Se prenden las alertas por un posible impuesto al ahorro pensional

Fasecolda advierte, además, que con la ley de financiamiento se le daría un duro golpe a pólizas de vida con componente de ahorro.

Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda.

Jorge Humberto Botero, presidente de Fasecolda.

Cortesía

POR:
Portafolio
diciembre 03 de 2018 - 05:44 p.m.
2018-12-03

Los ahorros que millones de colombianos están acumulando para obtener algún día su jubilación empezarían a ser gravados, de llegar a probarse el proyecto de ley de financiamiento que se discute en el Congreso de la República.

La advertencia la hizo Jorge Humberto Botero, presidente del gremio de los aseguradores (Fasecolda), al señalar que en el artículo 68 de dicha iniciativa se modifica el artículo 235-2 del Estatuto Tributario que considera como exenta un conjunto de ingresos relacionados con el sistema general de pensiones en el país.

(Ley de financiamiento dejaría nuevo hueco de $5 billones en el 2022). 

Así las cosas, los recursos acumulados en los fondos privados (AFP), los bonos de reparto del régimen de prima media con prestación definida, los fondos para el pago de los bonos y cuotas partes de bonos pensionales, el fondo de solidaridad pensional y las reservas matemáticas de los seguros pensionales de jubilación o vejez, invalidez y sobrevivencia, así como sus rendimientos, tendrían que pagar renta y se les aplicaría la tarifa general.

El dirigente gremial señaló que una medida de esta naturaleza no solo es inconstitucional, sino que, además, es inconveniente desde el punto de vista económico, financiero y social, en la medida que golpea el ahorro de más de 6,2 millones de afiliados.

"Gravar esos rendimientos es gravar la formación del ahorro con el que la gente se va a pensionar por vejez o que su familia reciba una indemnización si muere. Es un absurdo absoluto. Lo que pasaría allí es que muchas personas no van a alcanzar a jubilarse, porque esos rendimientos financieros son para acumular el capital que se necesita para obtener la pensión mínima",
explica Botero.

Al referirse a la idea del Gobierno de gravar con el 10 por ciento las indemnizaciones por seguros de vida, como ganancia ocasional, dijo que ve con preocupación como se le está asestando un duro golpe, en general, al ahorro para la vejez que realizan millones de colombianos.

(Especial: Los efectos de la Ley de Financiamiento en su bolsillo). 


Según Jorge Humberto Botero, presidente de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), no solo se busca gravar las pólizas de vida, donde las más perjudicadas son aquellas que tienen un componente de ahorro, sino que también está contemplado, en el proyecto de ley de financiamiento, gravar los rendimientos de las reservas de los seguros de pensiones y jubilación, así como los rendimientos de las cuentas voluntarias de ahorro pensional o los aportes voluntarios en las cuentas obligatorias.

Cálculos del gremio indican que al menos unas millones de pólizas de vida quedarían gravadas con el impuesto a las ganancias ocasionales (10 por ciento) pues de las más de 30 millones que hay contratadas en el país, esas son las están por encima del tope de las 12.500 unidades de valor triburario (UVT) establecidas en el proyecto para ser gravadas.

Pero según Botero, de ese volumen de pólizas de vida, unas 200.000 tienen un componente de ahorro, sobre el cual también se pagaría dicho impuesto, por eso esa es la mayor preocupación de la iniciativa presentada por el gobierno, pues a todas luces, esa tributación las estaría condenando.

“Gravar ese ahorro mata a los seguros de vida con ese componente, pues no tendría sentido que las personas, que tienen hoy muchas opciones de ahorro, quieran tener una póliza de estas que estarán gravadas, es como si se gravaran las cuentas de ahorro de los bancos, nadie volvería a acudir a este mecanismo“, señala el dirigente gremial.

Advirtió, además, que en el evento que dicha propuesta quede en firme, afectará igual a las pólizas de vida que están atadas a buena parte de los créditos financieros, en especial a los hipotecarios, en la medida que si el titular de un seguro de estos fallece, la póliza cubre la parte del crédito que haya quedado pendiente, pero los beneficiarios de la póliza tendrán que pagar el impuesto dela ganancia ocasional derivada de dicho seguro.

Redacción Economía y Negocios 

Siga bajando para encontrar más contenido