Más Contenido

¿Cómo convierten los 'likes' en plata los ‘influencers’?

Con ellos ha cambiado la manera de promocionar productos y servicios.

Billetes

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
marzo 08 de 2021 - 01:11 p. m.
2021-03-08

Sin duda, el auge de las redes sociales ha traído consigo una nueva forma de conocer el mundo desde distintos sectores.

(Lea: Los influenciadores mueven US$10 millones en Colombia)

Según la agencia experta en negocios Efiempresa, “nunca se consideró el impacto que traerían estas redes en el ámbito comercial. Pues, en la actualidad se han implementado nuevas estrategias de comercio y marketing pensadas desde las ventajas de las redes sociales”.

(Lea: Así es el negocio de los nanoinfluencers en Instagram)

El mismo portal asegura que “en esta época el internet está dando espacio a la libre participación, generando nuevas plataformas de servicios”. Además, explican que con la influencia de ciertos personajes, "ha cambiado la manera de promocionar productos y servicios".

En diálogo con EL TIEMPO, Sara Camacho, profesional en mercadeo y ejecutiva de cuenta de Mass (una agencia de publicidad y marketing digital), explicó que es importante tener en cuenta la diferencia entre las audiencias, las cuales serían, según ella, el número de personas a las que llega el alcance del ‘influenciador’.

Cabe resaltar que las audiencias son distintas a los seguidores. Estos últimos, según Camacho, son “las personas con las que el ‘influenciador’ tiene una conexión”, es decir: quienes siguen a la persona basándose en el contenido que ofrecen y su probable identificación.

Un caso que puede explicar la relación existente entre el público y el ‘influenciador’ es el de Daneidy Barrera, quien se volvió una sensación en redes durante el mundial de fútbol de Brasil 2014, tras la viralización de un video en el que apoyaba a la Selección Colombia con su barra ‘eh eh epa Colombia’ (rótulo que recibió en el plano digital; es conocida como Epa Colombia).

Desde entonces la joven ha sido protagonista de varios escándalos. Por ejemplo: durante el Paro Nacional de 2019 se grabó vandalizando una estación de TransMilenio, lo cual le acarreó inconvenientes judiciales por daños a propiedad ajena.

No obstante, a pesar de sus conductas y su peculiar forma de ser, Barrera cuenta con más de dos millones de seguidores en su perfil de Instagram.

Razón por la cual es considerada una figura pública, o al menos una figura pública virtual, en el país.

Debido a su popularidad, la joven decidió iniciar con un emprendimiento de productos capilares. La cuenta oficial de Instagram en la que comercializa sus keratinas ya cuenta con más de 900 mil seguidores.

Según explicó Camacho, “las redes sociales son el nuevo ‘marketplace’ de muchas marcas y más cuando son emprendimientos”. El ‘eco’ de las redes es necesario teniendo en cuenta que, en principio, no se cuenta con el capital inicial de inversión para adquirir dominios e invertir en el ‘ecommerce’.

Debido a su fácil acceso (en la mayoría de casos es cuestión de registrar un correo electrónico), las plataformas poseen ventajas a la hora de permitir a los usuarios acceder a nuevos contenidos.

Sin embargo, las relaciones entre las marcas y los influenciadores debe ser analizada con rigurosidad, pues no es un vínculo que se construya con sencillez.

Las marcas buscan cuidar su imagen y los influenciadores con quienes tengan relación deberán ser ejemplares y encajar en los perfiles que se busque para promover productos.

Por ejemplo: en Instagram, Estefanía Gaviria, conocida como ‘Gaviranda’, se ha popularizado entre personas que buscan cuidar la salud de su cabello rizado, además de la obtención de un espaldarazo bajo una suerte de mensaje de empoderamiento.

Su emprendimiento ‘Con los crespos hechos’ cuenta con más de 23 mil seguidores en Instagram, a quienes, por medio de sus asesorías y convenios con marcas de productos capilares, ha logrado mantener satisfechos.

Según la agencia ‘Efiempresa’, el papel de los influenciadores es importante puesto que “sus mensajes elevan la marca de las empresas o productos que mencionan favorablemente, posicionándolo en el mercado”.

Debido a ello se explica que, en la actualidad, existe una relación directa entre la popularidad de productos creados y comercializados por influenciadores y la cantidad de seguidores que permiten darle ‘luz verde’ a un espacio de comercio virtual.

Aunque no siempre el comercio relacionado a los ‘influenciadores’ sale bien.

La Youtuber ‘Luisa Fernanda W’ se vio envuelta en una polémica, en 2019, tras recomendar a sus seguidores una plancha para el cabello por medio de sus historias de Instagram.

El problema fue que, al parecer, la joven recomendó el producto y varias personas que decidieron comprarlo nunca lo recibieron.

En Twitter una joven denunció la situación. “El 15 de diciembre de 2019 pagué por una plancha para el cabello anunciada en las historias de Instagram de Luisa Fernanda W, como ven en el video, con un 80 por ciento de descuento por 24 horas y un link que directamente te llevaba a la página para pagar el producto”.

Aunque a la denuncia se sumaron más personas estafadas, según informó EL TIEMPO en su momento, la influenciadora se defendió afirmando que ella nunca tuvo contacto directo con la empresa, pues solo tuvo relación con una agencia de influenciadores de la cual hace parte.

“Desde que esto sucedió, mi equipo y la agencia han estado siguiendo de cerca el tema y presionando para una solución inmediata'', puntualizó en su momento.

El caso fue llevado por los representantes legales de la joven, sin embargo, quedó el precedente de la recomendación de una empresa, al parecer, fraudulenta.

Camacho aseguró que para evitar este tipo de situaciones, es importante tener contratos en los que las marcas y los ‘influenciadores’, lleguen a acuerdos y que estos se cumplan con lo estipulado.

Respecto a la nueva incidencia del mercado digital, Camacho lo ve como “algo positivo”, en la medida en que la facilidad tecnológica permite utilizar redes sociales como un nuevo ‘marketplace’ en el que la oferta es amplia.

Desde la agencia ‘Efiempresa’, se plantea que “los 'influencers' destacan el valor de la marca e incrementan la inserción de ésta en el mercado. Esto ocurre en las redes sociales, y en sus áreas de influencia, que son medios comerciales alternativos de alta demanda”.

Además, también se menciona que, como toda estrategia, debe estar bien fundamentada y estudiada, pues “no cualquier Influencer aplica para cualquier negocio”, es de vital importancia un análisis de los públicos y de la confianza que se deposita en la persona que va a promover los productos".

Camacho aseguró que es importante el seguimiento desde las marcas hacia los ‘influenciadores’ para verificar que los acuerdos se cumplan.

Por tanto, es importante crear una solidez y una confianza entre los actores, tanto los posibles consumidores como los encargados de promover los productos ‘online’.

Tendencias EL TIEMPO

Destacados

  • MAS CONTENIDO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido