Martes negro para los mercados internacionales

Los futuros del Brent se desplomaron un 6,4% al cierre por la incertidumbre sobre la oferta y el crecimiento del PIB global. 

La lección comienza con este documental: una introducción a la economía y a la inversión. A través de sucesos de la crisis financiera de 2008 y la Gran Recesión, un exbanquero de Wall Street nos recuerda las señales de alarma a la hora de invertir.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 20 de 2018 - 08:06 p.m.
2018-11-20

las buenas noticias no abundan por estos días en la economía global, este martes fue un día especialmente negativo, pues el fuerte desplome que presentó el precio del petróleo y la cotización de las acciones internacionales generó un auténtico ‘martes negro’.

En una sesión en la que prácticamente todos los indicadores se tiñeron de rojo, la fuerte caída del petróleo fue lo más destacado al descender, en solo un día, casi un 7%.

(Mercados internacionales operaron en rojo). 

Por un lado, el referencial Brent al término del día cayó un 6,44% hasta cerrar en US$62,65, lo que supone la ruptura de una nueva barrera a la baja y se ubica en el mismo nivel que en diciembre de 2017, borrando los ascensos de este año.

Asimismo, el WTI tuvo un comportamiento similar, pues perdió un 6,64% hasta los US$53,43, una cotización que no se veía desde el pasado octubre de 2017.

Tal como afirman los expertos, no hay una sola razón, sino que es un cúmulo de noticias negativas que han golpeado al mercado.

En el petróleo, uno de los aspectos que más pesan en el precio son los temores a una desaceleración global, idea que ha ido cobrando una mayor relevancia en las últimas semanas tras el recorte de las perspectivas de organismos como el FMI, así como la desaceleración de China, a la que se sumó la de la Unión Europea en el tercer trimestre la semana pasada.

Daniel Velandia, director de estudios económicos de Credicorp Capital, resalta que “hay un deterioro de la renta fija global y unas condiciones financieras más restrictivas, lo que ha llevado a analistas a decir que los defaults corporativos van a aumentar en 2019. Además, Goldman Sachs pronosticó una desaceleración de EE. UU., sumándose a las preocupaciones sobre la posibilidad de una recesión en 2020. Esa combinación no se veía desde 2006”.

(Precios del petróleo se desploman por temor de exceso en la oferta). 


Derivado de esto, también ronda el miedo de que se genere una sobreoferta en el mercado mundial de crudo por la alta producción y la menor demanda esperada por la Opep. Esto, llevaría a la organización a realizar un recorte desde diciembre mayor al anunciado, de un millón de barriles diarios, hasta 1,4 millones.

“El petróleo ha venido cayendo, pues hay un choque de demanda por la guerra comercial y el hecho de que la normalización está desacelerando las economías. Eso, sumado a una mayor oferta, golpea su cotización”, resalta Juan David Ballén, director de investigaciones económicas de Casa de Bolsa.

Además, según Ballén, esta situación hace que “Colombia quede muy expuesta, lo que tiene efectos en Ecopetrol y en el mercado local. Igualmente, se puede dar la posibilidad de que la tasa de cambio con el dólar supere al alza los $3.200, un alza en la inflación o incluso que el Emisor tenga que aumentar las tasas”.

MERCADOS ACCIONARIOS 

Pero no solo el crudo sufrió un fuerte golpe, pues prácticamente todas las plazas bursátiles terminaron el día en negativo.

En Wall Street, el Dow Jones acabó el día con una caída de 2,21% a 24.465,64 puntos, al tiempo que el S&P500 perdió 1,82% hasta las 2.641,89 unidades. El Nasdaq, que fue uno de los más castigados en los últimos días, bajó 1,70% hasta los 6.908,82 enteros.

De hecho, el Dow Jones ya ha borrado las ganancias de este año, mientras que tan solo el Nasdaq presenta un saldo positivo en el 2018.

Ante esto, la mala racha que ya estaba presentando el mercado estadounidense, con inversionistas revaluando los precios y preocupados por la coyuntura mundial, se sumó el mal desempeño de las tecnológicas, energéticas, los minoristas o la banca.

“La caída de los principales índices responde mayormente al mal desempeño de varias de las grandes tecnológicas, una pérdida especialmente jalonada por Apple, que en noviembre ha sufrido una caída del 12%. Esa reducción responde a que se reveló una reducción en la demanda de los últimos lanzamientos, lo que manda un mensaje de menores ventas y temores de una desaceleración en el consumo general de dispositivos electrónicos”, explica Alejando Useche, director del MBA de la Universidad del Rosario.

A su vez, este mal comportamiento empezó el día en Europa, pues el Dax alemán cayó un 1,58%, el Cac40 de París un 1,21%, el FTSE100 de Londres un 0,76% o el Ibex35 de Madrid, que perdió 1,55%.

Y, por último, Latinoamérica no se libró de la mala racha y, sin ir más lejos, el Colcap de la Bolsa de Valores de Colombia presentó un descenso de 2,38%. El Merval de Argentina cayó 4,48% y el Ibovespa de Brasil bajó un 0,69%.

Siga bajando para encontrar más contenido