Según Trump, la Fed ‘no sabe lo que hace’ y lo ‘arruina todo’

El presidente de EE. UU. le reprocha a la institución monetaria haber subido las tasas ‘muy rápido’.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos

La política exterior de Trump pretende comunicar que puede hacer lo que le plazca.

Reuters

POR:
AFP y Bloomberg
junio 24 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-06-24

El presidente Donald Trump criticó duramente a la Fed, el banco central estadounidense, acusándola de ser un “niño testarudo” que se niega a bajar las tasas de interés para estimular el crecimiento y contrarrestar las acciones de países competidores.

(Lea: Tasas de la Fed inquietan a la economía colombiana)

En dos tuits de tono mordaz, el presidente disparó contra la Reserva Federal, a la que acusó de que “no sabe lo que hace” y de “arruinarlo todo”.

(Lea: Fortaleza del dólar a nivel mundial podría terminar)

Trump le reprocha a la institución monetaria haber subido las tasas de interés “muy rápido” y dijo que si hubiesen tomado las decisiones adecuadas el índice Dow Jones estaría por encima en “miles de puntos” y el Producto Interno Bruto de Estados Unidos podría tener un crecimiento de “4% o incluso 5%”.

Entre 2015 y 2018, la Reserva Federal aumentó las tasas en nueve oportunidades, aunque algunos economistas le reprochan a la institución haber actuado a destiempo ante los signos de ralentización de la primera economía mundial y de una degradación de la economía global.

De todos modos, la Fed –tras su reunión de la semana pasada– dijo que no descarta la idea de relajar su política monetaria si la inflación se mantiene en niveles aceptables y no empeora la guerra comercial con China.

De hecho, con las economías de mercados emergentes de todo el mundo luchando con un crecimiento menor al esperado, muchos formuladores esperan una orientación mas clara sobre la política de EE. UU. para iniciar sus propios ciclos de flexibilización, en medio de una inflación permisiva.

Rusia se unió a Chile e India el viernes para bajar su tasa de referencia y se espera que muchos otros sigan su ejemplo. Sudáfrica, Corea del Sur, Brasil y Turquía tomaran el mismo camino más temprano que tarde.

Los crecientes problemas del comercio mundial y la inestabilidad política local en los países en desarrollo son considerados como las razones principales detrás de una inversión lenta que pesa sobre las esperanzas de una mejora en la actividad a corto plazo.

Por ejemplo, el won surcoreano se redujo durante dos sesiones consecutivas esta semana, después de que el gobernador del banco central, Lee Ju-yeol, dijera el miércoles que el banco responderá “adecuadamente” a los cambios económicos.

En Turquía, los responsables de la política monetaria mantuvieron la tasa de recompra inalterada a principios de esta semana, mientras ajusta el lenguaje en su declaración para adaptarse a un posible recorte de tasas en el segundo semestre, si las tensiones con EE. UU. y las próximas elecciones de Estambul no provocan una volatilidad excesiva.

AFP y Bloomberg

Siga bajando para encontrar más contenido