¿Se cierra una nueva ‘década perdida’ para Latinoamérica?

Aunque la región ha logrado avances económicos y sociales, los expertos afirman que en los 10 años no se cumplieron las expectativas.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Venezuela, país que preside Nicolás Maduro, ha sido uno de los exponentes de las dificultades económicas de la región.

EFE

POR:
Portafolio
diciembre 20 de 2018 - 10:00 p.m.
2018-12-20

El 15 de noviembre de 2008 en Washington se llevó a cabo la primera reunión de líderes del G20, en la que, con la mayor parte de los países desarrollados lidiando con una severa crisis económica, se concluyó que la región debía dar un paso al frente y se proclamó que esta iba a ser la década de América Latina. Poco más de 10 años después, casi todo el mundo coincide en que ese pronóstico no se logró cumplir.

Latinoamérica, sin ninguna duda, ha presentado avances en muchos indicadores económicos y sociales durante este tiempo, pero, según los expertos, no los suficientes. “Es claro que no fue una década particularmente sobresaliente para América Latina. El comportamiento de la región fue muy desigual y quizá lo único que resulta realmente rescatable fue el desempeño económico de los países de la Alianza del Pacífico: Chile, Colombia, Perú y México”, asegura el economista y exministro de Hacienda, Roberto Junguito.

(Lea: Clamores anticorrupción unen a Latinoamérica

Desde el punto de vista del crecimiento económico, desde el 2008 al 2018, teniendo en cuenta los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), el avance habría sido del 19,01%. Esto, aunque supone un alza, lo cierto es que está lejos del 33,07% que habría crecido el mundo en su conjunto en este tiempo, el 39,42% de Estados Unidos, o el 192,2% de China, por lo que en la última década, se habría descolgado, aún más, del PIB internacional.

Y esta situación no estaría cerca de revertirse, pues según los últimos pronósticos económicos de la Cepal emitidos ayer, el PIB de América Latina avanzaría el 1,2% en el 2018 y el 1,7% en el 2019, mientras que el resto del mundo lo haría prácticamente al 4%.

(Lea: ‘Amlo’ es una mayor amenaza para la democracia liberal que Bolsonaro

“El 2019 va a ser un año difícil debido al contexto externo complicado causado por la apreciación del dólar, un menor flujo financiero para la región y un aumento del costo del crédito. Por otro lado, hay una gran heterogeneidad en la región. Tenemos cambios de ciclo políticos, cambios de Gobierno y estamos a la expectativa de qué puede pasar con la economía de Brasil”, según la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

Un poco mejor, eso sí, le habría ido durante la última década a Latinoamérica al tener en cuenta el PIB ajustado al poder adquisitivo, indicador cuya alza llegaría al 38,49% durante este tiempo. Aunque, de nuevo, por debajo del dato mundial.

(Lea: Nuevas tecnologías y formas de teletrabajo en Latinoamérica

Asimismo, el PIB per cápita ajustado al poder adquisitivo avanzó un 24,51% durante los últimos años, también muy por debajo de la cifra que registró en este mismo periodo, por ejemplo, Estados Unidos, el cual ascendió un 100,29%.

“Aunque la previsión que se hizo en 2008 era que Latinoamérica iba a registrar una década de crecimiento muy alto, eso no sucedió y lo que se pensaba que iba a ser un gran resurgir económico, fue frenado por algunos temas de coyuntura como las convulsiones políticas o los precios de commodities. Todo esto tuvo un impacto fuerte, lo que hizo que las calificadoras de riesgo hayan estado muy encima de los países con menores calificaciones y eso castigó la inversión”, explica Raúl Ávila, profesor de comercio exterior de la Universidad Nacional.

Precisamente, el comercio exterior iba a ser otro de los aspectos que más iban a impulsar a Latinoamérica, pero al final no ha sido así. Y aunque las cifras de la Cepal muestran un incremento durante estos años de más de 30% en el valor de las exportaciones anuales, la región no ha logrado incrementar su participación en las ventas internacionales de bienes y servicios, la cual lleva 16 años en torno al 6%.

OTROS INDICADORES

Pero no solo esas cifras muestran cómo el avance no ha sido tan destacable. Por ejemplo, al tomar los datos de ingresos por inversión extranjera directa de la Cepal, en el 2008 el flujo que entraba al conjunto de la región era de US$153.095 millones, mientras que el último dato consolidado, el de 2017, fue de US$161.911 millones, lo que significa un incremento de 5,75%.

Pero, por otro lado, también hay ciertas cifras que más bien muestran deterioros durante esta última década. Por ejemplo, el índice EMBI+, que mide el riesgo país, ha pasado de 328 puntos a los 550 actuales. Asimismo, el desempleo muestra una tendencia negativa pues, de acuerdo con la OIT, mientras que hace 10 años este era del 6,3%, al cierre de 2018 llegará a 7,8%.

En esta misma línea, el IPC del conjunto de la región repuntó desde un 3,5% hasta el 7% actual, según previsiones de la Cepal, al tiempo que los niveles de deuda externa se han disparado en el conjunto de Latinoamérica un 110%. La deuda pública de los gobiernos centrales ha pasado de un promedio de 32,2%, hasta el 41% actual, lo que de hecho se ha convertido en una de las principales amenazas fiscales para los países de América Latina, entre los que está Colombia.

Cabe resaltar, eso sí, que muchos de estos indicadores se ven impactados negativamente por el mal desempeño que han presentado países como Brasil, Argentina o Venezuela, cuyos datos económicos han presentado fuertes caídas.

MEJORAS SOCIALES

En la última década sí que se han presentado mejoras en varios indicadores sociales, entre los que la pobreza cuenta con un lugar destacado. Por ejemplo, al hablar de extrema pobreza (ingresos de menos de US$3,2), la caída ha sido de 17,5%, mientras que al referirse a la pobreza general (menos de US$5,5), el descenso en los últimos 10 años ha sido de 22,2%.

Por último, Latinoamérica ha pasado en este tiempo a tener una esperanza de vida de 73,7 años hasta los 75,54 años, mientras que la población se ha incrementado un 19,64% desde el pasado 2008.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido