close
close

Más Contenido

Millonaria sanción a modelo Elizabeth Loaiza por pruebas rápidas covid

La famosa fue señalada de publicidad engañosa por promocionar en sus redes el producto.

Elizabeth Loaiza

Elizabeth Loaiza, famosa modelo colombiana.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 19 de 2021 - 03:37 p. m.
2021-06-19

Una multa de $136’278.900 fue la que la Superintendencia de Industria y Comercio (SCI) le impuso a la modelo colombiana Elizabeth Loaiza por publicidad engañosa relacionada con unas pruebas rápidas para el covid-19.

Los hechos ocurrieron en el 2020, en pleno inicio de la pandemia y de los confinamientos en el país. En mayo del año pasado, precisamente, la SIC había formulado cargos.

Ahora, más de 12 meses después, llegó la sanción.

(Lea: ¿Avantel da datos ilimitados? SIC indaga posible publicidad engañosa).

¿QUÉ OCURRIÓ?

En abril del 2020, Loaiza hizo una publicación en su Instagram en la que decía que estaba vendiendo ProMed Covid 19 Rapid Test, unas pruebas rápidas para detectar el coronavirus en el cuerpo.

Dijo que la venta era solo para gobernaciones, alcaldías, hospitales y clínicas, y que el producto contada con el registro Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima).

Prometía entrega a los 8 días de hecho el pedido y que, mínimo, tenían que comprar 5.000 unidades.

(Vea: Sancionan a Unilever por publicidad engañosa en productos de belleza).

LA SANCIÓN

Tras la investigación, la SIC encontró que las pruebas, para el momento de la publicación, no contaban con ningún registro del Invima.

Además, las ventas eran para todo el que llamara, pues “la persona encargada de atender la línea telefónica no advirtió ni exigió documentación alguna que acreditara al comprador como representante de alguna autoridad o institución de salud, sino que limitó la restricción al número mínimo de unidades a adquirir, dejando abierta la posibilidad de vender número inferior a las señaladas en la publicidad”.

La SIC también aseguró que usar su perfil de Instagram para promocionar las pruebas no era “restrictivo ni se constituía en un canal exclusivo para el ofrecimiento de productos dirigidos a entidades de salud, sino que por el contrario, en dicha red social, confluyen un número importante de seguidores, que tuvieron acceso a la publicidad emitida, en un momento álgido por la existencia de una pandemia mundial y en el cual, cualquier consumidor al ver la publicación, pudo verse motivado a acceder a dicho producto y contactar al número telefónico expuesto para obtener información y adoptar una decisión razonable de consumo”.

(Vea: ‘Bavaria incurrió en competencia desleal por pactos de exclusividad’).

La multa se terminó imponiendo por infringir los artículos 29 y 30 del Estatuto del Consumidor, “que obligan a los anunciantes a condiciones objetivas anunciadas en la publicidad y protegen a los consumidores contra la publicidad engañosa”.

La sanción podrá ser apelada.

PORTAFOLIO

Destacados

  • MAS CONTENIDO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido