Wall Street registra la peor semana desde crisis de 2008

El cierre de este jueves del Dow Jones frente al viernes pasado supone un desplome de 11,13%. 

Wall Street

Este jueves el Dow Jones presentó un descenso de 4,42% o de 1.190,95 puntos.

AFP

POR:
Portafolio
febrero 27 de 2020 - 10:30 p. m.
2020-02-27

Mientras el nuevo coronavirus, denominado Covid-19, sigue extendiéndose en el mundo y manteniendo el temor por el alto impacto económico que supondrá, los mercados mundiales no han logrado salir del terreno negativo en el que han estado los últimos días. De hecho, la caída acumulada en esta semana del principal indicador de Wall Street, el Dow Jones, es la mayor desde el 2008.

(Sigue la convulsión en las bolsas del mundo). 

Al tener en cuenta el dato de cierre del pasado viernes, cuando el indicador estaba en 28.992,41 puntos, el descenso conjunto hasta este jueves, cuando el índice terminó en 25.766,64 unidades, ya alcanza 11,13%. Esto hace que en tan solo dos semanas hayan registrado una pérdida mayor en este siglo: el desplome de 18,15% que se registró la que finalizó el 10 de octubre de 2008, en pleno estallido de la crisis financiera, y el 14,26% que se perdió en el lapso del 21 de septiembre de 2001.

Esto también se refleja en la gran pérdida en cuanto al valor de las 30 mayores compañías de Wall Street, pues la capitalización bursátil del Dow Jones, en lo corrido de esta semana, suma un desplome de US$900.000 millones. Ni que decir tiene que esto es bastante más que el doble del PIB de Colombia, que en la actualidad es de unos US$343.000 millones.

Incluso, decir que la jornada de este jueves fue especialmente negativa, pues en el día registró una caída de 4,42%, o 1.190,95 puntos, lo que a su vez terminó de borrar las ganancias que se habían obtenido en el 2020 y dejó al Dow Jones en terreno rojo este año.

(Nueva jornada de pérdidas para los precios del petróleo).


Los otros dos indicadores principales de Wall Street siguieron el mismo rumbo, el S&P500 perdió 4,42% y el Nasdaq un 4,61%.

Esto, en capitalización bursátil supone otros dos desplomes en la semana, pues las acciones que componen el S&P500 ahora valen unos US$3,16 billones menos, mientras que las tecnológicas del Nasdaq han bajado su valor en alrededor de US$1,6 billones.

“Estas grandes caídas se deben principalmente porque han vuelto al mercado los temores de recesión que se vieron el año pasado, y si bien este año empezó con cierto optimismo, el impacto del coronavirus lo ha eliminado y hace que ahora se vea más cerca esa posibilidad. Al tener en cuenta que las acciones en Estados Unidos estaban en máximos históricos, los inversionistas prefieren usar la coyuntura para vender, tomar utilidades y meterse en activos refugio como el dólar o el oro, que se han venido valorizando”, explica Juan David Ballén, director de estudios económicos de Casa de Bolsa.

DESPLOMES EN EL MUNDO 

Pero esta situación no solo golpea a Estados Unidos, sino que esta semana ha teñido de rojo todas las plazas bursátiles a nivel internacional. Este es el caso también de Europa, que ha llevado a que algunos índices hayan perdido más de 10% en esta semana, con el peor comportamiento desde el pasado 2011.

Tan solo este jueves, el Dax alemán perdió 3,19%, el Cac francés, 3,32%, el FTSE100 británico un 3,49% y el Ibex35 de Madrid, 3,55%. El Nikkei de Japón se vio también afectado con una baja de 2,13%.

Y Latinoamérica no es ajena a estas caídas. Sin ir más lejos, el índice Colcap de la Bolsa de Valores de Colombia presentó un descenso de 2,08% hasta los 1.556,69 puntos.

(Dólar en Colombia cerró por encima de los 3.500 pesos). 


Esto quiere decir que las empresas colombianas también están sintiendo el impacto bursátil. Su reflejo más claro es la acción de Avianca, que perdió 10% hasta $1.620 por las perspectivas de que el turismo y la industria aérea sufra el mayor impacto.

Cemex Latam Holdings perdió 6,46%, mientras que Ecopetrol terminó con un descenso de 5,02%, en línea con las caídas que han venido registrando las petroleras a nivel mundial por el menor precio y la expectativa de menos demanda.

El resto de bolsas de Latinoamérica siguió este mismo comportamiento. La de Brasil cayó este jueves un 2,59% al finalizar la sesión, la cual ha sido la más castigada, pues fue en ese país donde se conoció el primer caso de la región. De hecho, el gobierno de ese país fijó que proyecta que podría haber unos 300 contagios ya.

Argentina, que también sintió el impacto durante la semana, perdió este jueves un 2,84%, mientras que México descendió un 2,64%. Perú (-1,78%) y Chile (-0,8%), también mostraron una mala evolución.

“La duración y profundidad de la caída dependerá de la magnitud del coronavirus y cuanto más dure, pues cada día que pasa, la afectación sobre la actividad global es mayor. Esto, sobre todo porque ahora no es solo Asia. Muchos verán esto como una oportunidad de compra, pero no es claro cuál será el piso, así que es mejor ser cautos. Tal vez respuestas de política monetaria y cambiaria empiecen a observarse pronto, lo que puede reducir en algo la aversión al riesgo”, apunta Daniel Velandia, director de estudios económicos de Credicorp Capital.

GOLPE AL PETRÓLEO 

Al igual que ha venido ocurriendo en el resto de la semana, el precio del petróleo es el otro gran damnificado por el temor internacional por el coronavirus. Tan solo este jueves, la cotización del barril de Brent perdió un 2,3% hasta terminar en US$52,18 por cada unidad.

Esto hace que en solo cuatro sesiones la pérdida en el precio ya alcance un 10,8%, mientras que el nivel actual es el menor desde el 24 de diciembre de 2018. El WTI ha caído un poco más, pues suma una pérdida conjunta de 11,8% frente al cierre del viernes.

Los expertos ya afirman que estos niveles empiezan a prender algunas alarmas, pues el precio actual de cotización del Brent está muy por debajo de las cuentas públicas de países como Colombia, lo que podría suponer un impacto en sus presupuestos nacionales y también en el valor que registren sus exportaciones.

Se espera que esta situación genere una respuesta por parte de los países miembros de la Opep y sus aliados, que mantendrán su reunión ministerial la próxima semana y en la que se podrían ver recortes adicionales en la producción para tratar de nivelar los precios mundiales de crudo. Junto con esto, otro de los aspectos en los que se ha visto el impacto en Latinoamérica es en cuanto al tipo de cambio con el dólar estadounidense, el cual se incrementó en la mayoría de los casos de la región.

Y Colombia está entre ellos. El dólar terminó el día en un valor promedio de $3.507,18 al finalizar, lo que supuso un incremento de $65,23 respecto a la Tasa Representativa del Mercado de la jornada anterior, que era de $3.441,88.

Cabe mencionar que el precio máximo que se registró en el día fue de $3.521,37, un nivel que está cerca de los máximos históricos que se registraron al final del año pasado, cuando Colombia vivió el estallido de la protesta social en noviembre.

Con estas cifras, el peso colombiano ya se ha devaluado en lo que va de este año alrededor de 7%, lo que supone uno de los peores comportamientos de la región. No obstante, Brasil cuenta con un desempeño más negativo, al caer desde enero más de 11%, al igual que Chile, que hasta este momento va cayendo un 8,13%. Argentina, que presentó problemas en el mercado de divisas el año pasado, solo tiene una devaluación de 3,67% desde enero.

Eso sí, el país que presiden Alberto Fernández ha visto esta semana cómo se ha disparado el riesgo país, el cual cerró ayer en 2.150 puntos.

SITUACIÓN MUNDIAL

El temor financiero y económico en el mundo se da en paralelo a la expansión de los casos del coronavirus en el mundo. De acuerdo con el último conteo al cierre de esta edición, se cuentan más de 82.000 personas infectadas a nivel internacional, mientras que ya han fallecido 2.813 en todo el mundo.

Asimismo, en estos momentos ya hay más de 50 países que han reportado casos en sus territorios, al tiempo que otras economías fuera de China siguen incrementando sus casos, como ocurre en Europa o en Oriente Medio.

Por ejemplo, en Italia ya se han presentado 17 muertes y 650 contagiados: hay 248 pacientes hospitalizados, 56 en la UCI, y 45 han recibido el alta. También hay unos 18 casos en Alemania, 38 en Francia y 23 en España, uno de ellos con síntomas graves, según informó el gobierno de ese país.

En Latinoamérica, de momento solo se conoce el caso del brasileño que se reportó el miércoles, pero la mayoría de países tiene personas en observación.

Incluso, el gobierno de Colombia, aseguró ayer que se tienen activos los protocolos en caso de que se registren casos en el territorio nacional. El ministro de Salud, Iván González, resaltó que “en algún momento nos van a llegar casos de coronavirus a Colombia. Eso ya lo sabemos pero estamos preparados, totalmente preparados para hacerlo, para recibirlo. Vamos a pasar de la fase de preparación a la fase de contención y cuando crezcan los casos, vamos a pasar de contención a la mitigación”.

El director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró ayer que este momento es “decisivo para la crisis. “Si actuamos ahora de forma contundente, podremos frenar a este coronavirus. Mi consejo es que actuemos rápidamente”, apuntó.

Aún es pronto para conocer los impactos que se registrarán, aunque algunos centros han ido haciendo sus estimaciones. Algunos ya apuntan que restará al menos 0,7% del crecimiento mundial en el primer trimestre. Goldman Sach prevé que el precio del oro crezca 9% este año por su papel como activo refugio, mientras que el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) cifra en US$22.000 millones el daño a ese sector.

RESPUESTA COORDINADA

Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela mantuvieron este jueves una reunión a través de internet en busca de medidas conjuntas para evitar el coronavirus tras el caso confirmado en Brasil, aseguró el ministro interino de Salud boliviano, Aníbal Cruz.

El objetivo de esta reunión ‘virtual’ entre ministerios de Salud de estos países fue plantear medidas “en conjunto”, dijo a los medios en La Paz el ministro interino.

Estos países, con el asesoramiento de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)-Organización Mundial de la Salud (OMS), pretenden estar más prevenidos ante una “posible migración”  de la enfermedad.

Rubén López Pérez

Recomendados

  • INTERNACIONAL
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido