Theresa May podría ser removida hoy como primera ministra

La jefa del gobierno enfrentará este miércoles una moción de censura lanzada por diputados rebeldes de su propio partido.

Theresa May

La moción de censura necesita el apoyo de al menos la mitad más uno de los 315 diputados conservadores, es decir 158.

EFE

POR:
afp
diciembre 12 de 2018 - 08:24 a.m.
2018-12-12

La primera ministra británica, Theresa May, afrontará este miércoles una moción de censura lanzada por diputados rebeldes de su propio Partido Conservador determinados a arrebatarle el poder y la negociación con Bruselas, en un nuevo sobresalto político debido al Brexit.

"Lucharé contra este voto con todo lo que tengo", afirmó May en una breve declaración ante los medios, convocada de urgencia poco después de conocerse la noticia, frente a la puerta de sus oficinas londinenses en Downing Street. “Estoy firmemente decidida a terminar el trabajo", agregó tras haber recorrido el martes varias capitales europeas en busca de garantías que le permitiesen mantener con vida su controvertido acuerdo de Brexit.

(Lea: May aplaza votación del Brexit en el Parlamento

Para lanzar un desafío de liderazgo a la jefa del gobierno y líder del partido era necesario que el 15% de los diputados de su formación, es decir 48, hicieran una petición escrita en este sentido al Comité 1922, responsable de la organización interna de los 'tories'.

Un grupo de rebeldes euroescépticos, iracundos con el acuerdo de Brexit que May negoció con Bruselas por considerar que hace concesiones inaceptables a la Unión Europea, llevaba tiempo intentado reunir ese número. Y finalmente lo consiguió después de que el lunes la jefa del gobierno anulase a última hora la histórica votación en la que el martes el parlamento debía ratificar o rechazar el documento de 585 páginas sellado con los líderes de los otros 27 países europeos.

(Lea: Inicia cuenta regresiva para la ‘batalla final’ del Brexit

Esta arriesgada estrategia, un intento desesperado por salvar un acuerdo que estaba condenado al fracaso, le valió a May la ira de muchos legisladores que esperaban poder votar contra un texto, fruto de 17 meses de duras negociaciones con Bruselas, que desagrada tanto a los euroescépticos como a los proeuropeos.

‘LO ÚLTIMO QUE NECESITA EL PAÍS’

Para prosperar, la moción de censura necesita el apoyo de al menos la mitad más uno de los 315 diputados conservadores, es decir 158.
La votación se llevará a cabo entre las 18h00 y las 20h00 (locales y GMT), anunció a primera hora de la mañana Graham Brady, presidente del Comité 1922 del Partido Conservador en la Cámara de los Comunes.

"Los votos se contarán inmediatamente después y el resultado se anunciará lo antes posible durante la noche", agregó en una declaración.

Apenas se conoció la noticia de la moción de censura, varios miembros del partido de May le aportaron su apoyo en Twitter. "El cargo de primer ministro es el más difícil que se pueda imaginar en este momento y lo último que necesita el país es una larga y dura carrera por el liderazgo", tuiteó el ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt.
Por su parte, el ministro del Interior, Sajid Javid, declaró que May "es la mejor persona para lograr que salgamos de la Unión Europea el 29 de marzo".

En su comparecencia, también la primera ministra hizo hincapié en que este es el peor momento para crear "división" e incertidumbre en el partido y en el país.
Si se eligiese a un "nuevo líder, no tendría tiempo de renegociar el acuerdo de Brexit ni de llevar a cabo los preparativos antes del 29 de marzo" por lo que seguramente "habría que retrasar o incluso anular el Brexit", afirmó. "Nada de esto sería en el interés nacional", subrayó.

Tras el referéndum de junio de 2016 en que el 52% de los británicos votó a favor del Brexit, Reino Unido debe salir de la Unión Europea a finales del próximo marzo y si no logra ratificar un texto negociado con Bruselas debería hacerlo sin acuerdo, lo que tendría catastróficas consecuencias para la economía británica.

Algunos partidarios de permanecer en el bloque tienen sin embargo la esperanza de que el rechazo del parlamento al acuerdo desemboque en un segundo referéndum que incluya la posibilidad de anular todo el proceso.

El martes, May mantuvo reuniones con varios líderes europeos, entre ellos el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker y la canciller alemana Angela Merkel, quienes le reiteraron su rechazo a renegociar los términos del Brexit.

Siga bajando para encontrar más contenido