Día oscuro para el 'oro negro'

El barril de crudo cayó con fuerza en sus dos referencias en los mercados de Londres y Nueva York.

Petróleo producción

El valor del barril ha caído en cerca de 20 por ciento en lo que va de noviembre y atraviesa por una racha de siete semanas de pérdidas.

Reuters

POR:
Portafolio
noviembre 23 de 2018 - 08:06 a.m.
2018-11-23

Los precios del petróleo se derrumbaron este viernes a su menor nivel en un año, pese a las señales de que la Opep se apresta a recortar su producción el próximo mes para evitar un superávit global.

Los suministros globales de crudo, impulsados por Estados Unidos, están aumentando rápidamente por encima de la demanda y se espera que la Organización de Países Exportadores de Petróleo empiece a recortar el bombeo tras su reunión del 6 de diciembre a fin de impedir una acumulación de inventarios, tal como sucedió en 2015.

Pero las acciones de la Opep no han logrado apuntalar al mercado. El valor del barril ha caído más de 25% en lo que va de noviembre y atraviesa por una racha de siete semanas de pérdidas.

El precio del barril de petróleo Brent para entrega en enero terminó hoy en el mercado de futuros de Londres en 58,08 dólares, un 5,95% menos que al finalizar la sesión anterior, su nivel más bajo desde noviembre de 2017.

El WTI en Nueva York concluyó la jornada en el International Exchange Futures con un descenso de 4,44 dólares (-7,70%) respecto a la última negociación, cerrando a 50.42 dólares. 

El precio del Brent cayó por el aumento del suministro de gas de esquisto por parte de Estados Unidos, así como por el empuje de las exportaciones de crudo de Arabia Saudí y Rusia, según los analistas. Además, los expertos apuntaron que ese descenso también se debe al hecho de que Estados Unidos haya levantado las sanciones a varios países europeos por comprar petróleo a Irán.

"Es razonable comparar el actual panorama económico de suministro y demanda con el de hace cuatro años. Después de todo, fue en noviembre y diciembre del 2014 cuando los precios cayeron más o menos al mismo nivel del que estamos ahora", declaró Tamas Varga, estratega de PVM Oil Associates.

La volatilidad se ha incrementado a su mayor nivel desde fines del 2016, ya que los inversores se apresuran a buscar activos de refugio ante la posibilidad de nuevos declives en el precio del barril.

Los suministros mundiales de petróleo han aumentado este año. La Agencia Internacional de Energía (AIE) espera que el bombeo de países que no pertenecen a la Opep suba en 2,3 millones de barriles por día (bpd), lo que marcó una revisión al alza en su proyección de hace seis meses de un ascenso de 1,8 millones de bpd.

En tanto, está previsto que el próximo año la demanda mundial crezca a un ritmo de 1,3 millones de bpd, en comparación con la estimación anterior de un aumento de 1,5 millones de bpd.

Siga bajando para encontrar más contenido