TV inteligentes estarían filtrando datos confidenciales de usuarios

Las personas pasan cada vez más tiempo con estos dispositivos, por lo que debemos exigir que las compañías acepten sus responsabilidades.

Electrodomésticos

Reuters

POR:
Portafolio
septiembre 20 de 2019 - 07:30 p.m.
2019-09-20

Según dos análisis a gran escala, los televisores inteligentes de nuestros hogares están filtrando datos confidenciales de los usuarios a compañías como Netflix, Google y Facebook, incluso cuando algunos de estos dispositivos están inactivos.

(Lea: Así es el primer televisor enrollable del mundo)

Investigadores de la Universidad Northeastern y el Imperial College London descubrieron que varios televisores inteligentes, incluyendo los fabricados por Samsung y LG, y los ‘dongle’, o adaptadores, de transmisión Roku y FireTV de Amazon, enviaban datos como la ubicación y la dirección IP a Netflix y a otros anunciantes.

(Lea: Los televisores inteligentes se toman el mercado mundial)

Estos se compartían independientemente de si el usuario tenía o no una cuenta de Netflix. Los investigadores también descubrieron que otros dispositivos inteligentes, como altavoces y cámaras, enviaban datos de usuarios a decenas de terceros, entre ellos Spotify y Microsoft.

Es probable que estos descubrimientos aumenten las preocupaciones sobre la privacidad de los datos de los usuarios en el Internet en momentos en que los dispositivos inteligentes, incluyendo los televisores, están inundando los hogares.

En otro estudio sobre televisores inteligentes realizado por la Universidad de Princeton, los investigadores descubrieron que algunas aplicaciones compatibles con Roku y FireTV estaban enviando datos como identificadores de usuarios específicos a terceros, entre ellos Google.

Aproximadamente el 68% de los hogares estadounidenses tenían un dispositivo de TV conectado, incluyendo hardware externo como Roku y Apple TV, a finales de 2018, según un informe de Nielsen publicado el pasado mes de marzo.

Decenas de millones de estos dispositivos usan tecnología de reconocimiento de contenido que monitorea todo lo que el usuario ve, para poder focalizar mejor la publicidad televisiva, que ahora representa aproximadamente la mitad de todos los anuncios digitales.

El estudio de la Universidad Northeastern, realizado en 81 dispositivos distintos, tanto en el Reino Unido como en EE. UU., es el experimento publicado más grande de este tipo, y reveló “casos importantes de exposición de la información”.

Amazon, Google, Akamai y Microsoft fueron las compañías contactadas con mayor frecuencia, en parte porque estas firmas proporcionan servicios en la nube y de redes sobre los cuales funcionan los dispositivos inteligentes, dijeron los investigadores.

Al analizar el tráfico de las redes, el equipo de la Universidad Northeastern concluyó que los terceros reciben, como mínimo, información sobre el dispositivo que utilizan las personas, sus ubicaciones y posiblemente incluso los momentos en que interactúan con el dispositivo. “Así que quizás saben cuándo estás en casa y cuándo no”, dijo David Choffnes, informático de la Universidad Northeastern y uno de los autores del informe.

Dado que gran parte de los datos enviados por los fabricantes de dispositivos estaban encriptados, los académicos no supieron exactamente qué datos adicionales se transmitieron. “Lo que ven exactamente depende de lo que envía el fabricante”, dijo Hamed Haddadi, informático del Imperial College y otro autor del informe.

Netflix dijo: “La información que recibimos de los televisores inteligentes en los que no se ha iniciado sesión se limita al desempeño de Netflix y cómo aparece en pantalla. No recibimos ninguna información sobre otras aplicaciones o actividades en los televisores inteligentes”.

Facebook dijo: “Es común que los dispositivos y las aplicaciones envíen datos a servicios de terceros que están integrados en ellos. Esto podría, por ejemplo, incluir una app que envíe datos a Facebook para crear una interfaz de inicio de sesión o proporcionar un botón de Me gusta”.

Google dijo: “Dependiendo del fabricante del dispositivo o del propietario de la aplicación, los datos que nos envían podrían incluir la ubicación del usuario, el tipo de dispositivo y lo que está viendo dentro de una aplicación específica para que pueda enviársele publicidad personalizada”.

Los expertos advierten que existe un control mínimo sobre cómo los dispositivos inteligentes almacenan y comparten datos personales. “Las personas pasan cada vez más tiempo con estos dispositivos, que se encuentran en lugares críticos de sus hogares, por lo que debemos exigir que las compañías acepten sus responsabilidades”, dijo Max Van Kleek, informático de la Universidad de Oxford, quien trabaja en dispositivos inteligentes y no estuvo involucrado con ninguno de los trabajos de investigación. “La situación es muy seria”.

Siga bajando para encontrar más contenido