close
close

Internacional

Precio del gas, el protagonista de violentas protestas en Kazajistán

A raíz del aumento, el país, considerado uno muy tranquilo de Asia central, vive días difíciles.

Kazajistán

Residencia presidencial de Kazajistán después de ser incendiada.

AFP

POR:
AFP
enero 06 de 2022 - 10:11 p. m.
2022-01-06

Los habitantes de Almaty no salían, este jueves 6 de enero de 2022, de su consternación ante el paisaje de carros calcinados, edificios en ruinas y casquillos de bala esparcidos por las calles de la principal ciudad de Kazajistán, un país poco habituado a esos estallidos de violencia.

(Vea: ¿Se vacunó o no se vacuno? Caso Djokovic se definiría el próximo lunes).

Una decena de civiles han muerto y cerca de 1.000 resultaron heridos en las protestas originadas por un aumento de los precios del gas, lo que sumió a esta ex república soviética de Asia central en una de las peores crisis de su corta historia como nación independiente.

Los manifestantes atacaron e incendiaron varios edificios administrativos, incluyendo el ayuntamiento y la residencia presidencial.

Saule, una trabajadora de la construcción, de 58 años y quien participó en las movilizaciones, afirmó que quedó consternada cuando las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra los manifestantes.

(Vea: El bitcoin cayó a su nivel más bajo desde el desplome de diciembre).

"Vimos muertos", contó. "De pronto, mataron a diez personas", agregó, aún pasmada por la escena.

En la noche del miércoles 5, las redes sociales se llenaron de videos en los que se oyen gritos y ráfagas de armas automáticas y se ve a personas huyendo, después de que las autoridades lanzaran una operación que calificaron como "antiterrorista".

Según fuentes oficiales citadas por agencias rusas y medios de prensa, al menos 18 miembros de las fuerzas de seguridad murieron y 748 resultaron heridos en los disturbios en todo el país y "decenas" de manifestantes perecieron y más de mil resultaron heridos.

(Vea: Fed prevé aumentos de tasas en EE. UU. 'más pronto' de lo esperado).

Dos miembros de las fuerzas de seguridad fueron "decapitados", según los informes.

Kazajistán

Según reportes, una decena de civiles han muerto en las protestas y 18 miembros de las fuerzas de seguridad también.

AFP

INDIGNACIÓN FRENTE A LA CORRUPCIÓN

Kazajistán, un país rico en recursos naturales, era considerado como uno de los más estables de Asia central.

Desde 1989 hasta 2019, estuvo bajo la férula del presidente Nursultán Nazarbáyevm, quien entregó hace dos años el poder a Kassym Jomart Tokayev, considerado como su fiel discípulo.

(Vea: Aumento de casos de ómicron podría crear variantes más peligrosas).

Pese que el actual presidente prometió reformas, el país ha visto pocos cambios desde su llegada al poder.

Los manifestantes interrogados por la agencia 'AFP' explicaron que la indignación se gestó durante mucho tiempo y en los últimos días en las protestas se escucharon consignas como "¡Fuera el viejo!", en referencia a Nazarbáyev, de 81 años.

Este tipo de manifestaciones era inconcebible hasta hace poco.

Los críticos del expresidente lo acusan de haber gestado una corrupción generalizada y de enriquecerse y favorecer a su familia, que tiene ostentosas residencias en el extranjero.

(Vea: La ‘ofensiva’ del presidente de Francia contra quienes no se vacunan).

"Nuestro Kazajistán fue trasformado en una empresa privada de Nazarbáyev", se quejó Saule, la trabajadora de la construcción.

Para intentar aplacar a los manifestantes, el presidente cambió a su gabinete, limitó el alza de los precios del gas y luego recurrió a la fuerza, pidiendo un despliegue de tropas lideradas por Rusia.

El Gobierno también instauró el estado de emergencia y un toque de queda nocturno, pero este jueves los habitantes de Almaty deambulaban por la plaza del ayuntamiento, pese a que se escuchaban ráfagas de tiros.

Todavía salía humo de varios edificios, en medio de carros calcinados y de comercios saqueados, entre ellos una tienda de armas de caza, que según los transeúntes fue desvalijada por manifestantes que querían enfrentar a la policía.

Muchos habitantes de Almaty ahora temen una forma de autoritarismo más duro.

"Teníamos una seudolibertad", dijo Sultan, de 29 años. "Pero ahora, incluso, eso se terminó", agregó.

AFP

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido