close
close
Hernando José Gómez

Los desafíos en la lucha contra el desempleo

El reto para lograr mayores niveles de empleabilidad es, sin duda alguna, crucial dentro de nuestra agenda socioeconómica.

Hernando José Gómez
POR:
Hernando José Gómez
diciembre 23 de 2021
2021-12-23 03:05 a. m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbde6f2f4a.png

El país ha seguido generando empleo. La tasa de ocupación, que para octubre de 2020 era de 53,2%, durante el mismo mes de 2021 alcanzó el 54,6%. Por su parte, la tasa de desempleo, que en octubre de 2020 se había ubicado en el 14,7%, se redujo ostensiblemente un año después, pasando al 11,8%.

Aunque estos resultados son positivos, los indicadores del mercado laboral todavía evidencian rezagos en el proceso de recuperación que nos deben llamar a la acción, sobre todo si tenemos en cuenta que incluso, antes de la pandemia, la cifra de desempleo ya bordeaba dos dígitos (10,5%) y evidenciaba inquietantes deterioros relacionados con brechas que perjudicaban a mujeres y jóvenes.

A esa disparidad entre géneros y grupos etarios se suma una regional, ya que la recuperación no ha sido la misma en todo el país. Mientras ciudades como Barranquilla y Cartagena han registrado tasas de desempleo de un dígito (9,1% y 9,6%, respectivamente) en el trimestre agosto-octubre de 2021, otras como Ibagué, Montería y Cúcuta registraron niveles de 18,7%, 17,2% y 16,9%, respectivamente.

Para el año que arranca en unos días se espera que el avance en el proceso de vacunación y la gradual normalización de la actividad económica continúen imprimiéndole dinamismo a la generación de empleo en el país, lo que contribuirá a cerrar las brechas existentes entre grupos etarios, género y regiones. Sin embargo, estos factores, aunque necesarios, son insuficientes para lograr alcanzar tasas de desempleo de un dígito, y de allí que se requiera aumentar la productividad y adaptar y modernizar la legislación laboral para que responda a los cambios tecnológicos y sociales.

En materia de costo país, hay que redoblar esfuerzos para continuar solucionando problemas estructurales como la deficiente provisión de infraestructura vial y conectividad, además de buscar aprovechar la apertura comercial y eliminar distorsiones que afectan la generación de valor agregado. Al mismo tiempo, se deben llevar a cabo ambiciosas políticas de formación para el trabajo y estrategias que permitan responder de mejor manera a las necesidades de personal del sector productivo. Además, es fundamental promover una mayor inversión local en Investigación y Desarrollo (I+D), rubro que en 2019 apenas representaba un 0,3% del PIB de Colombia, cifra que ubicaba al país muy por debajo del promedio de la Ocde para ese año (2,5% del PIB).

Debemos avanzar también hacia esquemas de trabajo por horas, buscar la financiación alternativa de algunos costos no salariales, y realizar ajustes al esquema del salario mínimo, toda vez que el actual no reconoce las disparidades entre sectores productivos y regiones. El reto para lograr mayores niveles de empleabilidad es, sin duda alguna, crucial dentro de nuestra agenda socioeconómica.

HERNANDO JOSÉ GÓMEZ
​presidenciaasobancaria@asobancaria.com

Destacados

  • OPINIÓN
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • TENDENCIAS

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes