close
close

Ahorro

Inteligencia analítica: ventaja competitiva

El mundo corporativo actual exige de las tecnologías de la información soluciones que trasciendan el simple diagnóstico y que permitan, en minutos, transformar grandes volúmenes de datos en conocimiento certero para la toma de decisiones.

Inteligencia analítica: ventaja competitiva

Archivo Portafolio.co

Inteligencia analítica: ventaja competitiva

POR:
septiembre 23 de 2012 - 05:42 p. m.
2012-09-23

Quien tiene la información, tiene el poder. Esa debería ser una frase inspiradora para cualquier organización que pretenda ser competitiva en el mundo actual.

Sin embargo, la gran cantidad de datos e información que manejan hoy las empresas -fenómeno conocido como Big Data-, hace cada vez más difícil para sus líderes tomar las decisiones al ritmo que requieren sus negocios o actividades.

¿Cómo transformar este problema en una oportunidad real de mercado?
Hasta hace muy poco, las soluciones de Inteligencia de Negocios permitían un manejo adecuado de la creciente información. Sin embargo, el ritmo cambió y a medida que los datos aumentan en cantidad y complejidad, disminuyen los tiempos para tomar decisiones empresariales con base en dicha información. Frente a este panorama, la solución es una sola y tiene nombre propio: Inteligencia Analítica.

Esta solución de negocios no solo toma en conjunto los miles de millones de datos recibidos (estructurados y no estructurados), segundo a segundo, sino que los analiza a fondo, descubriendo patrones y relaciones complejas entre sí, y brindando elementos de juicio sustentables que le permiten a cualquier tomador de decisiones actuar en consecuencia, y al instante.

Su antepasado directo, la Inteligencia de Negocios, facilita únicamente el reporte de los datos sobre lo que ya sucedió, es ver por el espejo retrovisor; en cambio, la Analítica lo que permite es ver hacia adelante, mirar el camino por recorrer y saber si va en la dirección correcta, con una capacidad predictiva única de lo que pudiera llegar a pasar. Así, la cabeza de cualquier organización puede decidir cómo llega a sus objetivos o cómo enfrenta problemas complejos, con mucha mayor seguridad. Incluso, descubre en minutos oportunidades de mercado que de otra forma hubiera tardado meses en deducir.

La utilidad de esta solución tecnológica es indudable, así como su impacto en los negocios, y aplica para innumerables sectores.

En el financiero, por ejemplo, un banco estadounidense muy grande evaluaba su exposición al riesgo en tiempo récord para su industria, pues lo hacía en apenas 18 horas -frente a los 30 días usuales-; con la Analítica de Alto Desempeño logró hacerlo en solo 12 minutos.

Como este, hay muchos otros casos destacables -en sectores públicos y privados- sobre las ventajas de su implementación.

De hecho, ese manejo casi que en tiempo real de la información ha posibilitado a empresas y/o entidades personalizar sus servicios a niveles increíbles, permitiéndoles conocer de cada cliente o ciudadano sus hábitos, gustos, comportamientos y hasta opiniones particulares expresadas en las redes sociales.

Está el caso de una empresa automotriz estadounidense que empezó analizando con este sistema el sentimiento hacia su marca que sus clientes expresaban en la Web, y encontró -con base en las quejas de sus compradores- riesgos para su imagen por el daño específico y recurrente de una pieza.

De inmediato tomó la iniciativa, habló con el fabricante, arregló el problema y eliminó las quejas que se pudieran presentar por ese concepto, reduciendo así los riesgos que una inconformidad masiva pudiera generar a su reputación y posicionamiento.

Hoy por hoy la Inteligencia Analítica permite a una industria como la automotriz predecir cuáles son las piezas que más fallan y asegurar su disponibilidad permanente en los talleres de mecánica, mejorando los niveles de venta y de servicio.

De igual manera, un sinnúmero de sectores de comercio han visto beneficios tangibles en el análisis minucioso de los datos, tras la implementación de la herramienta, ya que les ha facilitado descubrir clientes con intereses similares, tendencias de mercado y proveedores más eficientes, entre otros, permitiéndoles enfocarse aún más en sus estrategias comerciales.

Así mismo, este sistema ha demostrado enorme utilidad práctica para entidades del sector público y de seguridad estatal, ya que permite conocer al detalle los comportamientos individuales de los ciudadanos, como el pago de sus impuestos, la frecuencia con que acuden al sistema de salud o las zonas en las que más demandan servicios educativos, lo que a la larga permite fortalecer o reorientar programas de política pública incluso por zonas o segmentos detallados de la población.

Atrás quedaron entonces los reportes históricos que brindan retrospectivas, pero perspectivas del futuro limitadas. Porque hoy más que nunca, en este contexto global, es indispensable comprender el pasado, monitorear el presente y predecir resultados futuros con la mayor rapidez y confiabilidad posible.

Para eso existen las soluciones de Analítica, que se imponen en el mundo entero al punto de ser actualmente utilizadas por más del 90 % de las empresas más grandes del planeta.La Inteligencia Analítica se impone porque las tecnologías de la información existen para eso, para optimizar el desempeño de los negocios y de la operación en general de cualquier organización, sea en el sector que sea.

Y es en esta era del Big Data donde consolidar ventajas competitivas sostenibles no es posible, sobre todo en una economía en expansión y abierta al mercado como la colombiana, sin contar con la posibilidad de tener toda la información analizada y siempre a mano, para tomar las mejores decisiones. 

José Luis Sánchez / director general SAS Latinoamérica Norte 

Destacados

  • MIS FINANZAS
  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido