DOMINGO, 03 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Más Contenido

20 nov 2023 - 12:00 a. m.

Buenas perspectivas y
confianza inversionista

El país ha demostrado ser fuerte y resiliente a todas las tensiones y se
ha constituido en una garantía para los inversores locales y foráneos.

Confianza inversionista
POR:
redacción más contenido

Aunque Colombia es reconocido en el ámbito global por ser un país con unas reglas de
juego estables, no se puede negar el escenario de incertidumbre que se ha experimentado en el último tiempo frente a la confianza de los inversores.

Al respecto, Daniel Ossa Gómez, socio de la firma Tamayo Jaramillo & Asociados, asegura que, más que una opinión personal, lo que han percibido de sus clientes –tanto 
nacionales como extranjeros– es un poco de prevención frente al futuro inmediato del
país.

Según dice, continuamente se profieren anuncios grandilocuentes por parte de algunas autoridades que luego son desmentidas, moderadas o sencillamente modificadas por
otras, y en el momento existe poca claridad sobre lo que sucederá o no, en diferentes sectores económicos, por lo que considera que esos mensajes erráticos generan desconfianza en los inversores y ponen en riesgo la seguridad jurídica, que es un elemento esencial para decidir el destino de las inversiones.

“En lo personal, considero que la democracia e instituciones colombianas han demostrado suficiente solidez como para brindar una relativa estabilidad,  independientemente del gobierno de turno. Por ello, todos los esfuerzos de los
juristas deben concentrarse en mantener (y mejorar, en lo posible) el sistema de pesos y contrapesos de nuestra democracia”, afirma Ossa.

En esa línea, fuentes de Gómez-Pinzón señalan que, sin duda, todo el ‘ruido’ económico y geopolítico a nivel internacional y la incertidumbre nacional generada por todos los
eventos ya conocidos en el clima nacional, son la principal causa para que el inversionista nacional y extranjero tenga una crisis de confianza en los mercados y en las decisiones de inversión en general.

Para la firma es claro que las amenazas de recesión y la actual coyuntura política han llevado al inversionista a optar por tener un protagonismo pasivo. No obstante, creen firmemente que la institucionalidad del país ha demostrado ser fuerte y resiliente a todas las tensiones que se han generado y se ha constituido en una garantía para
los inversionistas locales y foráneos.

“Colombia es un país que ha demostrado sobreponerse a las diferentes crisis por las que ha pasado; para no ir muy lejos, supo resistir la crisis inmobiliaria del año 2008 y supo
sobrellevar y navegar los devastadores efectos de la pandemia. Esperamos que sea cuestión de tiempo para que los mercados se ajusten y empecemos a ver de nuevo una economía robusta y, ojalá, llena de oportunidades”, precisan los voceros.

A su turno, Juan Guillermo Ruiz, socio del área de Derecho Tributario, Aduanas y Comercio Exterior en Posse Herrera Ruiz, dice que es evidente que la combinación de reformas legales propuestas por el Gobierno ha generado gran incertidumbre entre los inversionistas locales e internacionales.

“En nuestra experiencia, la estabilidad y la certidumbre regulatoria son elementos fundamentales en las decisiones de inversión en nuestro país. La confianza inversionista se está afectando de forma importante. No obstante, observar que las instituciones en Colombia funcionan, empezando por el sistema democrático y electoral, el poder judicial
y legislativo, los órganos de control y el sector empresarial, nos permite ser optimistas en cuanto al futuro de la confianza inversionista. Confiamos en el futuro del país por sus
instituciones y por sus empresarios”, recalca Ruiz.

Y en eso coincide Jaime Iglesias, socio director de la oficina de Bogotá de la firma Garrigues, al sostener que la confianza del inversor se ha podido resentir un poco en los últimos meses por la incertidumbre respecto de ciertas reformas y la propia coyuntura económica mundial, pero asevera que Colombia es y seguirá siendo un país atractivo
para los inversores.

Condiciones económicas

Para Jaime Trujillo, socio de M&A de Baker McKenzie, Colombia no es ajena a la dinámica
global de desaceleración de las economías y que los datos macroeconómicos recientemente publicados por el Dane evidencian un crecimiento de la economía
de tan solo 0,3 por ciento en el segundo trimestre del año, así como un crecimiento en
el consumo de tan solo el 1 por ciento.

Y añade que aunque el año 2023 arrancó con un buen impulso, lo cierto es que algunos de los proyectos de inversión han tenido una dinámica más lenta de lo esperado y en ciertos casos se están aplazando, buscando mejores condiciones en el entorno
para reanudarse.

“En consecuencia, creemos que las condiciones macroeconómicas ciertamente
han marcado de manera significativa la dinámica local como regional en materia de fusiones y adquisiciones. En otras palabras, la menor liquidez de los mercados internacionales, las presiones inflacionarias y las altas tasas de interés han impactado el
volumen de transacciones que de otra forma se venía viendo en la región. En todo caso los resultados recientes parecen ser favorables para el entorno económico en
general”, indica Trujillo.

Por su parte, Carlos Carvajal, socio en Lloreda Camacho & Co., manifiesta que desde la perspectiva de esta compañía ven un panorama en el mediano plazo con importantes
proyectos de infraestructura férrea tanto a nivel nacional, como en el Distrito de Bogotá
D.C., en donde la elección del nuevo alcalde augura el desarrollo de las dos primeras líneas de metro y la finalización de varias troncales de transporte masivo en bus que las alimenten.



Destacados

Más Portales

cerrar pauta