Tres consejos para superar los problemas financieros

Infórmese cómo puede sobreponerse a una dificultad económica y garantice su bienestar financiero a mediano y largo plazo.

Billetes

No se deje llevar por el pánico o la emoción con los movimientos que tienen los mercados en estos meses.

ARCHIVO CEET

POR:
Portafolio
mayo 21 de 2020 - 11:31 a.m.
2020-05-21

Desde que comenzó la emergencia sanitaria, la mayoría de los líderes mundiales se ha referido al concepto de “resiliencia”, que es la capacidad humana para afrontar y superar las situaciones difíciles. Probablemente la mayoría de personas y hogares están enfrentando momentos de dificultad financiera, ya sea porque perdieron sus ingresos o han visto diezmados los activos de su empresa debido a la prolongación del asilamiento preventivo obligatorio.

Sin embargo, para superar esta crisis es necesario contemplar la situación constructivamente y poner en marcha una estrategia que minimice los efectos negativos y maximice las oportunidades que la situación ofrece.

Estos son tres consejos para poner en práctica la resiliencia financiera:

1. PROTEJA SU PATRIMONIO

El efectivo que está en su casa, el dinero consignado en una cuenta de ahorros, los títulos de crédito, los certificados de depósito, los fondos de inversiones, los planes privados de pensiones y las cesantías, entre otros, hacen parte de su ahorro. No se deje llevar por el pánico o la emoción con los movimientos que tienen los mercados en estos meses.

Recuerde que esta no será la primera vez ni la última. Desde 1929, el mundo ha enfrentado cerca de 14 caídas, producto del ciclo económico. Cuando se controle la emergencia, la demanda de productos y servicios se reactivará, los mercados se volverán a estabilizar y los flujos económicos retornarán a su cauce. ¡Tenga paciencia!, las decisiones apresuradas sólo conllevan a la pérdida de su inversión.

2. BUSQUE UNA SEGUNDA FUENTE DE INGRESOS

Si ha perdido su empleo o han visto disminuidos sus ingresos es el momento potencializar sus habilidades. Independientemente de la profesión u oficio que usted haya aprendido o desempeñado hasta ahora, todos tenemos otro tipo de destrezas que pueden ponerse al beneficio del bolsillo. Recuerde que lo que puede ser conocimiento común para usted, no lo es para otros.

Así que identifique las necesidades de su entorno (amigos, familiares, clientes o usuarios) y alinéese a estas. Haga un pequeño estudio de mercado, reconozca las propuestas de sus competidores y busque que su producto o servicio tenga un diferencial sobre los otros. Así, la gente preferirá irse con usted antes que con alguien más que le ofrece un valor similar.

No tenga miedo a tocar diferentes puertas. Empiece promocionando su producto o servicio con sus amigos y pídales que trasmitan sus mensajes a otros, haga lo mismo con sus familiares y compañeros de trabajo. También puede utilizar las redes sociales como vitrina y ofertar sus habilidades en grupos o comunidades virtuales. Si usted ya es empresario, incursione en el comercio electrónico, esto le ayudará a incrementar las ventas y a mejorar el posicionamiento de su marca sin la necesidad de hacer grandes inversiones en publicidad.

Pensar en otras fuentes ingresos, le permitirán abrir su mente, ocupar su tiempo libre en un emprendimiento le ayude para dar un nuevo enfoque financiero y atesorar un pequeño remanente para arrancar de nuevo cuando la situación se normalice.

(Lea: Aproveche las oportunidades del comercio electrónico)

3. INVIERTA EN EDUCACIÓN FINANCIERA

Las personas con bajos niveles de educación financiera están en mayor riesgo de vulnerabilidad en situaciones de emergencia, esto se traduce en una barrera para la inclusión y, por ende, para tomar buenas decisiones sobre los productos y servicios que ofrece el sistema financiero a corto, mediano y largo plazo.

Una persona culta financieramente sabe que durante las bonanzas debe ahorrar para los imprevistos y los periodos de escasez. También sabe que un buen presupuesto es su primer aliado ante una situación difícil y conoce cómo y cuándo es tiempo para invertir teniendo metas realistas.

(Lea: ¿Sirve para algo la educación financiera?)

Esta coyuntura debe dejarnos una moraleja. Tal vez, ver las posibilidades en un vaso que antes estaba lleno y ahora, se ve medio vacío es difícil. Tenga en cuenta que sólo quien es resiliente puede construir un prominente futuro financiero.


Johanna Valderrama Casas
Twitter: @johalex1
Asesora de Comunicaciones de Banca de las Oportunidades

Recomendados

  • MIS FINANZAS
  • NEGOCIOS
  • TENDENCIAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido