César Caballero Reinoso

La estrategia de reactivación está funcionado

Tomemos nota de lo que podría ser un ajuste en el manejo económico del nuevo gobierno colombiano que iniciará 13 meses.

César Caballero Reinoso
POR:
César Caballero Reinoso
julio 12 de 2021
2021-07-12 01:30 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb68470a5ce.png

Con los datos disponibles, sin lugar a dudas, la estrategia de reactivación está funcionando. Primero, la vacunación tomó un ritmo impresionante y las metas se han venido cumpliendo, incluso antes de lo previsto. Segundo, el paquete de estímulos aprobados y puestos en marcha han dado un gran impulso a la economía, incluso por encima de las expectativas del propio Gobierno. Hay dos pendientes importantes, la necesaria reforma tributaria y el inicio de un ambicioso programa de infraestructura.

En este contexto, la administración de Joe Biden, ha tomado la decisión de abrir un nuevo frente de acción para aumentar la competitividad de la economía de los Estados Unidos. Se trata de una orden ejecutiva que le solicita a todos los reguladores, enfrentar y corregir situaciones de monopolio y captura de rentas que están presentes en muchos sectores de la economía norteamericana. En esencia se trata de ejercer mayor vigilancia sobre una serie de empresas que vía lobby han obtenido grandes privilegios tanto tributarios, como contractuales que les han venido permitiendo consolidar una posición dominante en sus respectivos mercados.

La visión central de la administración Biden es que la competitividad del país necesita desmontar esos privilegios, todos legales, de los cuales gozan hoy unas pocas empresas y que afectan la generalidad del sistema productivo.

Sobre la tributaria, que aún no ha sido presentada, es claro el camino que seguirá: Cerrar los beneficios fiscales de los grandes capitales, lo que en USA llaman, el 0,0001 de la población, que tributan con tasas marginales muy bajas. Varios estudios se refieren a 400 personas que en su conjunto reciben un ingreso anual superior al 60% de la población norteamericana y cuyas declaraciones de renta son inferiores al de millones de personas en clase media.

Ahora estoy hospedado en la casa de un profesor universitario con quien hemos visto los datos públicos sobre las declaraciones de esas 400 personas y él paga más en impuesto de renta que Elon Musk.

También está el fin de la carrera hacia el piso (rush to the bottom) en el impuesto de renta. Ya hay un acuerdo de establecer una tarifa mínima del 15% para poder operar en los mercados de los países del G7 y la OCDE. Para que tengamos una idea de lo que esto podría significar es que la tasa efectiva de tributación de esas 400 personas representaría el 10% de su riqueza y los recursos permitirían pagar por las vacunas contra el cOvid de toda la población mundial.

Biden está desarrollando una estrategia Keynesiana con un ambicioso plan de vacunación y un enfoque redistributivo en la política fiscal. Reitero, con los datos disponibles parece estar funcionando. Tomemos nota de lo que podría ser un ajuste en el manejo económico del nuevo gobierno colombiano que iniciará 13 meses.

CÉSAR CABALLERO REINOSO
Gerente Cifras & Conceptos S.A.

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes