Tecnología, el otro campo de batalla entre EE. UU. y China

Con la prohibición a TikTok o los vetos a Huawei, este sector le roba protagonismo a la guerra comercial o a la pelea diplomática. 

Donald Trump

El presidente, Donald Trump, le dio ayer el ultimátum a TikTok, de vender o cerrar.

Bloomberg

POR:
Portafolio
agosto 03 de 2020 - 10:42 p.m.
2020-08-03

La prohibición de la red social TikTok en Estados Unidos por el gobierno de Donald Trump no es sino la última de una serie de peleas entre las dos mayores potencias, que se han recrudecido en las recientes semanas por el cierre de consulados, los vetos en las elecciones en Hong Kong, las amenazas comerciales o la tensión de armamento.

(TikTok le responde a Trump). 

Pero este último hecho sí ha dejado claro que la tecnología es otro de los principales campos de batalla en esa ‘Guerra Fría’ entre Estados Unidos y China.

Como afirma Derek Scissors, investigador del American Enterprise Institute de Washington, “la tecnología es un campo de batalla adicional, no un reemplazo para el comercio. Los aranceles de EE. UU. contra China siguen siendo altos, las represalias de China siguen vigentes y el acuerdo de la ‘fase 1’ no ha detenido las caídas en el volumen de intercambios”.

(Microsoft estaría negociando la compra del gigante chino TikTok). 

En esta ocasión, el fin de semana Trump anunció la prohibición de TikTok en Estados Unidos, mientras que ayer dio un ultimátum hasta el 15 de septiembre para que alguien compre la firma o su cierre en el país. Microsoft está en conversaciones para ello.

Según Gabriel Jiménez, profesor de la facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la U. Javeriana, “esto es en realidad la obligación para que TitTok sea nacionalizada, y por supuesto hay varios interesados. Pero de nuevo Trump apunta a aspectos de seguridad nacional, pues se presume que la firma hace espionaje, pero no ha dado pruebas de ello. Es una nueva parte de la guerra comercial”.

(Nuevas acusaciones de Estados Unidos contra Huawei). 


Esto se suma a la guerra contra Huawei. EE. UU. amenazó a países como Brasil o Italia para que no usaran las redes de la firma china, al tiempo que China se fija en Nokia y Ericsson para posibles represalias.

Como apunta David Castrillón, docente-investigador de la U. Externado, las prácticas se basan en el recelo por la innovación china. “En enero del 2018 Trump bloqueó la compra de MoneyGram por la fintech Ant Financial bajo el pretexto de la seguridad nacional. En 2019, prohibió la adquisición de equipos y creó la lista que regula la venta de productos estratégicos a ese país. Más recientemente impuso obstáculos a la movilidad de estudiantes e investigadores. Debemos ver estas movidas como parte de una estrategia que intenta minar el resurgimiento de una China bien posicionada para superar a EE. UU. en todos los aspectos, incluido el tecnológico.

Pero al final, como indica Jiménez, el perjudicado es el usuario. “Esta nueva tensión puede ser muy peligrosa por las represalias de China, y no solo para EE. UU., sino también para el consumidor si la pelea acaba generando que se encarezcan los precios o que se limite el acceso a la tecnología”.

Los expertos también apuntan que Trump ya está en campaña electoral, por lo que en los próximos meses se verán más ataques contra el gigante asiático con la creencia de que esta batalla le permitirá obtener más apoyos.

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido