close
close
Carlos Enrique Cavelier

La agenda social empresarial, sin pilas

La invitación está puesta sobre la mesa. Hay que establecer prioridades y ejecutar a través de medios, ahí si con gremios, gobierno y políticos.

Carlos Enrique Cavelier
Coordinador de sueños de Alquería
POR:
Carlos Enrique Cavelier
marzo 23 de 2022
2022-03-23 02:09 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/08/12/61154ee86e59a.png

Hace algunos años, Michael Reid, el editor de The Economist que escribe Bello, publicó un memorable artículo sobre la inacabable energía política de algunos líderes políticos de América Latina. Los comparaba con el conejo de Energizer ‘al cual nunca se le acababan las pilas’.

En Colombia los empresarios, siempre atentos a sus negocios, exitosos en ellos, en el empleo que generan así como en su crecimiento y desarrollo, tienen un departamento bastante olvidado: el de la agenda social.

En esta cuenta no incluyo a los gremios y otras organizaciones civiles, aunque son pocos los que avanzan con dicha agenda como la Andi, que organizó todo el plan de vacunación de privados y avanza en la alianza con los bancos de alimentos entre otros; se destaca la labor de las Pros en la pandemia y de la Compromiso Valle con el Paro habiendo recogido más de $50.000M. Pero todas las compañías tenemos la maña de refugiarnos en un subterfugio del pasado llamado ‘Responsabilidad Social Empresarial’. Lo decía la antigua directora del Banco Mundial de la Mujer citando una gran compañía norteamericana que había donado $x Millones y se había gastado $20xM para hablar de ello. No, así no es; esto es simplemente PR washing.

El tema es que hoy todas las empresas tenemos que ir por la milla extra social, y más rápido. El sector privado tiene que adoptar ya la triple cuenta, pasando de lo económico -para lo que fue creado- a la sostenibilidad ambiental y claro, la social. Como ya lo hemos dicho, las compañías B y las Bic son un primer paso.

Pero ¿cómo toleramos tantos años 5 millones de personas en inseguridad alimentaria, número aumentado drásticamente por la pandemia, el paro y ahora la inflación? Es inadmisible no habernos dado cuenta siquiera. Como de tantos males como la corrupción, por ejemplo: ¿dónde están en infraestructura o gasto social en La Guajira los 3 billones de dólares pagados en regalías por las mineras en varias décadas? Creo que los empresarios hubiéramos podido dar esa pelea.

¿Dónde están las propuestas para el crecimiento económico equitativo? ¿Dónde aquellas para disminuir/erradicar la corrupción? ¿Dónde las de reducir el desempleo, eliminar la pobreza en un periodo máximo de años? ¿Dónde las de reducir la informalidad fuente máxima de la pobreza? ¿Dónde el esfuerzo para tener tasas de deforestación negativa, de igualdad de género, de diversidad? Lista no interminable pero si larga que requiere liderazgo y compromiso.

Claro, están los Fedesarrollos, las Cámaras de Comercio, o el CPC, los esfuerzos de Fanalca, de TQ en el Icesi, de Carvajal, del Grupo Bolívar, de muchos, pero no hacemos mella. La invitación está puesta sobre la mesa. Hay que agendar, establecer prioridades y ejecutar a través de medios, ahí si con gremios, gobierno y políticos. Pilas puestas, conejo Energizer para los privados para que el país vuele en lo social.

CARLOS ENRIQUE CAVELIER
carlosenriquecavelier@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes