Otros Columnistas
Columnista

La crisis de los vecinos

Las crisis políticas por las que atraviesan tienen orígenes distintos. Pero, si se asemejan en cuanto a la inestabilidad.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
octubre 10 de 2019
2019-10-10 10:00 p.m.
http://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

Las historias de la situación actual de Perú y Ecuador no son comparables. Las crisis políticas por las que atraviesan tienen orígenes distintos. Pero, si se asemejan en cuanto a la inestabilidad y la duda sobre los pasos inmediatos.

Perú ha sido la economía latinoamericana con el mayor crecimiento de los últimos años. Esto se ha basado en los ingresos del sector minero, que , su vez, han permitido la diversificación de la economía y un aumento sostenido de exportaciones no tradicionales y de la inversión privada. En ese sentido, Perú pareciera un caso de éxito.

Pero la corrupción relacionada con Odebrecht, ha permeado a la clase política. Así, han terminado encarcelados o cuestionados todos los mandatarios recientes: Toledo, Humalla, García - en este caso hasta con la decisión de un suicidio.

El anterior presidente electo, Pedro Pablo Kuczinski (PKK) tuvo que renunciar ante denuncias y grabaciones comprometedoras, pero su némesis, la líder de la oposición, Keiko Fujimori, también es indagada judicialmente.

El actual presidente Vizcarra (vicepresidente de PKK) asumió el poder y no tuvo éxito en establecer una relación constructiva con el legislativo. Así, propuso hace unos meses llamar a elecciones anticipadas de Congreso y Presidente, lo que no fue aceptado por los legisladores.

En el centro de una nueva disputa sobre el nombramiento de jueces, el presidente tomó la decisión de disolver el Congreso y llamar a elecciones para enero del 2020. La crisis está para quedarse y el gobierno está emitiendo decretos de emergencia para tratar de solventarla.

En Ecuador, el caso es muy distinto. La población, y en especial las comunidades étnicas, han iniciado unas manifestaciones violentas contra el régimen del presidente Lenin Moreno y han tratado de tomarse el Congreso por la fuerza. Las protestas se originan en el incremento de los combustibles en un 123% como resultado de los acuerdos del gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Moreno, aliado del anterior presidente Correa, rompió con la política económica de su antecesor, al verse sustancialmente afectada la estabilidad por la crisis fiscal de una economía dolarizada.

Ante la imposibilidad de ajustes cambiarios, el régimen requirió del apoyo crediticio del FMI para buscar más recursos, pero este a su vez solicitó que se eliminaran los subsidios a los combustibles. La crisis estaba cantada.

La historia de nuestros vecinos del sur, demuestra que independientemente del origen de la crisis, las consecuencias pueden ser nefastas para la estabilidad y la confianza de la población.

En Perú, el origen de la crisis es político y se relaciona con la corrupción de la clase política. En Ecuador, el origen de la crisis es económico y es parte del intento de la actual administración de solucionar la problemática heredada en términos fiscales.

En ambos casos, el régimen está acorralado, el futuro es incierto, y bien puede seguir afectando a nuestra economía. Hoy ya se nota en la devaluación del peso, ante la visión generalizada de inestabilidad en la región que nos contagia.

Pero, si no se prevén otras posibles medidas de anticipación y de contemplar lo que ocurre en nuestros vecinos, los efectos pueden ser aún más perturbadores para Colombia.

Rafael Herz
Analista
rsherz@hotmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes