MARTES, 16 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Vivienda

16 ene 2024 - 7:59 p. m.

Cupos e incentivos del programa Mi Casa Ya no serían suficientes este año

72.000 familias necesitarán este subsidio, pero el Gobierno solo dará 50.000. Expertos instan al Emisor bajar pronto tasas para reactivar el sector.

Vivienda

Vivienda

iStock

POR:
PAULA ANDREA GALEANO BALAGUERA

El Ministerio de Vivienda anunció el inicio de las asignaciones del subsidio de Mi Casa Ya 2024. Según dijo la ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Catalina Velasco Campuzano, este programa “inicia con una mejora que beneficia a los hogares y a los constructores: se disminuye de 85% a 70% el porcentaje de obras requerido en el avalúo del inmueble como requisito para acceder al subsidio”. 

(Lea más: Inician asignaciones de Mi Casa Ya en 2024: ¿cómo saber si es beneficiario?)

La ministra explicó que las entidades financieras podrán retomar el proceso de cargue de documentación para solicitar la asignación, a partir del lunes 22 de enero de 2024, y que se expedirá la primera resolución de asignación de la vigencia, el viernes 2 de febrero. 

La asignación de subsidios iniciará con 1.700 cupos habilitados semanalmente. La meta de asignación es de 50.000 subsidios anuales, que ya tienen asegurada la cobertura a la tasa de interés. En total, serán 200.000 subsidios en todo el Gobierno.

Sobre este anuncio, expertos en la materia continúan insistiendo que si bien es un incentivo para el mercado, aún es insuficiente para cubrir la demanda de vivienda VIS (Vivienda de Interés social) de este año, además que es necesario revisas otras aristas importantes que frenan la reactivación de este sector. 

(Lea más: Mi Casa Ya en 2024: el requisito clave para ser elegible para el programa)

“El volumen de asignaciones previsto, equivalente a 50.000 cupos, es una cifra importante, sin embargo, producto del tamaño del mercado, las preventas de los últimos años y la necesidad de garantizar el cierre financiero de los hogares, la cifra ideal de subsidios a asignar este año es de 72.000”, menciona uno de ellos.

Así mismo, la Federación Colombiana de Lonjas de Propiedad Raíz, Fedelonjas, si bien celebra esta decisión por parte del Gobierno, hace un llamado para incorporar programas de subsidios al mercado de arrendamiento residencial que incentiven la incorporación de nuevo stock de inmuebles disponibles para el arrendamiento (oferta), y aquellos que alivien la carga monetaria de los cánones de arrendamiento sobre los hogares arrendatarios (demanda) que permitan mantener en equilibrio la oferta y la demanda.

“Históricamente, el 25% de las nuevas viviendas se destinan a la renta y en la medida en que disminuye el inventario se reduce la oferta en todos los estratos. Hay que evitar una brecha entre la oferta (viviendas en arrendamiento) y la demanda (hogares en arrendamiento) que genere distorsiones en el precio de los cánones de arrendamiento”, explica Mario Ramírez, presidente de la Federación.

(Lea más: La ciudad colombiana donde los arriendos podrían subir más de un millón de pesos)

Vivienda

Vivienda

iStock

(Vea: Estos son los requisitos para postularse al programa Mi Casa Ya en 2024)

Para el líder de la Federación, a esto suma adelantar todos los mecanismos posibles para que las tasas de interés bajen y así las familias puedan tener mayor acceso a sus viviendas propias.

En el caso de los constructores, Luis Aurelio Díaz, presidente de la constructora Oikos, al igual que los demás, destaca el esfuerzo por esta cobertura; sin embargo, recalca el último punto de Ramírez, en el que invita al Emisor a empezar a bajar tasas, lo que beneficiaría a todos los actores de este segmento.

“Sí es importante que el Gobierno siga logrando recursos para poder complementar la demanda que requieren estos subsidios, y obviamente darles un buen despliegue, pero sobre todo es necesario también empezar buscar la manera en donde se puedan comenzar a reducir esas tasas para que la gente tenga capacidad de compra”, insiste.

Explica que esto es esencial, pues con el cambio en las reglas de juego de Mi Casa Ya, esto será determinante para el cierre financiero de los hogares que no podrán acceder a él, pero también para aquellas familias que sí lograron acceder al alivio económico estatal, pero por las tasas de interés no pueden acceder a un crédito.

(Vea: Este es el incremento para 2024 de las cuotas de administración en los apartamentos)

Otros expertos, por otro lado, le recomiendan al Estado otra serie de medidas para poder ciertamente apalancar las cifras de un sector con más de año y medio en rojo.

Una de ellas es aumentar de manera efectiva y cierta el número de cupos para el 2024, 2025 y 2026, otra es eliminar el Sisbén y los puntajes como condición de acceso/focalización del programa, y simplificar el proceso de asignación de los subsidios, esto en cuanto al hogar y al proyecto sobre el cual se aplica el mismo y por último garantizar que todos los subsidios de cuota inicial tienen sus respectivas coberturas, para evitar intermitencia en el proceso de asignación.

Sobre el tema, Portafolio consultó a la Cámara Colombiana de Construcción, Camacol; sin embargo, no comentó sobre el tema, toda vez que esperarán la resolución del Minvivienda para evaluar sus implicaciones. 

(Lea más: Haga cuentas: así puede calcular cuánto subirá su arriendo en 2024)

Vivienda

Vivienda

iStock

Preasignaciones para VIP: insisten que también sean para VIS

A partir del día de ayer -16 de enero-, y durante 15 días, estará publicada para comentarios la resolución que reglamenta el esquema de preasignaciones del programa Mi Casa Ya para vivienda de interés prioritario (VIP).

Este mecanismo consiste en ‘guardar’ los subsidios para los hogares que estén en proceso de compra de una vivienda VIP. 

(Lea más: Recomendaciones que debería tener en cuenta para remodelar su hogar en este 2024)

“Permite que las familias puedan proyectar el subsidio del programa Mi Casa Ya en el plan de pagos de su vivienda, lo que genera mayor certeza al negocio inmobiliario. También mejora el acceso al crédito hipotecario y constructor, detonando la iniciación de nuevos proyectos de vivienda”, explica el ministerio de Vivienda.

No obstante, de las 102.000 unidades que tiene la oferta de vivienda social, solo el 10% es VIP (cerca de 10.000 unidades) y el resto es VIS. “En ese sentido, la aplicabilidad de la preasignación se hace poco relevante en términos del mercado y los hogares compradores”, dice un experto.

PAULA ANDREA GALEANO BALAGUERA
Portafolio

Destacados

Más Portales

cerrar pauta