Francisco Miranda Hamburger
brújula

Acuerdos y conciliaciones

No son pocas las expresiones prácticas en el mundo empresarial y comercial de la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
junio 07 de 2020
2020-06-07 06:37 p.m.
https://www.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

No son pocas las expresiones prácticas en el mundo empresarial y comercial de la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus. Dos de ellas son las crecientes dificultades para los pagos respectivos de la prima de servicios de junio y los arrendamientos de locales e instalaciones.

El Gobierno ha expedido medidas, bajo la sombrilla de la Emergencia, que buscan tímidamente crear las condiciones para que se generen acuerdos y conciliaciones que alivien esa carga a los negocios sin que se vean vulnerados los derechos de los trabajadores y de los dueños de los locales. En este mismo espacio la petición ha sido que el pago de la prima, por sus protecciones legales y la jurisprudencia detrás de esta prestación, no debe modificarse. El presidente Iván Duque ha llamado a cumplir el pago pero con facilidades, esto es, acuerdos para el desembolso en plazos.

Este especie de autorización gubernamental es una oportunidad para crear espacios de diálogo entre empleadores y trabajadores que conduzcan a estos acuerdos. Cada parte debe ceder: los empleados podrían acceder a su prima a plazos pero los empresarios podrían conceder otro tipo de beneficios, incluyendo el mantenimiento de los empleos.
El tema de los arrendamientos también es un punto de discordia hoy entre los empresarios y sus arrendadores. De acuerdo a una reciente sondeo de Fedelonjas sobre 11 mil contratos, el 41 por ciento tenía incumplimientos. El Gobierno dio unos lineamientos para que los arrendatarios comerciales pudieran anticipar el fin de sus contratos pero la inquietud empresarial ahora es la falta de liquidez para estar al día con los servicios y cancelar la penalidad reducida.

Es una puerta que se abre para muchos negocios amarrados a unos arrendamientos que ya no pueden costear y que deben aprovechar. También requieren apoyo y divulgación los diferentes espacios de conciliación con el de la Cámara de Comercio de Bogotá para zanjar diferencias. En esta crisis muchos perderán pero no todas las pérdidas deben caer solo en unos hombros.

Recomendados

  • MIS FINANZAS
  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • OPINIÓN

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes