close
close

Más Contenido

Lácteos: ¿la punta de un iceberg?

El bajo consumo de leche de vaca abre puertas a cambios en su comercio.

Vacas

Para los defensores del medio ambiente, la industria de los lácteos contribuye al cambio climático.

EFE

POR:
Gloria Helena Rey
junio 11 de 2021 - 07:30 p. m.
2021-06-11

Estados Unidos, que es el segundo productor mundial de leche, después de India, ha visto disminuida su producción en un 40 por ciento desde 1975 y tenido que cerrar más de 20.000 granjas lecheras en la última década, según su Departamento de Agricultura.

(Lea: Piden salvaguardia para la leche y freno a uso de lactosueros)

La leche es uno de los productos agrícolas más producidos y valiosos del mundo y forma parte del 27% del valor agregado global del ganado y el 10% del de la agricultura, según la FAO.

(Además: Alza de precios de alimentos, lo que más preocupa de los bloqueos)

Pero, las estimativas sobre la producción mundial de leche para 2021 son variadas y algunas anticipan un bajo crecimiento que oscila entre el -1 y el 1,5%.

(Además: Leche y productos lácteos se podrán exportar nuevamente a Cuba)

Las exportaciones mundiales de productos lácteos en 2020 se habrían contraído “en un 4% a 74 millones de toneladas, lo que habría marcado la mayor disminución interanual en tres décadas”, según perspectivas de la FAO, que se basaron en la disminución de las importaciones el año pasado.

Las exportaciones mundiales de productos lácteos se dirigen hacia una contracción, en medio de la vacilante demanda de importación”, de acuerdo con el organismo, que, además, pronosticó un crecimiento de la producción mundial de leche en sólo un 0,8%.

En los 27 países de la Unión Europea (UE), Reino Unido e Irlanda del Norte la FAO registró una ligera contracción, “pese a las mejoras en el rendimiento”.

En 2020 la producción mundial de leche, que arrancó con un crecimiento aproximado del 3,3%, cerró el año con menos del 2% debido a los efectos de la covid 19 y de la crisis económica mundial, según otros estudios.

Portafolio buscó datos recientes y consolidados sobre el sector de lácteos en Colombia pero sólo obtuvo una escueta respuesta: “está en crecimiento”.

No obstante, la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegan, principal líder del gremio por más de medio siglo, se ha quejado por las compras exageradas de leche en polvo y de otros derivados a Estados Unidos, que superaron las 73.663 toneladas importadas el año pasado, según Asoleche, que agrupa y representa a pequeñas, medianas y grandes industrias colombianas procesadoras de leche.

Nuestro país es el cuatro productor regional de leche, después de Brasil, México y Argentina con un volumen aproximado de 6.500 millones de litros anuales y representa un 24% del PIB agropecuario y el 1,23% del Nacional, según se estima.

A nivel mundial, Colombia ocupa el puesto 24 en la producción de leche pero duplicar su producción podría tomar entre 44 y 100 años”, de acuerdo con un reciente estudio de la Andi.

Los estudios existentes sobre el desempeño mundial de la producción y comercialización de lácteos son, además de ambiguos, frágiles y dejan abierto un abanico de imprecisiones y dudas respecto al futuro desempeño económico del sector.

En la actualidad es cada vez mayor el número de personas que dejan de consumirla

COMPARTIR EN TWITTER

BAJO CONSUMO

Lo cierto es que, aunque la leche de vaca ha estado en la dieta de los humanos desde hace como 10.000 años, según historiadores, en la actualidad es cada vez mayor el número de personas que dejan de consumirla por razones que contestan sus alegadas bondades para su salud, entre otras cosas.

Grasas y lactosa que afectan la salud humana en varios campos, y razones de carácter ambiental e, incluso, de defensa de los derechos de los animales han afectado el consumo de la leche y sus derivados en varios países del mundo.

El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, NHS, (por sus siglas en inglés) reconoce la leche y sus productos derivados, consumidos dentro de una dieta balanceada, proporcionan gran cantidad de nutrientes, calcio y proteínas pero advierte que adolescentes y personas de edad deben evitar el consumo de la leche entera por su gran contenido de grasa.

Expertos recomiendan tener cuidado, además, con un elevado consumo de quesos, mantequilla y yogures por el alto contenido de grasas y las agencias médicas de algunos países alertan sobre un consumo superior a los 17,5 gramos de grasa por cada 100 gramos.

Leche

Empresas del sector como la centenaria Nestlé se han visto forzadas a innovar.

Archivo

La mantequilla, además de la normal, contiene gran cantidad de grasa saturada y sal, lo que no sólo aporta abundancia de calorías que contribuyen al sobrepeso, sino que pueden elevar la tensión y el colesterol y causar lesiones en los riñones, arterias y el corazón, a lo que se suma la intolerancia a la lactosa en algunas personas, según expertos.

Para los defensores del medio ambiente, la industria de los lácteos contribuye al cambio climático ya que los eructos y ventosidades de las vacas generan metano suficiente como convertir a un país en el sexto emisor de gases de efecto invernadero, si todas las vacas se agrupan en un mismo sitio.

Los que defienden los animales como el actor Joaquin Phoenix, que ganó el Oscar por mejor actor por Jocker el año pasado, la industria de los lácteos ha sido muy cruel con las vacas al robar la leche de sus terneros para consumo humano y comercializar la existencia de los dos.

TORMENTA EN GRAN VASO

The New York Times en una reciente nota sobre el tema dijo que lo vivido por el sector de lácteos en EE.UU es “Una tormenta dentro de un vaso de leche” pero, es preciso resaltar que este es enorme y multimillonario.

En 2013, la leche, con una producción total de 770.000 millones de litros valuados en US$328.000 millones, ocupó el tercer lugar por tonelaje de producción y fue el producto agrícola más importante en términos de valor en el mundo”, de acuerdo con la FAO.

Pero, empresas del sector como la centenaria Nestlé se han visto forzadas a innovar y lanzar al mercado de Francia, Países Bajos, Portugal y posteriormente al resto de Europa, productos alternativos a la leche de vaca como Wunda, una bebida elaborada a base de guisantes, sin azúcar o con chocolate, baja en grasa, enriquecida con calcio y vitaminas D, B2 y B12, con una calificación de Nutri-Score A, que califica los alimentos en Europa, de la A a la E, de más a menos saludables.

Oprah, Jay-Z y otros inversionistas de la sueca Oatly, especializada en alimentos veganos y valorada en unos US$10.000 millones, se lanzaron hace poco a cotizar a la bolsa de Nueva York con una leche a base de avena, que esperan que produzca millones en ganancia.

Oaltly, que vende sus productos, incluso la leche de avena, a varias cafeterías gringas como Starbucks, también los comercializa por internet y vende a minoristas. En consecuencia, como la economía mundial, el sector de lácteos también se transforma y la innovación se consolida como la mejor salida de emergencia, según expertos.

Destacados

  • MAS CONTENIDO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido