close
close

Internacional

Sérgio Moro lleva su cruzada a los pasillos del poder de Brasil

La decisión del juez de unirse al gobierno de Bolsonaro ha suscitado acusaciones de conflicto de interés.

Sérgio Moro, el juez anticorrupción de Brasil

Sérgio Moro, el juez anticorrupción de Brasil, llegó a combatir las pandillas y los sobornos.

AFP

POR:
Portafolio
enero 18 de 2019 - 09:03 p. m.
2019-01-18

Sérgio Moro, el juez anticorrupción de Brasil, llegó a su nueva oficina en Brasilia armado con dos cosas para cumplir con su trabajo en la lucha contra las pandillas armadas y los sobornos: una estatuilla de Ruy Barbosa, padre de las libertades civiles del país, y Sherlock Holmes, el detective ficticio.

Pero el exjefe de la investigación de corrupción de Lava Jato en Brasil necesitará más que símbolos en su nuevo trabajo como ministro de Justicia y Seguridad en la administración de derecha de Jair Bolsonaro.

Sus nuevas responsabilidades incluyen combatir algunas de las principales preocupaciones de los brasileños: la corrupción, el crimen organizado y los asesinatos violentos.

(Lea: Brasil reconoce a Juan Guaidó como legítimo presidente de Venezuela

“Los tres problemas están relacionados”, dijo. “La gran corrupción pone en peligro a la capacidad del Estado para desarrollar políticas públicas eficientes, ya sea debido al mal uso de los recursos o por una pérdida de credibilidad o confianza. Eso crea un vacío que permite el crecimiento del crimen organizado y la violencia”, agregó.

Como juez investigador de Curitiba, la capital de uno de los estados más pequeños de Brasil, Moro ayudó a cambiar la historia. Como el principal investigador de Lava Jato, ayudó a exponer un esquema de soborno en el que los principales partidos políticos de Brasil extrajeron dinero de Petrobras, la compañía petrolera nacional. Encarceló a algunos de los políticos y empresarios más corruptos del país, creando reverberaciones a través de un continente acostumbrado a la impunidad de los más poderosos.

(Lea: ¿Es prematuro hablar del colapso del populismo?

Su mayor éxito fue el enjuiciamiento del presidente izquierdista, Luiz Inácio Lula da Silva, quien está cumpliendo una sentencia en la cárcel de 12 años por corrupción.

El encarcelamiento del Lula da Silva impidió que el exlíder popular se postulara en las elecciones de octubre pasado, ayudando a Bolsonaro a obtener la victoria. La decisión posterior de Moro de aceptar un puesto en el gobierno provocó acusaciones de un posible conflicto de interés.

Mientras que muchos consideran que su nombramiento es un golpe maestro por parte de Bolsonaro, otros sienten que socavó la legitimidad de la investigación de corrupción y empañó la brillante reputación de Moro.

(Lea: Bolsonaro inicia gobierno con polémica afirmación sobre los indígenas

Aunque muchos de los que votaron por Jair Bolsonaro esperaban que fuera nombrado para el gabinete, Moro dice que le “sorprendió la oferta”.

Después de un acercamiento inicial de los miembros del equipo del mandatario brasileño entre las dos rondas de las elecciones presidenciales, dijo que la “invitación” se formalizó después de la victoria del presidente.

Ya que han surgido acusaciones de corrupción contra algunos en el círculo íntimo de Bolsonaro, los críticos se preguntan si Moro no ha aceptado un pacto faustiano.

Onyx Lorenzoni, el jefe de personal de Bolsonaro, está bajo investigación por donaciones ilegales de campaña. Mientras tanto, los fiscales también están investigando los tratos financieros de Fabrício Queiroz, exasesor de Flávio Bolsonaro, senador electo y uno de los hijos del presidente. Ambos hombres han negado los alegatos.

Por su parte, Moro insiste en que seguirá siendo independiente y enfatiza que la Policía Federal y el poder judicial se mantendrán independientes. “Los casos que surjan serán investigados”, dijo, y si es necesario “tendrán las consecuencias necesarias”.

Pero rápidamente enfatizó que existía una diferencia entre el presente y el pasado reciente, cuando “la estructura de la administración pública se basaba en un sistema de corrupción”. Ahora, si surge un caso de corrupción, “va a ser un problema aislado, no algo sistemático, organizado”, añadió el funcionario.

Moro justificó su traslado al gobierno: “Como ministro de Justicia, cuentas un rango de poderes mayor que el de un juez federal. El trabajo tal vez comenzó en Curitiba, pero sólo se puede terminar en Brasilia”.

Lava Jato continuará bajo otros jueces. En los últimos cinco años, 140 personas han sido sentenciadas a más de 2.000 años en prisión, según la oficina de los fiscales, bajo una investigación que involucró a presidentes anteriores y una gran parte del Congreso saliente.

Las investigaciones han cambiado el juego, dijo: “Hace cinco o seis años, uno no podría haber imaginado que ciertas personas involucradas en ese tipo de delito serían, de manera realista, castigadas”.

Una prueba más grande puede ser el crimen organizado, cuyo poder ya ha sacudido a la nueva administración. Aunque Moro dijo que se enfocaría en mejorar la inteligencia y una mayor coordinación de la policía, ya que “la confrontación no es una estrategia deseada”, este mes ordenó el despliegue de 300 tropas después de una serie de ataques dirigidos a bancos, tiendas y autobuses en el estado nororiental de Ceará.

También promete mejorar la inteligencia, especialmente en las prisiones donde operan las pandillas, y coordinar mejor la vigilancia policial entre las fuerzas regionales y nacionales.

Además, la administración está preparando un decreto para garantizar la posesión de armas de fuego pequeñas para las personas con registros limpios que pasen una prueba psicológica. “Es básicamente una promesa de campaña que se está cumpliendo”, dijo Moro.

Los críticos de la nueva administración esperan que el fiscal anticorrupción pueda atenuar los instintos más crudos del presidente amante de las armas y algunos de sus asesores.

Tal vez debería escuchar las palabras de uno de sus ídolos, Barbosa, quien creía que la libertad se perdería cuando “los jueces ya no nos protejan de los golpes del gobierno”.

Andres Schipani

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido