close
close

Internacional

¿Qué ocurriría en la economía de EE. UU. tras una recesión técnica?

Evolución de la inflación subyacente sería clave para el porvenir de la economía.

Trabajar en Estados Unidos

Trabajar en Estados Unidos

iStock

POR:
Portafolio
septiembre 30 de 2022 - 12:01 a. m.
2022-09-30

La mayor economía del mundo entró en recesión técnica, una condición que si bien puede no ser una novedad, se confirmó este jueves tras la tercera revisión del dato de la actividad que publicó la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos.

(Dólar: a qué se deben sus altas y bajas de los últimos días).

En este nuevo reporte se reafirmó la caída del 0,6% del producto interno bruto (PIB) emitida hace un mes. La actualización, de acuerdo con el centro estadístico, “reflejó principalmente una revisión al alza del gasto del consumidor, que fue compensada por una revisión a la baja de las exportaciones”.

Es preciso aclarar que el PIB real disminuyó menos en el segundo trimestre que en el primero, concretamente pasó de caer 1,6% en el primer periodo a 0,6%, como se señaló previamente en las líneas de arriba.

Esta disminución -más pequeña- “reflejó un repunte en las exportaciones, una aceleración en el gasto del consumidor y una disminución menor en el gasto del gobierno federal” que fueron parcialmente compensados por “una disminución en la inversión privada en inventario, una desaceleración en la inversión fija no residencial y una disminución mayor en la inversión fija residencial”. Al mismo tiempo, las importaciones se desaceleraron.

Con estos datos, y siguiendo con la teoría económica más aceptada, Estados Unidos entró en recesión técnica, ya que acumula dos periodos consecutivos con caídas en su actividad económica.

No obstante, la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, por sus siglas en inglés) define a la recesión como un periodo de “disminución significativa” de la actividad económica y que esta debe influir en toda la economía y no solamente en un sector.

(El mar desapareció de una bahía antes de llegada de Ian: qué ocurrió).


Además, esta no abarca solamente una reducción del PIB, sino que cobija unas disminuciones de los ingresos, el empleo, la producción industrial y también las ventas minoristas.

Diego Gómez, especialista en el mercado cambiario de Corficolombiana, señaló que aunque la economía estadounidense ha entrado en recesión técnica, otros aspectos como el mercado laboral y la demanda interna se han mantenido fuertes, algo que se ha mantenido en el discurso de Jerome Powell, presidente de Fed.

“Aunque el dato ratifica las perspectivas de un crecimiento económico más bajo, mientras que la economía siga creando empleos a buen ritmo y la confianza del consumidor se mantenga relativamente estable, no deberíamos esperar un cambio de tendencia en la política monetaria (alcista) de la Fed”, mencionó Gómez.

En la otra orilla, para Diego Camacho, economista senior internacional de Credicorp Capital, con la revisión del pronóstico del PIB para finales de año (0,2%), Estados Unidos entró en una recesión plena.

“Para que en todo un año la economía crezca solo 0,2%, en el segundo trimestre tiene que haber una contracción cercana al 2% (...) Esto nos dice que se van a ajustar cuatro trimestres consecutivos de contracción”, señaló Camacho, quien también considera que a pesar de la recesión, Estados Unidos está en mejor posición que sus pares europeos o su rival China, dada la fortaleza del dólar.

Qué esperar a futuro

Eliana Bernal Sandoval, analista de mercados de Investigaciones Banco de Bogotá, recordó que la economía de Estados Unidos “ya ha mostrado” que los datos de comercio minorista, producción industrial y de inversión en el tercer trimestre “deberían mostrar variaciones bajas o negativas en el crecimiento (frente al 2T22)”.

Y agregó que “pareciera que fuera a darse un aterrizaje controlado”, sin embargo, precisó que “las condiciones financieras van a ser más restrictivas de acuerdo con las perspectivas de las autoridades de política monetaria para el cuarto trimestre” y allí es “donde pueden venir las sorpresas bajistas en el crecimiento”.

Gómez, a su vez, dijo que hacia adelante será fundamental observar que la inflación comience a ceder, especialmente la subyacente. “Con esto, se vería un cambio de tendencia de la Fed en su política”, dijo el analista.

PORTAFOLIO

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido