close
close

Internacional

El mundo, ante un repunte que será a distintos ritmos

Mientras varios países como China tendrán grandes mejoras, otros, como los de Latinoamérica, enfrentarán una lenta recuperación.

Joe Biden

Las medidas que adopte el próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, serán claves para la recuperación de ese país.

AFP

POR:
Economía y Negocios
diciembre 23 de 2020 - 09:00 p. m.
2020-12-23

No hay prácticamente ninguna duda de que el 2021 será el año en el que se consolidará la recuperación de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, pero el factor que definirá ese repunte será la velocidad a la que cada economía logrará encontrar la senda de su mejora.

(Lea: La recuperación económica global ha sido 'más rápida' de lo previsto)

Esto es porque el mundo presentará grandes diferencias tanto entre los países, como entre las mismas regiones a nivel internacional. Las últimas previsiones que se publicaron fueron las de la Ocde, las cuales prevén un repunte del PIB global de 4,2%, tras reducirlo desde el pronóstico que había hecho anteriormente.

(Lea: Reactivación: así es la hoja de ruta de las 4 grandes capitales)

Este indicador el mismo que espera el Banco Mundial, de 4,2%, mientras que es ligeramente inferior al de otros organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que prevé un repunte de la economía mundial de 5,2% en e 2021.

Asimismo, las estimaciones que lanzó la Unctad, agencia de la ONU para el comercio y el desarrollo, fueron las menores, pues asegura que el repunte en el PIB mundial será de 4,1%.

Según Daniel Velandia, director de estudios económicos de Credicorp Capital, “esperamos que el 2021 se reafirme y consolide la recuperación de la economía mundial. El inicio de la vacunación ha incrementado el optimismo, por lo que creemos que incluso las previsiones tienen sesgo al alza y podremos ver una mejora. Ante esto, definitivamente el mayor riesgo seguirá siendo el comportamiento del virus, pero la visión es claramente positiva”.

Cabe destacar que estas cifras, que suponen una mejora importante respecto a las grandes caídas que se verán en 2020, siempre por encima de 4% en todas las estimaciones, harán que el PIB internacional en su conjunto supere el próximo año el nivel con el que cerró el pasado 2019.

Según indican las cifras del FMI, el tamaño de la economía mundial terminó 2019 en US$87,55 billones, dato que caerá a US$83,84 billones este año por la pandemia. No obstante, la previsión es que la cifra alcance al fin de 2021 US$91,03 billones, lo que muestra la importancia del repunte.

Eso sí, como se comentaba al inicio, la recuperación entre los países será muy desigual, por lo que el aporte a esa mejora global será muy diverso.

Claramente, la mayor participación en la mejora la tendrá China, potencia que no solo no caerá en 2020, pues se espera un alza en su PIB de alrededor de 1,8%, sino que el próximo año registrará un crecimiento que podría estar, incluso, por encima de 8%. De hecho, su economía pasaría en 2021 de US$14,86 billones, a US$16,49.

Un menor desempeño tendrá la primera potencia económica mundial, Estados Unidos, que mientras en 2020 la caída sería de 3,7% según la Ocde, para el próximo año el repunte se quedaría en el 3,2%.

En el país será clave las medidas y acciones que tome el próximo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien asumirá el cargo el 20 de enero. Además de su plan de inversiones, se espera que el demócrata implemente más estímulo económico para enfrentar los problemas que aún genera la pandemia de la covid-19.

De hecho, según los expertos, el gobierno de Biden será clave para el conjunto de la economía internacional, no solo por la importancia de Estados Unidos, sino porque se espera que dé más certidumbre en aspectos como el comercio internacional, y aunque no acabaría con la guerra comercial, sí se podría ver menor tensión con China.

La Unión Europea también tendría una recuperación menor durante el próximo año, pues en 2020 su PIB se reduciría alrededor de 7,6%, como indica el FMI, mientras que en el 2021 el alza sería de 5%. E incluso podría ser inferior por el impacto que registrará el Viejo Continente por la segunda ola de covid-19.

GOLPE A LATINOAMÉRICA

Aunque el 2021 presenta buenas perspectivas para la economía mundial, vale mencionar que Latinoamérica al igual que será una de las regiones más afectadas en el 2020, será también una de las que menor repunte presentarán en el próximo año.

Como muestran los últimos pronósticos de la Cepal publicados la semana pasada, en 2021 el PIB regional crecería un 3,7%, un dato muy inferior al desplome de 7,7% que se registraría en este ejercicio.

Esto hace que, según el FMI, el PIB de US$5,13 billones de Latinoamérica y el Caribe con el que terminó 2019, no se superará hasta el 2024, e incluso podría ser más tarde. De acuerdo con Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, si la región crece al mismo ritmo que en el último sexenio (0,3%), esa vuelta al tamaño anterior de la pandemia no se lograría, ni siquiera en esta década.

“Latinoamérica va a rebotar menos que Asia y Europa emergente, lo que muestra los problemas existentes. En este sentido, es importante remarcar que la región tiene un calendario electoral muy pesado el próximo año, lo que genera incertidumbre y dudas en las inversiones. Cabe decir que Chile, Perú y Colombia serían las de mejor desempeño y las que mejorarán más rápido”, dijo Velandia.

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido