportunidad de reactivación económica. Pero esto también nos impulsa a preparanos para aumentar nuestra competitividad (...) Queremos que el beneficio sea mutuo”, mencionó Ibarra.

ROBERTO CASAS LUGO
PORTAFOLIO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido