close
close

Más Contenido

Uniciencia quiere revolucionar el modelo educativo

La visión fundacional de la universidad es la de romper barreras sociales con asequibilidad a educación de calidad y flexibilidad horaria.

Diego Tamayo

Diego Tamayo, rector de la Corporación Universitaria de Ciencia y Desarrollo, Uniciencia.

Uniciencia

POR:
Portafolio
marzo 01 de 2020 - 08:00 p. m.
2020-03-01

A Diego Tamayo, rector de la Corporación Universitaria de Ciencia y Desarrollo, Uniciencia, sus 29 años de edad lo convierten en el más joven entre los rectores del país.
Llegó a la Institución para ser el pionero en la implementación del modelo del low cost a la educación superior y aprovechar su juventud para lograr mayor cercanía con los estudiantes.

(Lea: Los colombianos usan poco las cesantías en su educación)

Uniciencia es una institución privada, hace presencia en tres ciudades del país, Bogotá, Bucaramanga y Montería, y en los próximos días entrará en operación su sede en Tunja. Ofrece 15 programas académicos de pregrado y una especialización.

(Lea: ¿De qué depende el valor de un seguro educativo?)

La visión fundacional de la universidad es la de romper barreras sociales con asequibilidad a educación de calidad y flexibilidad horaria.

(Lea: 'Estamos en mora de darles estatus e ingresos a los técnicos')

¿Cómo han logrado cerrar las brechas sociales sin perder la calidad?

Estamos democratizando la educación porque en este país el acceso a la educación es inequitativo y muy limitado. Soy un convencido de que existe una relación entre el desarrollo y la formación.

En Uniciencia cerramos esas brechas ofreciendo formación a todas las personas que muchas veces no tendrían la posibilidad de acceder a una universidad, pero lo hacemos con la fijación absoluta en que la calidad sea la mejor.

En profesores nosotros no escatimamos, pero en cambio, en cuanto al cobro de matrículas, nos vamos al límite para que los estudiantes puedan tener precios muy asequibles.

Esa es la razón por la que tenemos programas donde el semestre cuesta 1.050.000 pesos e incluso en muchos casos damos financiación directa buscando facilitar el acceso a la educación.

¿De eso se trata el modelo del low cost en Uniciencia?

Hay actividades y sectores que tienen estructuras de costos muy grandes, como las aerolíneas, pero que ahora han disminuido las cosas que son opcionales para la operación, como sillas reclinables, alimentos y millas, pero no pueden suprimir lo que es esencial, como el combustible, los pilotos y el mantenimiento.

Nuestra operación está enfocada en tener las mejores opciones para nuestros estudiantes en aquellos aspectos que son esenciales, como lo son los profesores de altísimo nivel, tenemos una infraestructura cómoda pero no de grandes dimensiones, siempre enfocados en acabar con las brechas sociales haciendo asequible la educación superior pero que no pierda su calidad.

Quienes hacemos parte de la familia Uniciencista sabemos que estamos tratando de trascender para implementar este modelo de low cost educativo, porque a la final, la persona que toma un avión busca que lo lleven del punto A al punto B, y así mismo el que llega a la universidad busca adquirir conocimiento, y en las herramientas para lograr ese propósito estamos al mismo nivel de las universidades más reconocidas del país.

¿Qué significa para Uniciencia tener el rector más joven del país?

En lo personal es un gran honor tener esta oportunidad; en cuanto a la institución, lo que buscaba la Asamblea General era cambiar el estereotipo de la persona que está a cargo de una universidad, que por lo general es mucho mayor a 29 años.

Esto no es tanto pensando en que la juventud garantice innovación y una mayor conexión con los estudiantes, aunque por supuesto que hace parte de la misión encomendada, sino que adicionalmente el mundo está demandando más oportunidades para las personas jóvenes y nuestro objeto misional es formar las futuras generaciones; por lo tanto, el hecho de tener la posibilidad de contar con un joven que conoce del proyecto educativo y tiene las credenciales académicas para liderar la universidad, fue suficiente incentivo para tomar esta decisión.

¿Hacia dónde va Uniciencia?

Hoy, la gente quiere una formación más ágil, a buen precio y de calidad. Hemos visto la necesidad de abrir nuevos pregrados y posgrados en las diferentes áreas del conocimiento, y que los estudiantes que pasan por nuestras aulas puedan seguir su formación.

Nuestra apuesta no solo es crecer en cantidad de programas, sino crecer en cantidad de sedes. Este modelo, que ha logrado cambiar la vida de muchas personas, queremos llevarlo a más ciudades del país para que Uniciencia sea un motor de desarrollo.

Lo hemos logrado donde tenemos presencia y sé que podemos hacerlo en más lugares.
Adicionalmente, para darles más oportunidades a nuestros estudiantes, estamos en un proceso de internacionalización para que nuestros estudiantes puedan prepararse fuera del país con una óptica globalizada y para que tengan competencias que puedan fomentar desde la parte empresarial y académica.

¿Cómo va ese proceso de internacionalización?

Estamos buscando que el estudiante pueda desenvolverse con precisión y audacia en este mundo donde la globalización es una realidad pero que lo puedan hacer con bajos costos.

Estamos haciendo convenios con importantes instituciones europeas, donde pueden acceder incluso a becas para maestrías. Ya tenemos un convenio de doble titulación donde los estudiantes de pregrado pueden hacer en su último año una maestría en una institución española y nosotros les homologamos ese tiempo con los contenidos académicos de acá; de esa manera, el estudiante se gradúa del pregrado con una maestría internacional.

Destacados

  • MAS CONTENIDO
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido