Venezuela estaría buscando que Goodyear se quede

El Gobierno venezolano asegura que busca restablecer las operaciones de la compañía, que en las últimas horas anunció su salida del país.

Goodyear

La empresa dice que las condiciones económicas y las sanciones de los Estados Unidos habían hecho “imposible” mantener las operaciones en Venezuela.

AFP

POR:
Portafolio
diciembre 11 de 2018 - 05:25 p.m.
2018-12-11

El Gobierno de Venezuela dijo este martes que iniciará los procedimientos para restablecer las operaciones de la fábrica de neumáticos Goodyear e investigar a los ejecutivos de la filial de la empresa estadounidense, tras el anuncio de la compañía de cesar sus operaciones por las dificultades de producir en medio de la crisis económica.

El lunes, los trabajadores de la planta recibieron una notificación de la empresa en la que se les informó del cierre de las actividades y pago de sus salarios, bonos y entrega de 10 cauchos a cada uno como parte de una compensación.

(Otra empresa emblemática se va de Venezuela). 

La empresa dijo que las condiciones económicas y las sanciones de los Estados Unidos habían hecho “imposible” mantener las operaciones en Venezuela.

El gobierno agregó que se iniciaron los procedimientos “necesarios tendientes a restablecer la operatividad de la planta”, según el comunicado difundido en la televisión estatal.

Dijo que se “garantiza” la estabilidad de los 1.160 trabajadores, pero no dio detalles si las autoridades ocuparían la empresa, como ha ocurrido en otros casos.

También dijo que pedirá a la Fiscalía General empezar una investigación contra los responsables de la fábrica de cauchos, porque consideran que el cese de las operaciones es un “sabotaje y boicot” a la economía venezolana.

El país petrolero está en su quinto año de recesión con hiperinflación. Por la prolongada crisis y las restricciones en el acceso de las divisas para adquirir materia prima, muchas empresas multinacionales han decidido minimizar su actividad, y otras han optado por abandonar el país.

Además de Goodyear, industrias como Clorox y Kellogg’s dejaron sus plantas sin aviso previo a los trabajadores, acciones que el gobierno socialista calificó de ilegales por lo que luego procedió a ocupar sus instalaciones para intentar reactivar la producción.

Reuters

Siga bajando para encontrar más contenido