Bogotá sale del inventario de vivienda represado

Lo mismo está sucediendo en los municipios aledaños, lo que, según Camacol, es bueno, pues el inicio de obras nuevas está creciendo.

Construcción de vivienda

“Al construir activamos 23 sectores de la economía y 174 líneas productivas", Camacol. 

Cortesía: Grupo Oikos

POR:
Portafolio
febrero 26 de 2019 - 09:52 p.m.
2019-02-26

En los últimos tres meses, a enero, se vendieron 16.091 viviendas en Bogotá y Cundinamarca, que representaron crecimientos anuales de 5% y 29%, respectivamente.

Según la gerente regional de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Martha Moreno, en las dos regiones la comercialización de vivienda social creció 40% y 33%. Por su parte, para cada caso, la de rangos más altos registró variaciones de -17% y 21%.

(El 45% del ‘stock’ de vivienda en el país es de estrato medio). 

Un dato relevante está relacionado con la oferta, que disminuyó 6,9%, con caídas de 19,5% en la capital y de 19,5% en el departamento.

“Cierto, el stock está bajando y, en línea con esto, el indicador de rotación (tiempo en que se demora en vender una vivienda) mejoró. De esta forma, se está presentando una depuración que es sana, si se tiene en cuenta que veníamos de un listado grande de inmuebles disponibles”, explicó la directiva.

Segun Moreno, así debe ser para beneficio del mercado, “si le agregamos que las iniciaciones de obras crecieron en el periodo analizado: 12% en Bogotá y 25% en Cundinamarca”.

AJUSTES HACIA EL 2019


La gerente destacó que en medio de las eventualidades, está serie de ajustes empiezan a reflejarse en el empleo de la región, que en diciembre pasado registró 55.000 nuevas plazas.

“Cada vez que ponemos un ladrillo estamos activando 23 sectores de la economía y 174 líneas productivas; de ahí la importancia de esta corrección. Pero, sobre todo, de la forma gradual en la cual se está dando”, enfatizó.

En este entorno, Moreno reveló las proyecciones para este año de los que considera como los indicadores líderes del sector.

Por ejemplo, en Bogotá prevé un crecimiento de 4,3% en la iniciación de proyectos nuevos, de 0,1% en las ventas y de 4,7% en los lanzamientos. En el caso de Cundinamarca, las variaciones previstas son de 4,1%, 0,7% y 4,7%, respectivamente.

(‘Negocios inmobiliarios tomarán forma en el segundo semestre del año’). 


Por segmentos, el informe presentado por Camacol destaca que parte del buen desempeño estará ligado a las oportunidades que –según Moreno– representan los 59.000 subsidios a la tasa destinados por el Gobierno. “Además, hay 2.500 cupos otorgados por el programa Mi Casa Ya-Bogotá que, igualmente, cuentan con el beneficio del subsidio”.

Para incentivar esta oferta, agregó la dirigente, “será clave la estabilidad de los recursos destinados a los programas”.

Al preguntarle qué le espera al estrato medio, que este año no tiene el subsidio a la tasa, Moreno reconoció que habrá un deterioro de la rotación del inventario. Incluso, es una situación de la cual no está exento el segmento alto. “Para compensar, la expectativa está en que la tasa de interés hipotecario se mantenga baja”, concluyó la gerente regional de Camacol.

Siga bajando para encontrar más contenido