close
close
Ricardo Villaveces P.

La política es dinámica

La ausencia de partidos sólidos y de sustento ideológico parece ser la norma por estos tiempos.

Ricardo Villaveces P.
POR:
Ricardo Villaveces P.
abril 11 de 2022
2022-04-11 02:02 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7865def38d.png

Muchas son las voces que vienen alertando sobre los riesgos del sistema democrático a lo largo y ancho del planeta y, probablemente, esto terminará teniendo como consecuencia formas diferentes en lo político que reconozcan las aspiraciones y necesidades de estos tiempos. El proceso es incierto y, en muchos casos, podrá ser traumático.

El hecho es que el desgaste del modelo se ve por todos lados y con solo mirar algunos aspectos el fenómeno es evidente. Por muchos años la lucha por el poder se daba entre grupos que tenían posiciones definidas y diferenciadas sobre temas que involucraban asuntos como la propiedad privada, la religión, el manejo de la economía etc y estos grupos giraban alrededor de partidos políticos que les daban soporte ideológico y organización. Las posiciones de los políticos eran bastante coherentes entre similares y, en gran medida, al menos desde mediados del siglo pasado, estaban influenciados por el peso de la Guerra Fría que establecía líneas rojas para unos y otros.

Hoy las cosas han cambiado significativamente. La coherencia ideológica se ha perdido, las posiciones son individualistas o son el producto de actitudes mas de hinchada y fanatismo que productos de una línea de pensamiento racional y coherente. Quizás uno de los casos mas dramáticos y de mayor impacto por el peso que tienen es el de los Estados Unidos. El partido republicano que se había caracterizada por su coherencia parece hoy una manada de seguidores de líderes perversos y con tendencias autócratas como Trump, o de planteamientos difíciles de entender en estos tiempos como el de la negación de la ciencia y la entrega a líderes religiosos que no se diferencian en muchas de sus ideas de las que se pueden encontrar en sociedades muy atrasadas. Los demócratas tampoco se distinguen por su sensatez. Que el señor Putin encuentre entre sus simpatizantes, unos explícitos otros vergonzantes, a personas como Trump, como Orban en Hungría o Vucik en Serbia, Le Pen en Francia, Salvini en Italia, la ultraderecha alemana o los neofranquistas españoles es algo que no deja de sorprender.

Esta ausencia de partidos sólidos y de sustento ideológico parece ser la norma por estos tiempos. Colombia no es la excepción. Los políticos cambian de partido o de candidato como quien se cambia de camisa y es así como prefieren ir a donde sople el viento sin importar que tan contradictorio pueda eso parecer. Como ya se están viendo habrá alianzas de todo tipo y en lo que si se puede estar seguro es que, como dicen los norteamericanos, “no hay almuerzo gratis”. Cada uno de estos acercamientos los hacen los políticos a cambio de algo. Que puede resultar de estos sancochos es algo que está por verse. Ojalá, no sean mas limitaciones para que Colombia pueda salir adelante en este mundo tan complejo.

RICARDO VILLAVECES P.
Consultor privado

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes