Trump presiona al Congreso para poner fin rápidamente al TLCAN 

El objetivo del mandatario es que entre en vigor lo más pronto el nuevo acuerdo con México y Canadá.

TLC México - Canadá - Estados Unidos

Enrique Pena Nieto, presidente de Mexico; Donald Trump, presidente de Estados Unidos; y Justin Trudeau, primer ministro de Canadá.

Bloomberg

POR:
AFP
diciembre 02 de 2018 - 11:00 a.m.
2018-12-02

El presidente estadounidense Donald Trump pidió poner fin rápidamente al TLCAN, el tratado de libre comercio de 1994 suscrito por su país con México y Canadá, para que sea reemplazado por el nuevo acuerdo, aún a riesgo de un enfrentamiento con el Congreso.

(Lea: Los acuerdos del G20 que terminó en Argentina)

A bordo del Air Force One que lo traía de vuelta a Estados Unidos tras el G20 en Argentina, Trump declaró a los periodistas que iba a pedir oficialmente al Congreso que "ponga fin" al TLCAN", el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, "en un período de tiempo relativamente corto".

(Lea:El presidente Donald Trump impone su ritmo al G20)

Este proceso activaría un plazo de seis meses antes de que Estados Unidos abandone el acuerdo, durante el cual el Congreso tendría que aprobar el nuevo tratado firmado el viernes entre Estados Unidos, México y Canadá, llamado T-MEC por los mexicanos y USMCA según el acrónimo en inglés.

Durante su firma en Buenos Aires, Trump dijo que el nuevo acuerdo es "mucho mejor" que el TLCAN, que consideraba "desastroso" para la economía estadounidense porque según él hizo perder millones de empleos, especialmente en el sector automotor.

Ahora "se le pondrá fin [al TLCAN] y el Congreso tendrá la opción entre el T-MEC o la situación anterior al TLCAN, que funcionaba muy bien", dijo Trump. Trump había asegurado la víspera que no tendría dificultades en obtener el acuerdo del Congreso pero algunos demócratas, que controlarán la Cámara de Representantes desde enero, han expresado su escepticismo.

Por ejemplo, la jefe de los demócratas en el Congreso, Nancy Pelosi, dijo el viernes que el acuerdo "aún debe ser trabajado", y declaró que México no se ha dotado aún de una ley sobre los salarios y las condiciones de trabajo. El nuevo tratado debe asimismo ser aprobado por los parlamentos de Canadá y México.

Siga bajando para encontrar más contenido