close
close
Carlos Enrique Cavelier

La transición agrícola

La solución ha estado a la mano por años, la voluntad no.

Carlos Enrique Cavelier
Coordinador de sueños de Alquería
POR:
Carlos Enrique Cavelier
mayo 18 de 2022
2022-05-18 01:13 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2021/08/12/61154ee86e59a.png

Al igual que el sector energético, el sector agrícola en el mundo debe plantearse una transición. En el energético es hacia la descarbonización como es obvio. La agrícola indudablemente debe ir en la misma dirección de frenar el cambio climático con retos adicionales.

Estos retos en Colombia deben incluir la suficiente producción de calorías y proteínas para eliminar el hambre y la desnutrición; segundo asegurar la salida de la pobreza de los agricultores y finalmente el cuidado de la tierra, los bosques y la diversidad.

Empecemos por la desnutrición: el objetivo de producir las 2.500 calorías por persona en el planeta así como las suficientes proteínas se logró hace décadas, pero con la paradoja de que muchas de estas se han desviado a la alimentación animal, sin ser esto reciente: desde el descubrimiento de la agricultura hace 10.000 años. Esta transición consiste en que esos excedentes alcancen para toda la población y además se centren en los primeros mil días desde la gestación y luego enganchen con el 0 a 5 y avancen hacia dietas más saludables durante toda la vida de las personas.

En Colombia antes de la pandemia se tenía según el Dane una cifra del 35,7% de personas en pobreza monetaria, con un 60% de ellas en el campo. Esto sucede en parte por el abandono del sector por el conflicto armado y por otro lado por el poco interés de país y los políticos en ocuparse a cabalidad de este tema. La institucionalidad del sector es pobre, la mayor de cualquier sector del gobierno central. Hay 2,5 millones de agricultores que cobijan esas 12 millones de personas en condición de pobreza que necesitan apoyo para vivir en paz y con garantías de compra y productividad; esta última se logra con tenencia legal de la tierra, educación rural, asistencia técnica, créditos adecuados en plazo y tasas además de insumos correctos.

El tercer elemento en esa transición agrícola es hacia el cuidado del planeta reduciendo su huella de carbono: esta empieza con la productividad mencionada arriba para que por hectárea, por vaca, pollo o cerdo etc se produzcan mayores cantidades de proteína con los mismos insumos. El ganado tendrá que ser producido en terrenos donde florezca el silvopastoreo o sus variantes. Respecto a sus emisiones de metano ya existen comidas y microorganismos que reducen su producción en el estómago de los animales; se deberá llegar a dietas que lo eliminen hasta llevar su impacto a carbón positivo.

Por último, los bosques deberán empezar a crecer en neto cómo ha empezado a ocurrir en Europa en la última década, y el pasto se cultive adecuadamente para los bovinos, avinos y cerdos de manera a que se vuelva un importante sumidero de carbono y estas especies lleguen a la posibilidad de estar al aire libre para su bienestar. Aquí, Colombia tiene potencial en carne y leche al querer el consumidor mundial estos productos no solo carbono neutro sino en pastoreo.

La solución ha estado a la mano por años, la voluntad no.

CARLOS ENRIQUE CAVELIER
​carlosenriquecavelier@gmail.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes