Rebajan la previsión de crecimiento de Brasil

La cifra fue disminuida desde 3,1 % hasta 2,7 %, por el pobre desempeño de la economía en el primer trimestre del año. Continúan las protestas sociales.

A dos semanas de haber comenzado, las protestas se han tornado más violentas en el gigante suramericano.

Agencias

A dos semanas de haber comenzado, las protestas se han tornado más violentas en el gigante suramericano.

POR:
junio 28 de 2013 - 02:53 a.m.
2013-06-28

El Banco Central brasileño redujo desde 3,1 por ciento hasta 2,7 por ciento su previsión para el crecimiento de Brasil este año y elevó desde 5,7 por ciento hasta 6,0 por ciento la proyección para la inflación en el 2013.

Las nuevas previsiones constan del Informe Trimestral de Inflación divulgado ayer por el organismo emisor y revisan a la baja las que habían sido anunciadas en abril.

La previsión para el crecimiento de Brasil viene cayendo desde el mes pasado, cuando el Gobierno divulgó que la economía del país solo creció 0,6 por ciento en el primer trimestre del año, por debajo de las expectativas tanto de los analistas como del Gobierno.

El propio ministro de Hacienda, Guido Mantega, admitió entonces que el Gobierno revisará hacia abajo su previsión para el año, que es de 3,5 por ciento.

La nueva proyección muestra que el Banco Central ya no espera la fuerte recuperación que preveía para el 2013, pero sí una ligera mejoría luego de la desaceleración de los dos últimos años.

“Los indicadores de actividad económica relativos al segundo trimestre de 2013 sugieren un proceso de expansión, sustentado por la retomada de la producción industrial, con repercusiones sobre el sector de servicios”, según el informe del Banco Central.

El organismo también considera que la economía crecerá este año más que en el 2012 gracias al “desempeño de la producción agrícola; la continuidad de la expansión del consumo de las familias, favorecido por los programas de transferencia de renta y por el aumento de la renta real; y las perspectivas favorables para la inversión”.

MÁS VIOLENCIA EN LAS PROTESTAS

Policía y manifestantes se enfrentaron ayer en Fortaleza (noreste) poco antes de la semifinal España-Italia por la Copa Confederaciones, mientras la presidenta Dilma Rousseff consiguió el apoyo de líderes de la coalición de gobierno para un plebiscito que reformaría el cuestionado sistema político brasileño.

Unos 5.000 manifestantes, según la policía, marchaban pacíficamente hacia el estadio Castelao de Fortaleza cuando algunos comenzaron a lanzar piedras contra la policía -varios utilizaban incluso hondas- e intentaron derribar las barreras metálicas que les bloqueaban el paso. La policía respondió con gases lacrimógenos.

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido