Internacional

Venezuela: en la era Maduro el PIB ha caído más del 80%

Según el FMI, la economía del país bajará a US$42.530 millones en el 2021 y la inflación terminaría en 2.348%.

Nicolás Maduro

Venezuela sigue siendo el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo.

Archivo particular

POR:
Rubén López Pérez
abril 25 de 2021 - 08:00 p. m.
2021-04-25

El drama económico de Venezuela, lejos de amainar con la llegada de la pandemia del coronavirus, parece que siguió su curso durante la crisis que azotó al mundo, y este 2021 no será la excepción, pues se espera una nueva caída de 10%.

(Lea: La guerra será en Colombia, dice Venezuela sobre un posible conflicto)

Esto hace, según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que desde el 2013, cuando Nicolás Maduro tomó las riendas del país, el PIB de Venezuela vaya a perder, al cierre de este 2021, el 83,5% de su tamaño, pasando de los US$258.993 millones que tenía en ese entonces, hasta apenas US$42.530 millones de la actualidad.

(Lea: Al margen del socialismo, Venezuela se abre al dólar y a lo privado)

Por poner esta cifra en contexto respecto a la economía colombiana, cuyo tamaño está un poco por debajo de los US$300.000 millones por cuenta de la pandemia del coronavirus, el PIB total de Venezuela sería bastante inferior, incluso, que el de solamente Bogotá, que a cierre de 2020 sumó $259,8 billones, unos US$71.600 millones.

(Lea: Venezuela, una vieja potencia petrolera en crisis)

Todo esto después de que en el 2020, cuando la economía mundial presentó su peor comportamiento en décadas, el PIB venezolano habría caído un 30%, que dejó su indicador con una cifra de US$47.255 millones al cierre del ejercicio.

De hecho, Venezuela registrará también un dudoso hito en 2021, y es que mientras para el resto del mundo se esperan repuntes este año frente a las caídas por la pandemia, este será uno de los pocos países que siga en rojo, junto con otros como Myanmar (-8,9%), Bután (-1,9%) y Bielorrusia (-0,4%).

Es decir, es la nación que presentará un mayor desplome durante este año. Cabe decir que el FMI no tiene datos de Siria, Libia y Sahara Occidental.

Esta tendencia también se mantendría en el 2022 según los datos del FMI, año en el que mostraría una caída de 5%, que sería la menor cifra desde 2014.

Este comportamiento, por supuesto, también se traduce en peores condiciones para las personas. Uno de los indicadores en este sentido es el PIB per cápita, el cual al cierre de 2021 sería de tan solo US$1.542, muy inferior a los US$10.568 que llegó a alcanzar el país, en 2015.

Y, por supuesto, la evolución que ha presentado la inflación durante los últimos años en el país vecino ha sido otro de los factores que más golpearon a los venezolanos.

Aunque el peor año que presentó Venezuela en cuanto al crecimiento de índice de precios fue 2018, en el que aumentó 130.060%, desde entonces han seguido cifras muy elevadas: 9.586% en 2019, 2.960% el año pasado y para este 2021 se estima un 2.348%, según el Emisor y la U. Católica Andrés Bello (Ucab).

También ha presentado unas cifras dramáticas durante el último año el tipo de cambio entre el bolívar soberano y el dólar estadounidense, una tendencia que ha generado que el país haya tenido, prácticamente, que adoptar el dólar para las transacciones diarias de la ciudadanía.

De acuerdo con las cifras que maneja la Cámara Colombo Venezolana, con insumos del Banco Central de Venezuela y Dólar Today, hace aproximadamente dos años, el cambio estaba en 5.433 bolívares por cada unidad de la divisa estadounidense para la referencia oficial, mientras que en el mercado paralelo era 6.347 por cada dólar.

Esa cifra aumentó hasta 1.061.649 y 1.204.339 de manera respectiva para ambas referencias, lo cual no dejó de subir y, con corte al 22 de abril de este año, cada dólar estadounidense tiene el un costo de 2.518.331 según el tipo de cambio del Emisor y 2.570.429 de acuerdo con el mercado alternativo.

Es decir, el tipo de cambio en los últimos dos años presenta un crecimiento de 46.249,76% para el indicador del banco central, y de 40.396,35% en cuanto al mercado paralelo.

Vale la pena mencionar que el último dato que registra el Banco Mundial de pobreza en Venezuela data de 2015, y en ese momento mostraba ya una curva ascendente hasta registrar el 33,1% de la población. No obstante, un informe de la Ucab presentado en julio del año pasado mostraba que 64,8% de los hogares venezolanos presentaban pobreza multidimensional, mientras que en base a los ingresos, se estimaba que el 96% de la población se encontraba por debajo de esa línea, cifras similares a las de Nigeria o Chad.

Ese mismo documento de la Ucab mostraba que los venezolanos contaban con un ingreso en promedio cada día de US$0,72, lo que se ubica bastante por debajo de las líneas de pobreza del Banco Mundial, de US$5,50 y US$3,20.

DESGLOSE DEL DESPLOME

Detrás de esta caída hay muchas cifras que explican el colapso económico de Venezuela, pero sin duda una es la más representativa: su caída en la producción petrolera, actividad que genera la mayor parte de la actividad del país.

Según el informe mensual de la Opep de abril, el último disponible, la producción de crudo del país vecino se encuentra en estos momentos en 525.000 barriles diarios, cifra que sin embargo muestra una mejora respecto al promedio de 362.000 barriles del tercer trimestre de 2020.

No obstante, Venezuela sigue siendo el país con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo y, en su momento más álgido, logró bombear más de 3,5 millones de barriles al día, una cifra superior a la de Irak o Emiratos Árabes.

Pero no es la única cifra que explica el desplome. Como muestra la OMC y el BVC, el país exportó en 2020 US$5.020 millones, recibió de inversión extranjera solo US$934 millones en 2019 y a pesar de los millones de ciudadanos que abandonaron el país, las remesas que ingresaron sumaron US$1.900 millones.

Por supuesto, la relación comercial con Colombia, en estos momentos, es mínima. Como indica la Cámara de Comercio, mientras que en 2013 los intercambios binacionales llegaron a US$2.666 millones, en 2020 se estima que bajó hasta los US$224 millones.

Colombia exportó a Venezuela en 2020 unos US$196 millones e importó US$28 millones.

Destacados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido