close
close

Más Contenido

Abogados, grandes aliados en los procesos pensionales

Su tarea es fundamental, pues surten muchas necedades e injusticias que torpedean el derecho pensional con todos los requisitos esenciales.

Pensional

Lo más importante de la asesoría es que se recibe un direccionamiento para poder acceder a una vejez digna, sin complicaciones y con tranquilidad.

IStock

POR:
Andrés Palta Cortés
junio 24 de 2022 - 12:00 a. m.
2022-06-24

Para lograr entender de manera clara el papel que cumplen los profesionales en derecho respecto a los procesos pensionales, es menester partir por conocer cómo funciona el sistema pensional en el país. Para esta tarea, Giovanna Marcela Rojas, docente de la Universidad El Bosque y Co-directora de la firma Am Grupo Jurídico, explica que existen dos regímenes: Prima Media con Prestación Definida y Ahorro Individual con Solidaridad (RAICS).

Según la docente, el primero es el estatal o lo que comúnmente se conoce como Colpensiones y que pide como requisitos para obtener la pensión de vejez una edad específica y un número de semanas cotizadas; el otro régimen es el de RAICS o lo que se conoce también como fondos privados, en donde no se requieren los elementos de edad y de un mínimo de cotizaciones, sino que el afiliado reúna en su cuenta individual el capital para financiar la pensión de vejez.

Con ello, cabe destacar que en cualquiera de los dos sistemas, ya sea en el régimen de prima media o en el de ahorro individual, “es necesario que se realice una asesoría legal, esto teniendo en cuenta que las administradoras de pensiones tienen los mismos compromisos que cualquier entidad de carácter financiero: el buen consejo, asesoría oportuna, eficaz, eficiente, entendible y clara, al tiempo que beneficios reales para los cotizantes”, así lo explica Conrado Arnulfo Lizarazo Pérez, director Jurídico de Consultora Lizarazo & Álvarez.

Es en esa línea que Vicente Umaña, socio de Posse Herrera Ruiz, y María Camila Castiblanco asociada del área de derecho laboral de Posse Herrera Ruiz, resaltan que se ha evidenciado que, en los últimos años, tanto Colpensiones - administradora del Régimen de Prima Media - como las aseguradoras del Régimen de Ahorro individual han simplificado los trámites para la solicitud y reconocimiento de las pensiones.

“Sin embargo, en la práctica notamos que la pensión de sobrevivientes, por ejemplo, cuando es reclamada por los padres, hijos discapacitados y hermanos dependientes económicamente del causante, las entidades del sistema pensional son reacios frente el reconocimiento de este requisito, lo que trae como consecuencia que el reconocimiento de varias de estas pensiones deba ser debatido en instancia judicial, y en efecto sea necesaria la asesoría legal”, detallan.

Igualmente, señalan, en el marco de la pensión de sobrevivientes, cuando hay coexistencia de cónyuge o compañera permanente, se hace necesaria la asesoría de un abogado con el fin de contar con los elementos probatorios de los requisitos exigidos por la Ley.

Para imprevistos

Ahora bien, de acuerdo con María Camila Pulgarín, asesora legal de Centro Jurídico Internacional, dentro del marco pensional, más allá de determinar las modalidades de pensión y cuál es la más favorable para el afiliado según sus necesidades, también se hace necesario analizar los imprevistos que este puede encontrar a la hora de adquirir su mesada.

Dentro de los más relevantes, Pulgarín destaca los siguientes, los cuales, indiscutiblemente, necesitarán del acompañamiento de un profesional en derecho:

“Un tema trascendental es el fuero prepensional y este va dirigido a los trabajadores que están próximos (dentro de los 3 años siguientes) a acreditar los dos requisitos necesarios para obtener la pensión de vejez: la edad y el número de semanas o tiempo de servicio (requerido en el Régimen de Prima Media con Prestación Definida), o el capital necesario (en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad) y consolidar así su derecho a la pensión”, dice Pulgarín.

En este caso, apunta la asesora, los empleadores no pueden despedir a dichos trabajadores que se encuentren a portas de adquirir su pensión, situación que debe ser consultada con un profesional en derecho, pues el incurrir en esta acción puede acarrear multas y sanciones.

Otro aspecto de relevancia y que para todos los casos requiere un acompañamiento profesional de un abogado es con respecto al siguiente interrogante: ya tengo la edad para pensionarme, pero me faltan las semanas, ¿qué debo hacer?

“Pues bien, si el afiliado cumple la edad para pensionarse por vejez y no cumple con el número mínimo de semanas exigidas, puede continuar cotizando hasta completarlas y en caso de no poder continuar cotizando, podrá solicitar la indemnización sustitutiva (Colpensiones). Ahora bien, en el evento de llegar a la edad y no contar con el saldo suficiente, en el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad, opera la figura de la devolución de saldos (fondos privados). Para cualquiera de los dos eventos se debe buscar la ayuda y asesoría de un profesional”, responde la asesora legal de Centro Jurídico Internacional.

Por su parte, Giovanna Marcela Rojas, señala que otro escenario donde es importante contar con asesoría legal, es a la hora de pensar en trasladarse de un fondo de pensiones a otro, lo que se puede realizar cada seis meses, o cada que un afiliado haga un traslado de un régimen a otro, que puede hacerse cada cinco años, aclarando que no se puede hacer cambio de régimen cuando falten 10 años o menos para cumplir la edad que da derecho a la pensión. “Aquí se aconseja no solo contar con asesoría para realizar reclamos, sino desde un primer momento, buscando tomar decisiones acertadas”.

Gestionar derechos

Finalmente, el director Jurídico de Consultora Lizarazo & Álvarez, anota que la figura de un abogado no fuese necesaria si las administradoras de pensiones y en general todas las entidades actuaran de manera eficaz y eficiente frente a sus fundamentos organizacionales, pero desafortunadamente no ocurre así, por lo cual es necesario estar gestionando y litigando todos los derechos a través de abogados, demandas y tutelas, que por lo general requieren de la consulta profesional.

“Resulta curioso que muchas personas pagan, por ejemplo, la asesoría de un abogado para que le revise la compra de un automóvil de segunda, pero pocos pagan la asesoría para que le digan cómo está su estado pensional y, a fin de cuentas, lo más importante en la vida de un trabajador es su pensión, pues es lo que va a suplir un estado de necesidad en una edad difícil. Sin duda la tarea del abogado es fundamental, en los dos regímenes surten muchas necedades e injusticias que torpedean el derecho pensional con todos los requisitos esenciales”, concluye Lizarazo.

Destacados

  • MAS CONTENIDO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido