'El mundo de Trump se puso patas arriba'

La mayoría demócrata en la Cámara de Representantes hace que sea más fácil investigar al presidente estadounidense. 

Donald Trump

El presidente Donald Trump perdió la mayoría republicana en el congreso estadounidense.

AFP

POR:
Reuters
noviembre 07 de 2018 - 09:40 a.m.
2018-11-07

Armados con citaciones y una larga lista de reclamos, un pequeño grupo de legisladores liderará las investigaciones para hacer que la vida del presidente Donald Trump sea mucho más difícil ahora que los demócratas han ganado la mayoría en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

Lea: (Demócratas recuperan la Cámara y republicanos mantienen el Senado)

Al controlar los comités, los congresistas pueden exigir ver las declaraciones de impuestos ocultas de Trump, investigar posibles conflictos de interés de su imperio de negocios y profundizar en cualquier evidencia de colusión entre Rusia y el equipo de campaña de Trump en las elecciones de 2016.

Lea: (EE. UU. mide la fuerza de Trump en elecciones legislativas)

El legislador Elijah Cummings, quien se espera que asuma al frente del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, dijo que los republicanos ya no podrán proteger a Trump de un Congreso vigilante. "Lo más importante que debe hacer el Comité de Supervisión es volver al orden regular obteniendo documentos y entrevistando a testigos y, concretamente, hacer responsable a la administración de Trump ante el pueblo estadounidense", dijo Cummings.

El congresista es uno de los tres demócratas que se han enfrentado con Trump y asumirán los comités que presionarán a la Casa Blanca cuando el nuevo Congreso asuma en enero. Los otros son Jerrold Nadler, quien seguramente dirigirá el Comité Judicial de la Cámara de Representantes y una vez fue descrito por Trump como "uno de los corruptos más atroces de la política contemporánea", y Adam Schiff del Comité de Inteligencia, criticado por el presidente como "ruin".

El control de los comités, donde son actualmente los demócratas de más alto rango, otorgará a esos legisladores el poder de exigir documentos y testimonios de los funcionarios de la Casa Blanca y figuras clave del equipo de la campaña de
Trump y sus empresas, y emitir citaciones si es necesario.

También tendrán más dinero y personal para investigaciones que podrían retrasar o descarrilar la agenda de Trump. "Estoy convencido de que (Trump) no tiene idea de lo que va a pasar: el hecho de que la Cámara ahora tiene una amplia autoridad para investigar cada centímetro de su administración. (Dirá) que nada va a cambiar, pero la realidad es que su mundo se puso patas para arriba a partir de esta noche", dijo el estratega demócrata Jim Manley.

La Casa Blanca puede responder a las demandas de los comités apelando al privilegio ejecutivo en algunas circunstancias, pero eso probablemente generará batallas judiciales. Se espera que Nadler, Cummings y Schiff coordinen sus esfuerzos, pero que aún así intenten buscar cooperación bipartidista para evitar la aparición de un partidismo desenfrenado antes de las elecciones presidenciales de 2020.

Los republicanos acusan a los demócratas de prepararse para abusar de su autoridad con ataques políticos contra Trump y sus aliados. Y prevén un impulso partidista que podría ser contraproducente para los demócratas, como lo fue el encono republicano para destituir al expresidente Bill Clinton en la década de 1990. 

Siga bajando para encontrar más contenido