SÁBADO, 13 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Las cosas han cambiado

variaciones nos hacen reflexionar sobre el futuro del trabajo. 

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio

Desde inicios del año 2020, la humanidad ha tenido que enfrentarse a uno de sus mayores miedos: el cambio. La pandemia covid-19 fue el catalizador de transformaciones significativas en nuestra forma de vida, desde nuestras relaciones interpersonales hasta nuestra forma de trabajar. En consecuencia, hemos estado experimentando una revolución laboral sin precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. El factor de producción ha dejado de ser el capital, la tierra o la mano de obra, ahora es el saber; lo que implica transformaciones profundas que exigen a los ciudadanos y organizaciones demandas cognitivas y nuevas capacidades para enfrentar los retos.

En el pasado, encontramos casos de empresas que desaparecieron debido al desarrollo tecnológico y la automatización, pero al mismo tiempo surgieron nuevas industrias que generaron más empleos y otras sobrevivieron adaptándose a los cambios. Sin embargo, la situación actual podría ser diferente debido a la velocidad exponencial con la que se está desarrollando y adoptando tecnología, ya que las empresas aluden a un incremento de la productividad en la que reemplazan tareas manuales y trabajos administrativos y de gestión.

Estas variaciones nos hacen reflexionar sobre el futuro del trabajo, y es una tarea urgente orientar nuestros esfuerzos hacia los retos que plantea el nuevo entorno laboral. Hablando un poco de las nuevas tendencias del trabajo, la modalidad híbrida es una de las más recientes adaptaciones que surge del pensamiento de flexibilidad laboral e incorpora los avances de las tecnologías de la información y las comunicaciones con la necesidad imperiosa de ser más competitivos y productivos.

Además, por sus repercusiones en la calidad de vida y el equilibrio laboral-personal, se ha convertido en un atractivo para retener talento, especialmente para aquellas personas que le dan valor a este tipo de beneficios no económicos, también llamados salario emocional.

Otra tendencia en el mundo laboral es la escasez de talento calificado y la brecha de habilidades. Para este año, según el líder de selección y reclutamiento Manpower Group, el 64% de los empleadores han reportado dificultades para encontrar el recurso humano requerido. Por esto, es necesario educar a los jóvenes en trabajos relacionados con el cuidado de la salud, por el aumento de la expectativa de vida; analistas, ingenieros y programadores, para la creación de mejores productos y servicios y la captura y retención de clientes; ciberseguridad; habilidades blandas como la resolución de problemas complejos, pensamiento analítico e innovación, el aprendizaje activo, entre otras.

Esto, promoverá la inclusión y el empoderamiento de los jóvenes quienes son los constructores y responsables del desarrollo económico y social. Las cosas han cambiado, y es imprescindible seguir priorizando la formación continua de la mano de políticas activas y pasivas de mercado laboral en el país.


ROSMERY QUINTERO CASTRO 
Presidente Acopi Nacional

Destacados

Más Portales

cerrar pauta

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes